La brutal represión en Constitución

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Esta vez la Policía de la Ciudad reprimió con dureza una protesta pacífica que realizaban los feriantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) a modo de reclamo por los aumentos de precios. Por el hecho, las autoridades respondieron con corridas, gases lacrimógenos y gas pimienta a los manifestantes que, de algún modo, intentaban paliar el período de recesión económica que produjo el Gobierno de Mauricio Macri.

Todo comenzó cuando los pequeños productores buscaban instalar sus puestos en Plaza Constitución para, prácticamente, regalar las verduras que ellos mismo producen (pretendían vender todo por $10) y así hacer un “verdurazo”. Los incidentes comenzaron, cerca de las 11 de la mañana, cuando los productores mientras bajaban los cajones con verduras de los camiones y se instalaban en pequeñas carpas, llegaron los agentes e impidieron que las familias de los pequeños productores avanzaran.

Como no es de extrañar, el secretario de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, justificó el accionar policial con el descaro de decir “se instalaron de forma violenta en el espacio público” mientras él ordenó que, mediante empujones, gas pimienta y gas lacrimógeno, secuestren su mercadería.

“Nosotros venimos hace varias semanas tratando de entablar canales de diálogo con la Ciudad para seguir con el feriazo. Hoy el gobierno respondió con represión y nos robó la mercadería. Le robaron el trabajo a los pequeños productores”, aseguró Nahuel Levaggi, coordinador de la UTT quienes solo querían hacer llegar en un precio justo la verdura a la gente.

 

Los funcionarios de Cambiemos con excusas de “no haber pedido autorización para manifestarse en el espacio público” y de asegurar que “hay una intencionalidad política detrás” culpan y reprimen injustamente a trabajadores quienes, únicamente, intentan resistir el ajuste de un Gobierno que no para de robar, a diestra y siniestra, al pueblo.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre