Huelga ferroviaria en Francia – “Si ganamos sería una victoria para toda la clase obrera”

    Izquierda Web2
    Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


    Nuestros compañeros en Francia le realizaron un reportaje a Gabriel, ferroviario de la estación Saint-Lazare, y militante del sindicato de Sud-Rail y del NPA.

    Socialismo o Barbarie: ¿Qué fue lo que desató la huelga?

    Gabriel.: Lo que desato la huelga es un proyecto de reforma ferroviaria impulsado por el gobierno que tiene básicamente tres objetivos principales. El primero es dividir la SNCF  (Société Nationale des Chemins de Fer Français, en español: ‘Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses’)  en tres empresas diferentes, por un lado una empresa que administraría la red ferroviaria con el mantenimiento de las vías y los controladores del tráfico, es decir, todas las misiones que no son rentables y que cuestan caro. Además, esta empresa heredaría 40 billones de euros de deuda del sistema ferroviario, así que sería una especie de “barril sin fondo” financiero que seguiría siendo de responsabilidad del estado. La segunda empresa que administraría las funciones rentables, es decir, hacer circular los trenes y comercializarlos, y dado que estaría separado de las misiones no rentables, muy pronto podría ser privatizada. Y la tercera empresa que estaría por encima de las otras dos, que sería supuestamente garante de la unidad, pero en el mismo modelo que es el que se puso en marcha en Bélgica, esta tercera empresa desapareció luego de unos pocos años, por lo tanto esto significaría la fragmentación en tres y luego en dos de una vez por todas de la SNCF y su privatización. El segundo objetivo de esta reforma es la reglamentación del régimen de trabajo de los ferroviarios, ya que hoy hay un texto que regula los períodos de descanso, el tiempo máximo de trabajo, el número de francos anual, llamado el RH77 y que sería derogado con este proyecto de ley, que desaparecería para ser reemplazado por un convenio colectivo que sería común a la SNCF –estatal- y a los ferroviarios del privado que hoy tienen condiciones de trabajo mucho menos interesantes y más peligrosas. Así que derogan el 77 para encontrar, negociar algo intermedio para reemplazarlo, excepto que hay por un lado 160.000 ferroviarios de la SNCF, es decir, el 98% del sector ferroviario y en el otro hay 3.000 ferroviarios del sector privado, 2%, y ellos hacen como si tuvieran el mismo peso. Esas son las principales razones, después hay un montón de razones que se van agregando, la bronca de los compañeros por la supresión de puestos, las condiciones de trabajo que se degradan, los bajos salarios, la gestión y por lo tanto la huelga libera también todo este descontento.

    Mirá también:  Francia | Los chalecos amarillos continúan la lucha con movilizaciones y asambleas

    Sob: ¿Podrías contarnos un poco las diferentes etapas de la huelga, cómo se está organizando, cómo la viven día a día?

    G.: Bueno, la movilización sobre este tema empezó hace más de un año, con un primer día de huelga en junio de 2013, que había sido muy contundente, y luego tuvimos una campaña sindical que no fue muy intensa y que se subordino al calendario parlamentario, mientras que nosotros lo que defendíamos era la idea de hacer huelga antes y de hecho el mejor momento para nosotros habría sido al mismo tiempo que la pelea contra la reforma del régimen jubilatorio, pero eso no se dio así. Así que esta huelga comenzó la semana pasada con un llamamiento a la huelga “reconductible” –en Francia la continuidad de la huelga se vota cada día- a partir del 10 de junio, sabiendo que hubo una gran movilización nacional el 22 de mayo con más de 20,000 trabajadores ferroviarios en París, es decir, si no contamos el personal jerárquico es un ferroviario de cada cinco de toda Francia que estaba en París, y eso permitió darnos el impulso y la confianza suficiente para llamar a la huelga reconductible. Así que hace más de una semana que estamos en huelga, con un número de huelguistas que no tenemos claramente pero que estimamos en torno a uno de cada dos, muy pocos trenes en movimiento durante varios días, aunque hoy algunos compañeros retomaron el trabajo de manera temporaria y otros de manera definitiva, pero eso lo veremos en los próximos días. Cada día hay asambleas generales, con respecto a Saint Lazare se trata de una Asamblea General que está entre las más democráticas del movimiento, con los huelguistas no sindicalizados o sindicalistas de base que logran tomar, en parte organizar esta huelga, no dejar todas las palancas en manos de las burocracias sindicales. Hemos puesto en pie un boletín de huelga escrito por los propios huelguistas que sale todos los días, hemos puesto en pie columnas en las manifestaciones que son columnas donde toda la estación se moviliza en conjunto en vez de que sea cada uno con su sindicato, y son todas manifestaciones “salvajes”, sin autorización de la prefectura, donde nos enfrentamos varias veces a la policía y logramos resistir. Y llamamos para mañana a una Asamblea General de las Asambleas Generales, es decir, la idea es reunir a los huelguistas, los huelguistas de la mayor cantidad posible de asambleas generales de Paris para lograr organizar la huelga sin depender del ritmo y de las decisiones de las direcciones sindicales.

    Mirá también:  Protestas y represión marcaron la inaguración del Mundial

    Sob: Para terminar, ¿Cuáles son las próximas fechas, las próximas etapas de la lucha?

    G.:Las próximas etapas es que la ley podría ser aprobada en el parlamento hacia el fin de esta semana, y nosotros vamos a mantener la lucha más allá, en cualquier caso vamos a intentar hacerlo porque una buena parte de las burocracias sindicales va a querer terminar la huelga antes del fin de semana. Y es por esto que crear estructuras democráticas es tan importante, para poder seguir la huelga a pesar de un eventual fin de la huelga sobre todo de parte de los dirigentes de la CGT. Si Perdemos seria dura derrota, pero si ganamos sería una victoria para toda la clase obrera.

    Print Friendly, PDF & Email

    DEJAR UN COMENTARIO

    Ingresar comentario
    Ingrese su nombre