Insólito: Aumentos de las tarifas del gas… de las boletas ya pagadas

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Por Noelia Reisner

A pocos días de sufrir un nuevo tarifazo en el gas de un 35% y de un recorte brutal a la tarifa social que protege a los más necesitados, el gobierno anunció una nueva medida con respecto a dicho servicio. A partir de enero del 2019 se va a cobrar una cuota “extra” todos los meses para compensar a los empresarios por la plata que les hizo perder la devaluación. Parece que el gobierno está muy preocupado por el impacto que el aumento del dólar pueda tener en el bolsillo, en el bolsillo de los empresarios claro está.

La medida anunciada en el boletín oficial permite a las empresas poder cobrar una cuota retroactiva desde que va desde abril pasado hasta diciembre de este año para compensar el aumento del dólar. Es decir, el año que viene nos van a cobrar nuevamente por todo el gas consumido este año.

Pareciera ser que las petroleras que suministran la materia prima, y que tienen mucha bondad en su corazón, vienen cobrando el gas con un precio de dólar atrasado. Nada tiene que ver en todo esto los intereses siderales que cobran por este favor. Las distribuidoras de gas que tienen que saldar esta deuda son las grandes perdedoras en toda esta cuestión: sus dueños no pueden llegar a fin de mes con el 35% de aumento de octubre, el recorte en las tarifas sociales, y el aumento acumulado en lo que va del año de un 78%. Por eso el gobierno les permitió cobrar el año que viene un aumento retroactivo en 24 cuotas que sumará unos diez mil millones de pesos ($10.000.000.000). Así, estos pobres hombres se verían compensados en su sufrimiento con lo que sale de nuestros bolsillos. Eso sí, el sufrimiento de quienes vemos nuestros sueldos reducirse a la mitad en días, que somos golpeados cada vez más por los tarifazos y la inflación y a duras penas llegamos a fin de mes no parece ser la prioridad de nadie en el gobierno de Cambiemos.

Dejando la ironía de lado, este aumento “extra” –en el cual, reiteramos, se pagaría un extra sobre meses ya pagos- implica un verdadero atropello a los usuarios del servicio. Sumado al aumento que lleva acumulado el 2018, y los aumentos previstos para 2019, el gas se convertirá verdaderamente en un servicio de lujo. Si a esto le sumamos la luz, el agua, el transporte y ni que hablar cuotas de colegio, prepagas, alquileres, expensas y alimentos, el mero hecho de llegar a fin de mes se convierte en una verdadera odisea y un drama cotidiano. Y es que esta medida deja bien en claro el pensamiento del gobierno de Macri: que la gente muera de hambre o de frio, quede en la calle o lo que haga falta pero los subsidios van a desaparecer para dejar contento al FMI. Eso sí, que la crisis no toque el bolsillo de los grandes empresarios. Si eso pasa hay que compensarlos, y los que lo hacemos somos todos nosotros.

Este mes se vota el presupuesto para el 2019 donde se prevé una quita de subsidios aún mayor en todos los servicios, lo cual lleva implicado nuevos tarifazos. El verano nos va a dar un respiro con temperaturas más altas y días más largos, pero cabe la pregunta ¿Qué hacemos cuando llegue el invierno? ¿Cuánta gente va a tener que arriesgar su salud y su vida para no prender la estufa o vivir en penumbras para no gastar luz? ¿Y hasta cuándo vamos a tolerar un gobierno que se desvive para que un puñado de empresarios se llenen los bolsillos a costa del bienestar y las vidas de la gente?

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre