costa rica

¡Huelga por el derecho a Huelga!

18 mil trabajadores costarricenses se movilizaron para exigir al gobierno el retiro del proyecto de ley que pretende cercenar el derecho a huelga.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Alejandro Arguedes


A las 10 de la mañana del martes, varios sectores de trabajadores se reunieron en el Parque Central para luego marchar hasta la Plaza de la Democracia. Todos los manifestantes estaban ahí con un objetivo en común: exigirle al gobierno que descarte el proyecto de ley N° 21.049, que pretende prohibir las huelgas.

Se logró reunir a más de 18.000 personas para la manifestación, convocadas principalmente por los sindicatos de APSE y ANDE, pero también tuvieron una fuerte presencia los sindicatos del sector Salud, principalmente los del sector de Trabajos y Servicios Generales (Aseo, Nutrición, Seguridad, Mensajeros, etc.). De la CCSS, los que asistieron en mayor volumen fueron los trabajadores y funcionarios del Hospital México, el Hospital San Juan de Dios, el Hospital Calderón Guardia y el Hospital de Niños. Asistieron también, en menor medida, auxiliares y asistentes de enfermería y algunas licenciadas en esa misma profesión.

Otros de los sectores que hicieron acto de presencia fueron los pescadores, protestando también contra la pesca de arrastre y los daños ambientales que esta provoca; y el SINDEU, manifestándose en contra de los recortes al Fondo Especial para la Educación Superior (FEES). En el sector Salud también expresaban su descontento con los intentos de privatizar la CCSS y con el reciente recorte a los recursos destinados a la atención al cáncer.

 

El proyecto de ley a detalle:

Las reformas que el gobierno de Alvarado y la Asamblea Legislativa desean imponer con el proyecto N° 21 049 son:

  • Prohibición explícita de las huelgas políticas: Se planea prohibir completamente las huelgas que se opongan a proyectos de ley del gobierno. Básicamente, esto significa, como bien lo decían los manifestantes, que el gobierno podrá hacer “lo que le dé la gana”, y como estamos hablando de un gobierno estrictamente neoliberal, este proyecto de ley le permitirá establecer medidas reaccionarias que atenten contra las condiciones de vida de la clase trabajadora y los sectores menos favorecidos.
  • Agregar como causal para la disolución de sindicatos aquellos que organicen o inciten a sus afiliados a realizar bloqueos como medida de presión: Esta medida antidemocrática abre la posibilidad de disolver sindicatos enteros por las acciones de al menos uno de sus afiliados, acciones tan simples como un corte de ruta.
  • Prohibir la huelga en servicios esenciales: Las personas que trabajan en un servicio esencial siempre han tenido prohibido o limitado irse a huelga, ya que el abandono de los puestos de trabajo en estos servicios podría poner en peligro la vida de las personas que necesiten de ellos. Sin embargo, el gobierno pretende emplear la categoría de “servicios esenciales” de forma abusiva, con el fin de que las personas que trabajan en servicios que no son necesariamente cruciales para la preservación de la vida de las personas, como los del sector Educación, no puedan manifestarse tampoco.
  • Fuertes restricciones en los servicios “trascendentales”: En cuanto a las huelgas patronales, el proyecto de ley pretende limitarlas a una duración de diez días y sin parar por completo el servicio y el funcionamiento de las instituciones. Esto evidentemente le quitaría toda la fuerza a la huelga como medida de presión.
  • Tipificación de la educación como un servicio estratégico con limitaciones del derecho a huelga: En el sector magisterial las huelgas no podrán ser totales, pues se prohíbe que se sumen quienes realizan labores de aseo y seguridad; además se exige que la institución tenga un funcionamiento mínimo con un plan acordado con la representación patronal. Sumado a esto, las huelgas podrán ser, como máximo, de 21 días naturales si son continuas, o 10 días naturales discontinuos cuando son intermitentes.
  • Rebajos salariales retroactivos en caso de que la huelga sea declarada ilegal: Sin importar que la organización de la huelga se realice con “buena fe” y acatando el debido proceso, se permitirá que la parte patronal rebaje salarios a quienes participen en una huelga declarada ilegal tomando como punto de partida el momento de solicitud de declaratoria por la parte patronal.
Mirá también:  Reportaje a una docente de Chubut en lucha

 

¿Cómo se ha vivido la manifestación?

Al momento en el que se escribe esta nota, la manifestación continúa activa. Esto debido a que en la Asamblea se decidió hacer una sesión larga para ver si el proyecto se aprobaba este mismo día. Teniendo en cuenta que casi todos los diputados de la Asamblea pertenecen a partidos de la derecha neoliberal (PLN, PUSC, PAC) y a la derecha ultraconservadora (RN, NR), es bastante probable que este proyecto termine siendo aprobado para el final del día.

Marcela Ramírez Aguilar, Coordinadora de la regional 15 de APSE y militante del Nuevo Partido Socialista comenta:

“Gente de varios sectores de todo el país salió hoy a la lucha y eso es algo que hay que saludar. El problema es que la jauría neoliberal viene con todo, la amenaza que se viene es demasiado fuerte y por eso hay que seguir luchando, hay que ver cómo hacemos para evitar que se apruebe este proyecto. Los sindicatos y las personas trabajadoras estamos en pie de lucha y vamos a seguir luchando con o sin criminalización de las huelgas, aunque sepamos que las condiciones se volverán más duras en caso de que se apruebe el proyecto. No les vamos a dejar en plato servido los ataques a nuestras condiciones laborales.”

Marcela también explica que en corriente legislativa hay tres proyectos de ley que quieren ajustar las pensiones del magisterio. Además de eso también hay cuatro proyectos de ley que siguen esa línea ajustadora de las pensiones.

Por su parte, un huelguista de ANEP que prefirió mantener su identidad oculta dijo: “De entre los funcionarios y trabajadores del sector salud, el impacto fue mayor al 25%. ¡Fue la canalla! Fueron los de aseo, fueron los de producción, fueron todos los asistentes y auxiliares de todos los servicios dentro de ese sector. Este nivel de presencia debe ser simbólico para el apoyo posterior en una unión sindical o intersindical que se deba para un objetivo mayor. Las bases son las que se están adueñando del movimiento, no las dirigencias como tal, pues estas están haciendo lo que deberían desde siempre: administrar.”

Mirá también:  San Miguel | Los docentes y estudiantes de Filosofía se organizan contra el ataque de Macri y Vidal en las escuelas técnicas.

El huelguista desmiente los supuestos problemas entre manifestantes. Pues esto fue una cuestión que se difundió para que la policía pudiera “entrarle a palos” a estas personas. Lo único que pasó en realidad fue que los manifestantes trataron de correr las vallas para adquirir más terreno, no hubo ningún problema. Esto último demuestra la cada vez más evidente parcialidad de los medios y la fuerza de represión que representan los policías.

¿Qué hacer?

Desde el Nuevo Partido Socialista (NPS) apoyamos a las bases sindicales que lograron sumarse a la lucha en defensa del derecho a huelga. Sin embargo, también señalamos que la convocatoria a la lucha fue tardía, literalmente se convocó el mismo día en que el proyecto sería votado. Entre los principales responsables de este retraso están las dirigencias sindicales burocráticas, cuyos dirigentes solo luchan en defensa de sus intereses individuales y no de los de la clase trabajadora.

En caso de que la ley se apruebe, nos quedará un escenario bastante complicado. Por esto la única solución será convocar de urgencia a un Encuentro Nacional de Lucha donde se reúna todo el movimiento sindical para así fortalecer la huelga e impedir con medidas de presión radicales cualquier ataque a los derechos de las personas trabajadoras.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre