Trabajadores

Jujuy: Un triunfo de la lucha de los mineros de «El Aguilar»

¡Libres o muertos, jamas esclavos! Estas palabras resonaban fuerte el pasado 24 de Junio, en el marco de una semana de paro general de las actividades los trabajadores de la mina “El Aguilar” ubicada en el departamento de Humahuaca, en la provincia de Jujuy. Ese día llevaron adelante una histórica marcha donde más de 600 trabajadores se movilizaron hacia la capital de la provincia para acercar sus reclamos y reivindicaciones.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Patricia Quintana


Foto: Las 24 horas Jujuy

Si bien este conflicto se viene desarrollando hace años, es a principios de 2019 que estalla. Fue entonces que la empresa suiza Glencore (dueña de la minera), con el propósito de cerrar la fundición Aguilar, decide iniciar los despidos de más de 140 trabajadores. Lo hizo así buscando los beneficios que puede llegar a tener trasladándose a Brasil a costa de un trabajo más precario. Ante semejante atropello y vislumbrando el plan de vaciamiento sostenido por la empresa, los mineros en pie de lucha se solidarizan con sus compañeros y se suman al proceso. No obstante, la empresa, la UOM y el gobierno nacional sellaron un acuerdo a espaldas de las necesidad de los trabajadores y debido a esto finalmente se concreta el cierre de la planta.

Todo esto solo sirvió para aumentar la bronca de los mineros, que veían en sus compañeros el futuro que les esperaba si no llevaban adelante medidas más radicales. Es así que comenzaron a levantar exigencias en torno a las principales problemáticas que vienen padeciendo: las nefastas condiciones de seguridad en las que deben desempeñar sus tareas lo cual ha producido que el número de accidentes sea cada vez mayor, el disciplinamiento y persecución por parte de los gerentes que constantemente maltratan a quienes se plantan por mejores condiciones trasladándolos a otros sectores que no tienen que ver con sus capacidades, la sistemática falta de respuesta por parte del Estado que, lejos de exigir el cumplimiento de las leyes laborales de seguridad, permite la estafa de una empresa a la que ha beneficiado con exenciones impositivas y subsidios.

Mientras Morales se encontraba en medio de una gira en Nueva York “avanzando en tratativas para iniciar la construcción de un centro cultural”, los mineros firmes en su posición lograron la adhesión de muchos sectores que se congregaron en la plaza central para apoyar su lucha. Así, el gobernador a pesar de la distancia no pudo desatender la masividad del reclamo.

Mirá también:  Pilkington | La patronal amenaza con desalojo

Finalmente los obreros consiguieron la remoción del gerente de la mina, se garantizó la regularización del pago de quincenas adeudadas y una comisión de seguimiento en lo que respecta a las medidas de seguridad. Fue un triunfazo de la lucha desde abajo, destello que viene de lo más recóndito del país a demostrar que los trabajadores no pueden ser reducidos a meras herramientas que solo sirvan a los intereses capitalistas.

Y a 55 años de la primera gran marcha, en ese entonces frenada por el gobernador Horacio Guzmán con mentiras de mejoramiento que nunca fueron tales, citamos el testimonio de Alejandro Vilte unos de los participantes de ese suceso:

«Como yo era joven rendía, pero otros más ancianos ni qué… no podían. La vida del minero es así, sufrida, tirábamos muchísimo mineral por día, ¿y todo para qué? solamente para el capital extranjero y nada para el pueblo de aquí, de Argentina. Y eso a causa de los malos gobiernos que tenemos. Se hacen los sordos, los mudos, beneficiando nada más que a los capitalistas ¿pero por qué? Porque ellos tienen plata que les dan los capitalistas extranjeros.”

Años de lucha y las fuerzas siguen intactas ¡Los mineros suman una que conquista ayuda a dar empuje al resto de los trabajadores que pelean por sus reivindicaciones! ¡Arriba los que luchan!

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre