Covid-19

Kicillof anuncia una nueva flexibilización del aislamiento social

El pasado viernes, luego de los anuncios de Larreta y Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof anunció las nuevas aperturas que se realizarán en las próximas semanas bajo el lema de “apertura gradual, intermitente y condicionada”.



Las nuevas actividades autorizadas a partir del 19 de octubre serían el servicio doméstico en casas particulares, los restaurantes y gimnasios al aire libre, la construcción (en viviendas multifamiliares y parques industriales) y las salidas recreativas grupales al aire libre, a lo que hay que sumar la vuelta a clases presenciales en 24 distritos del interior bonaerense (no del conurbano) para los estudiantes de último año de primaria y secundaria, así como para los estudiantes que hayan tenido dificultades de aprendizaje en los últimos meses, y que deberá controlarse de acuerdo a la evolución de la situación epidemiológica en cada municipio.

En aquellos municipios de la Provincia donde la situación epidemiológica no permita la vuelta a la presencialidad, se comenzará a implementar el programa “ATR”, que básicamente implica que 45.000 docentes y estudiantes terciarios avanzados concurran varias veces por semana a los domicilios de los 300.000 chicos que no pudieron continuar la cursada virtual por problemas de conectividad. Más allá de los slogans tribuneros de Kicillof (del tipo “si los chicos no pueden ir a la escuela, la escuela irá a sus casas”) lo concreto son 2 elementos.

Primero, que luego de haber congelado el salario durante todo el año (ante una inflación rampante) y haber cesado a cientos de docentes, Kicillof aprovecha la “nueva normalidad” para precarizar aún más a la docencia, dando un miserable aumento del 15% y precarizando a miles de profesores y estudiantes a través del ATR, que no extiende un salario sino una mísera “beca” a quienes lo ejerzan. En segundo lugar, que el ATR no expresa ningún tipo de solución sanitaria, ni tampoco educativa. En lo sanitario, porque se pone en riesgo de contagio a miles de docentes y de estudiantes (junto a sus familias), en mayor medida incluso que si se reanudara la presencialidad bajo condiciones de cursada reformadas y acondicionadas a la situación epidemiológica.

Mirá también:  Confinados

En vez de acondicionar las escuelas mediante un plan de obra pública, o siquiera de proveer las condiciones de conectividad necesarias para los cientos de miles de estudiantes bonaerenses garantizando netbooks, celulares y wifi, el gobierno kichnerista – fernandista prefiere arriesgar la salud de la comunidad educativa, mantener a los docentes en una situación salarial de miseria y a los estudiantes en una situación pedagógica totalmente precaria (sin conectividad, sin socialización con sus pares, en definitiva, sin clases reales ni virtuales ni presenciales).

Kicillof se apoya para estas nuevas aperturas en las estadísticas epidemiológicas de las últimas semanas en el conurbano bonaerense, durante las cuales el número de contagios diarios contabilizados se redujo de 5300 a 3600 (casos promedios diarios). Con respecto a estos números, hay 2 cosas que decir. Por un lado, hay que aclarar que las estadísticas argentinas en general con respecto al coronavirus son de una confiabilidad mínima debido a la escasez de testeos. No por nada, en los últimos días Argentina se ha convertido en el país con mayor porcentaje de casos positivos sobre el total de testeados de todo el mundo. Se estima que para tener estadísticas confiables respecto a los casos existentes, la tasa de positividad debe rondaro el 15%. Desde junio a octubre, sin embargo, la tasa de positivos ha crecido desde un 36% a casi un desmesurado 60%.

Por otro lado, si bien la curva de contagios en el conurbano viene descendiendo lentamente (una reducción del 23% en 5 semanas) en el interior de la provincia, donde la densidad poblacional es mucho menor pero el aislamiento venía siendo más relajado, la tendencia es la inversa: en estas 5 semanas la cantidad de casos diarios promedio ha ascendido de 500 a 1400. O sea que en el mismo lapso de tiempo, en el conurbano se operó una reducción del 23% pero en el interior hubo un aumento de casi el 200%. Es lo mismo que viene sucediendo en todo el país: mientras el contagio en el AMBA se realentiza (repetimos, lentamente), los picos de contagio se trasladan al interior del país (y de ocupación de camas, que va del 70% al 88% en 8 provincias del interior), como está sucediendo en Santa Fe y otras provincias (no por nada la última semana Alberto Fernández anunció nuevas restricciones en 17 provincias del interior). Una mayor apertura en el AMBA (apertura que ya es prácticamente total, en la medida que no queda ningún atisbo de cuarentena salvo en la educación y algunos otros ámbitos estatales) podría invertir la actual tendencia a la baja y transformarla en un escenario similar al del interior pero partiendo de una base de casos mucho mayor y en una zona con mucha mayor densidad poblacional y de circulación. El curso cada vez más liberal del gobierno de Kicillof (y de Fernández), tanto en lo que hace específicamente a lo sanitario como a los problemas sociales generales (la crisis económica, la crisis habitacional y demás) podría dejar, en pocas semanas o meses, a la Provincia una vez más al borde del colapso sanitario.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Engels antropólogo

Portada: Emilse Roja DESCARGAR EN PDF   “La simple caza de la riqueza no es el destino final de la humanidad, a lo menos si el progreso ha de ser la ley del porvenir como lo ha sido en el pasado. El tiempo transcurrido desde el advenimiento de la civilización no es más que una fracción ínfima de la existencia pasada de la humanidad, una fracción ínfima de las épocas por venir. La disolución de la sociedad se yergue amenazadora ante nosotros, como el término de una carrera histórica cuya única meta es la riqueza, porque...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre