IOMA: una tregua por dos meses donde se restablece la atención médica

Finalmente el directorio de IOMA y la Agremiación Médica Platense firmaron un “acta acuerdo” donde se restablece la atención para los afiliados de la obra social.



Se llegó a esta “tregua” luego de la enorme crisis desatada por la puja entre ambos sectores, que dejó a 300.000 trabajadores de la Ciudad de La Plata sin atención sanitaria.

El acta, que en realidad es la prorrogación del que existía hasta el 6 de Julio, se firmó en una reunión con el Defensor del Pueblo Lorenzino y durará 60 días mientras las partes seguirán negociando la puesta en pie de un nuevo conevenio. Se trata de un acuerdo que si bien mantiene por ahora las prestaciones médicas para los afiliados no soluciona ninguno de los problemas actuales que existe para la obra social ni tampoco la baja paga que reciben los médicos por parte de los bonos que cobran por IOMA.

Cuando IOMA cortó el convenio que ahora vuelve a firmar, su directorio y los sindicatos oficialistas como SUTEBA y ATE salieron por los medios a decir que se trataba de una “lucha contra la corporación médica” y que se “garantizaba la atención para los afiliados de IOMA”. Pero parece que ninguna de las dos cosas fue cierta.

En primer lugar Homero Giles no buscaba enfrentar a la corporación médica, de lo contrario no estaría financiando con más de 400 millones de pesos por mes a las clínicas privadas, que forman junto a los laboratorios y obras sociales privadas, el conglomerado patronal que hace de la salud un suculento negociado. Pero también fue falso que se hubiese garantizado la atención médica para los afiliados, puesto que la presión que la Agremiación Médica (entidad que le sirve a las patronales para hacer vales sus intereses en las negociaciones con IOMA) hizo sobre los médicos para que no se atienda por IOMA fue efectiva: en términos prácticos dejó de tener efectividad la atención a través de la obra social.

Esto desencadenó una crisis enorme, cruzada por distintos intereses. Los dueños de las clínicas privadas presionaban para que vuelva el convenio por los millones de pesos que les representan de ingresos y ganancias. Por otro lado la Agremiación llamó al “desacato” a los médicos para meter presión y negociar con IOMA. Y por otro los verdaderas perjudicados: los 300.000 trabajadores que nos quedamos sin atención médica en medio de la peor situación sanitaria que pueda imaginarse.

Si algo quedó sobre la mesa es que el actual directorio de IOMA y el gobierno provincial de Axel Kicillof tomaron una decisión que nada tenía que ver con revertir el proceso de vaciamiento que viene sufriendo nuestra obra social. Todo lo contrario: presentaron una medida de ajuste, al ahorrarse millones en pagos de atención médica, como una medida “progresista” de enfrentamiento con el poder económico vinculado a la salud privada. La realidad mostró que se trataba de una decisión que en lugar de afectar los intereses de los poderosos para beneficiar los intereses de los trabajadores, era un ajuste del Estado. Los que sí festejaron esta esta decisión fueron los dueños de las obras sociales privadas que vieron una oportunidad para acrecentar su “cartera” de afiliados por parta de IOMA.

Lo que viene por delante, durante estos 6 meses es un proceso de negociación donde en la mesa no estarán los representados los intereses de los trabajadores afiliados a IOMA ni tampoco las necesidades salariales de los médicos. El directorio de IOMA y la Agremiación Médica se pasarán pujando, como hasta el momento lo vienen haciendo, por quién se queda con más parte de la enorme caja de aportes que hacemos los trabajadores en IOMA.

Desde la “Corriente Sindical 18 de Diciembre” proponemos un cambio de fondo. En primer lugar necesitamos que IOMA deje de estar en manos de un funcionario puesto por el poder ejecutivo y pase a tener una administración de los trabajadores. Es la única garantía real de que nuestros aportes sean utilizados para garantizar la atención médica y terminar con su vaciamiento y saqueo por parte de las patronales de las clínicas privadas.

Por otro lado hay que terminar con la salud como negocio. ¡No puede ser que algo tan fundamental para vida como la salud sea una mercancía! Y más aún en una situación de emergencia sanitaria como la que estamos viviendo. Por eso es necesario que el Estado unifique todo el sistema de salud en sus manos, garantizando la atención igualitaria para toda la población. Al mismo tiempo esto requiere un incremento de su presupuesto mucho mayor al actual que sólo puede venir de afectar realmente las ganancias de los que más tienen: los empresarios y capitalistas.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Lectura recomendada

Deutscherismo y estalinismo

“Para que el concepto de la personalidad adquiera un sentido real y el desdeñoso concepto de las ‘masas’ deje de ser una antítesis que se alza ante la idea filosófica privilegiada de la ‘personalidad’, es necesario que las propias masas conquisten por sí mismas una etapa históricamente más elevada por medio de la palanca de la revolución o, mejor dicho, de una serie de revoluciones” (León Trotsky, Mi vida). El 80° aniversario del asesinato de León Trotsky es una oportunidad para volver sobre su vida y su obra, así como sobre el balance de la c...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre