Cultura árabe

Jerusalén | Se incendió la mezquita de Al-Aqsa

Mientras la catedral de París sufría un grave incendio, en la Ciudad Vieja de Jerusalén se quemaba el oratorio de la mezquita de Al-Aqsa. Los daños fueron mínimos y se salvó gran parte de las obras que albergaba. Se trata de uno de los principales patrimonios humanos arquitectónicos que dio la cultura árabe.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Nano Menyón

Creer o reventar, mientras la iglesia de Notre Dame, la catedral de París, ardía destruyendo gran parte de las antiguas piezas que conservaba, se incendiaba también la mezquita de Al-Aqsa. Esta se encuentra en la Ciudad Vieja de Jerusalén, en un lugar sagrado para varias religiones, conocido como la Explanada de las Mezquitas para los musulmanes, o el Monte del Templo para los judíos.

Según el Waqf (la autoridad que gestiona la Explanada, dependiente de Jordania) el incendio se originó en la sala de guardia, extendiéndose hacia un oratorio pegado a la mezquita. Si bien la causa del incendio se desconoce, la autoridad rápidamente salió a decir que fue causado por niños que jugaban en la zona. El incendio fue controlado, y no se reportaron heridos o daños de gravedad, salvándose gran parte de las obras que la mezquita alberga.

 

Qué es la mezquita de Al-Aqsa

La mezquita está ubicada en la Explanada de las Mezquitas, según los musulmanes. Este es uno de los tres lugares sagrados del Islam, para sus seguidores es este lugar donde Mahoma ascendió al Cielo. Así, la construcción de edificios para conmemorarlo fue una prioridad para los primeros califas.

Tras construir la Cúpula de la Roca (donde se dice está la Roca desde donde subió Mahoma), en el mismo lugar se construyó esta mezquita y se terminó en el año 710. Fue remodelada varias veces, a causa de diversos terremotos, y su última gran remodelación fue en el año 1035. Es la mezquita más grande de Jerusalén y constituye uno de los mayores exponentes de la primera arquitectura islámica.

Mirá también:  “Intifada de baja intensidad” en Jerusalén

A lo largo de la historia sufrió numerosos cambios de manos, porque la Explanada donde se encuentra es un lugar sagrado también para cristianismo y, sobre todo, el judaísmo, que la conocen como el Monte del Templo, la Roca de Mahoma como la Roca Fundacional (desde donde se fundó el mundo y residía Yaveh), y el solar donde se encuentra la mezquita como el lugar del antiguo Templo de Jerusalén. Por eso, en 1099 los cruzados tomaron la explanada y convirtieron la mezquita en su palacio. Tras la reconquista por Saladino en 1187, siempre quedó en manos musulmanas.

Actualmente se encuentra bajo administración jordano-palestina, si bien el Estado de Israel ataca constantemente a los fieles musulmanes que se acercan a profesar su creencia. A Israel le cabe la responsabilidad de la seguridad de los concurrentes.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre