Judicializan la presencia neonazi en la marcha contra la ESI

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Martín Mandeb

La semana pasada, se realizó una pequeña movilización convocada con el lema “Con mis hijos no te metas”, convocada por los peores dinosaurios existentes en Argentina, contra la reforma de la ley 26.150, que incluye la adecuación a la ley de educación sexual integral de las nuevas  leyes de matrimonio igualitario e identidad de género. Las consignas esbozadas por personajes que parecen salidos del medioevo eran tan reaccionarias que causó la repugnancia de cualquiera con la cabeza fuera del siglo XII.

Resaltó esta vez  de otras movilizaciones convocadas por estos sectores tan cavernícolas porque no sólo tuvieron entre sus pancartas consignas machistas y patriarcales como usualmente hacen sino también consignas anti-semitas, con simbolismos nazis. Hablaron de “conspiraciones judías” y del  “plan andinia” que, en la maquinaciones conpiranóicas ridículas de estos resentidos sociales, estarían vinculadas a la aplicación de la “ideología de género” en la educación. Porque si hay algo que tienen en común nazis, evangelistas y católicos es la defensa de la “tradición” de sometimiento, ignorancia y oscurantismo del patriarcado.

No es de extrañar que una movilización con consignas que parecen salidas de la Edad Media y que contienen un visceral odio hacia todas las mujeres, incluyan entre sus participantes a sectores anti-semitas. Los grupúsculos neo-nazis, con toda su furia con cualquier causa o movilización progresiva de la sociedad, son uña y carne con las movilizaciones reaccionarias convocadas por la iglesia contra los derechos de las mujeres y las sexualidades disidentes. Aún más, después de las masivas movilizaciones de cientos de miles de jóvenes, estudiantes secundarias, universitarias, trabajadoras, en fin, de ciento de miles de mujeres que aplastaron y mostraron la marginalidad de los actos “pro-vida”,  los grupúsculos  fascistas y patriarcales se sienten completamente desafiados, y salen furiosos mostrando sus pensamientos más oscuros para recuperar todo el terreno perdido en los últimos años. En forma de reacción al movimiento de mujeres, salen de los pantanos sociales los inmundos barros de la escoria humana fascista, cebados y radicalizados por formas más “legitimadas” de reacción medieval, como las Iglesias evangelistas. De repente, los nazis no se sentían tan solos.

Mirá también:  Rebelión educativa en La Plata | Importante Asamblea interfacultades en la toma de Humanidades

A raíz de las consignas neo-nazis fue que Natalia Volosin, magister y doctora en derecho de la universidad de Yale, presentó una denuncia penal contra las pancartas anti-semitas vistas en la marcha del partido pro-vida, y que puede llevar a la cárcel de un mes a tres años a los participantes de estas organizaciones que se movilizaron con consignas discriminatorias.

Desde ya que realizar las denuncias correspondientes en la justicia a todos los sectores reaccionarios es un paso que debe ser dado, pero no se puede tener ninguna confianza en que la justicia ni el estado se hagan cargo de imponer penas judiciales a los grupúsculos neo-nazis. En última instancia, el Estado es el que los últimos 12 años no ha garantizado la aplicación de la ESI, y ha sido el Estado el que este año ha continuado con la política de condenar a cientos de mujeres al aborto clandestino. No será el Estado el que de una batalla consecuente contra medievales y neonazis. Depende de nuestra movilización que se aparte a nazis y fascistas de toda posibilidad de acción pública impune.

Así sucedió en Mar del Plata, donde los grupos fascistas que golpeaban mujeres, disidentes y militantes de izquierda fueron detenidos y condenados a penas de hasta 9 años de cárcel a raíz de la movilización en las calles de la Asamblea por una sociedad sin fascismo. Antes de que se gane las calles en su contra, había una connivencia evidente entre policías y fascistas, al punto que éstos se sentían dueños impunes de la calle.

Es necesario continuar con la organización en las calles que ha hecho enfurecer a todos los dinosaurios de Argentina, es necesario que la marea verde ahogue y condene a ser una minoría social a machistas y fascistas, para poder enterrar todas estas ideologías reaccionarias que no tienen sentido de existir en el siglo XXI.

Mirá también:  En Florencio Varela nos movilizamos contra la persecución policial a los docentes

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre