En la Televisión

La absurda agitación de Duhalde de un golpe de estado

Ayer a la noche, en el programa de Animales Sueltos, el expresidente Eduardo Duhalde puso en duda las elecciones del año que viene y habló de "golpe de estado" como una posibilidad cierta.

Inazio Breco

«Es ridículo pensar que el año que viene va a haber elecciones» disparó ayer a la noche Eduardo Duhalde, ex presidente de la Nación, responsable político de los asesinatos de Kosteki y Santillan, y la Masacre de Avellaneda, en 2002.

Así arranco su seguidilla de declaraciones igualmente repudiables. “Nadie puede ignorar que el militarismo se esta poniendo de pie nuevamente en America Latina. Sabemos que Brasil es un gobierno democrático cívico-militar, sabemos lo que es Venezuela, lo que es Bolivia, sabemos que en Chile quedan como factor de poder los carabineros, como antes, y el ejército». Con estos dichos, Duhalde argumentaba su posición sobre un posible golpe de estado, afirmando que en América Latina las fuerzas armadas estarían recuperando poder y llegando a decir incluso que estarían bien vistas por una parte de la población, no minoritaria, aquí en Argentina.

No es “cualquier persona” que hace un pronóstico golpista por televisión. Duhalde no solo fue expresidente, ex gobernador de Buenos Aires y exintendente, sino también fue y es un referente histórico del PJ, el partido político mas poderoso de la Argentina. Con lo cual, es mas grave este tipo de declaraciones, viniendo de un personaje que tuvo y tiene un peso especifico dentro del mundo político capitalista.

“¿Por qué va a haber elecciones? Tenemos un récord, la gente no lo sabe o se olvida: entre 1930 y 1983 hubo 14 dictaduras militares, presidentes militares». Y luego: “Argentina es la campeona militar de las dictaduras militares”. Sin embargo, la ultima dictadura civico-militar en nuestro país se fue por la parte de atrás, derrotada por la movilización popular y la lucha de las organizaciones de DDHH y sociales. Esa lucha y memoria se sigue llevando hasta hoy en día, incluso con las intentonas derechistas que tratan de “reconciliar” a las fuerzas armadas represivas y genocidas, con los intereses del pueblo trabajador. La movilización por la verdad y la justicia tiene un peso inmenso en la vida política del país. Ni siquiera han podido pasar medidas como el 2×1 sin retroceder vergonzosa y rápidamente.

Mirá también:  Aparición con vida de Facundo Castro

En su ultima sección de declaraciones, dijo que «es la más compleja de las presidencias» en el país, y advirtió que «se va a generar un clima peor al ‘que se vayan todos, porque vamos a un escenario evidentemente peor que el 2001, ya que puede terminar en una especie de guerra civil». El Argentinazo, la ultima gran rebelión popular en Argentina, no puede ni siquiera considerarse algo cercano a un golpe de estado. Fue una rebelión popular, un estallido desde abajo, exactamente lo opuesto a los golpes militares que buscaron ahogar en sangre la organización popular.

Obviamente, desde todo el arco político salieron a repudiar sus dichos y a cuestionarlo. Desde el legislador porteño Leandro Santoro (“perdió los frenos, dijo una cosa gravísima”) o el ministro de defensa Rossi que son parte del gobierno y el Frente de Todos, pasando por Estela de Carlotto («Hoy 25 de agosto hace 42 años mataron a mi hija Laura; entonces, en honor a ella, le digo que yo doy el cuerpo si llega a haber una mínima intención de un nuevo golpe de Estado») y Taty Almeyda («Parece mentira que haya sido Presidente; está negando esta dictadura, este genocidio que hubo en este país y añorando a quienes lo hicieron») referentes de DDHH, hasta expresión por Derecha, como las de Daniel Lipovetsky o Luis Juez, ambos de la coalición macrista, entre tantas otras que inundaron las redes sociales.

En un reportaje que le hicieron en Radio 10, insistió: «digo lo que pienso y no me arrepiento. Yo veo permanentemente que no nos damos cuenta de lo que pasa en la sociedad, sobre todo en la sociedad pobre, en las clases medias que se desmoronan. A mi criterio estamos viviendo un momento pre-anárquico”… “Cuando el deterioro social llega a un límite de anarquía, ¿saben a qué tiene olor la anarquía? Tiene olor a sangre. Eso es lo que pasa en el mundo. Ustedes tienen el derecho a pensar que todo va a andar bien, que el año que viene va a haber elecciones, pero esperen un poquito, muchachos. Tratemos por lo menos de ver cómo solucionamos el problema de la gente, que está desesperada»

Mirá también:  COMENZÓ EL JUICIO PARA EXTRADITAR AL LONKO FACUNDO JONES HUALA

¿A quién le habla Duhalde? ¿Por qué salió con estas declaraciones en este momento? Se pueden trazar muchos interrogantes y plantear varias respuestas. Pero lo primero que hay que hacer es repudiarlo. Agitar un golpe de estado es nefasto. Se trata de un intento de presionar aún más hacia la derecha en la situación, aunque sea verbalmente, apoyando mediáticamente las movilizaciones anti cuarentena, a los defensores de Vicentin, etc. En definitiva, las capitulaciones sistemáticas del gobierno a los grandes capitalistas y la derecha le dan espacio a Duhalde para hacer sus declaraciones nefastas y absurdas.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La burocracia como agente de la revolución socialista Por su parte, el problema que jalonó al pablo-mandelismo es que no supo conservar una ubicación independiente respecto de los aparatos burocráticos y capituló permanentemente a una u otra variante de ellos. Partiendo de reconocer los procesos de la posguerra como revoluciones (salvo en el glacis), no sólo se excedieron en el sentido de concebirlos como procesos “obreros y socialistas” que daban lugar a nuevos Estados obreros –lo que fue más o menos común a todo el tronco principal de ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre