Lanús

Hospital Evita: una postal de la salud en tiempos de coronavirus y FMI

Esta semana estuvimos dialogando con las y los trabajadores del hospital Evita de Lanús, quienes se encuentran reclamando desde diciembre por sus condiciones de trabajo. Las condiciones de trabajo son inhumanas. El servicio sanitario que pueden brindar es sumamente precario.

Por Iñaki y Kevin Najman


El marco de una crisis aguda, que se profundiza con el correr de los días, expone de manera cada vez más visible, las condiciones materiales a las cuales nos ha llevado el capitalismo. La propagación global del virus Covid-19 y la posterior emergencia sanitaria, pusieron en evidencia el deterioro y el vaciamiento perpetrado por los gobiernos de turno sobre la salud a la que acceden la clase trabajadora y los sectores populares. Es una prueba más de que nuestra vida es sólo mercancía para la burguesía.

En un hospital especializado en agudos, como es el Evita, los problemas son enormes. Las y los trabajadores denuncian las terribles condiciones edilicias. Humedad en las paredes, techos resquebrajados que caen; Problemas de cañería, pisos inundados; disfuncionalidad de los ascensores; Ausencia de ventanas y mosquiteros con el dengue acechando; Falta de agua. Estos son solo algunos ejemplos que ilustran la situación en la que se encuentra el hospital. También destacaron el riesgo de estar constantemente expuestos por la falta de insumos necesarios, como camisolas descartables, barbijos, mascarillas, elementos para una correcta desinfección y limpieza del hospital, falta de medicamentos para realizar las terapias correspondientes con la condición del paciente, entre otras carencias.

Además las y los trabajadores denuncian que los baños se encuentran cerrados por no contar con agua corriente. No hay jabón, ni toallas. En cuanto al personal de limpieza, es cuantitativamente insuficiente y no posee elementos primordiales para la limpieza, ni los elementos de prevención especial que requiere un hospital.

Estas falencias básicas, convierten al Evita en un foco de infección de todo tipo de virus o bacteria.

Mirá también:  El coronavirus y la política genocida de Bolsonaro

Es así que las y los que quedan expuestos son principalmente trabajadores de la salud y cualquier paciente que se atienda en estas condiciones. Las y los trabajadores nos contaban que ante los licenciamientos por la emergencia sanitaria deben cumplir largas jornadas de trabajo atendiendo pacientes con problemas de toda índole, y afrontar la nueva problemática de contención de la pandemia del covid-19. Sumado a esto, con el cese de las actividades escolares y la negación de licencias, se les hace imposible el cuidado de sus hijos, dado que en el hospital no hay salón maternal.

Apoyemos la organización que se gesta desde abajo

Frente a esta situación, es que ya venían organizándose de manera independiente, convocando a asambleas donde participan tanto el personal, como vecinos/as y pacientes. Esto permitió al dia de hoy contar con un espacio de organización y lucha donde nuclear los reclamos por la mejora de las condiciones de trabajo, para poder realizar eficientemente su labor y cuidar la salud del conjunto. En base a la lucha que están dando y mediante una una nota elevada a través de la CICOP, ATE, UPCN y Saud, consiguieron que se cambie la dirección del hospital que había sido designada por el actual intendente de Lanús, Néstor Grindetti. Esta modificación burocrática no ha dado más que respuestas tibias, que parecen una burla.

Dada la dinámica que tomó la propagación de la pandemia, las y los trabajadores han decidido el cese momentáneo de las asambleas. Sin embargo, no relegan la lucha y siguen debatiendo medidas, organizando actividades y difundiendo vía internet su conflicto para expandirlo fuera de sus límites territoriales, ya que es cada vez más evidente que es una problemática que se refleja con matices en el conjunto de los hospitales del conurbano.

Mirá también:  Rebelión Docente en la Provincia de Córdoba

Es fundamental tomar estos ejemplos que se gestan por abajo. Son un faro en el horizonte a seguir. Son quienes se hacen cargo y pueden hacer que salgamos de esta emergencia médica. No hay que depositar ninguna confianza en las burocracias de ningún ámbito laboral, ni en quienes estén más arriba. Hay que exigir de forma inmediata el aumento del presupuesto para salud para poder resolver de forma eficaz y rápida estos problemas.

Es por eso que un trabajador nos decía claramente “mientras el dinero siga siendo destinado al pago de la deuda externa, al FMI y los especuladores, no va a mejorar el presupuesto para los hospitales, ni un acceso a la salud digna, que ahora se torna crucial para enfrentar la pandemia”

Hay que impulsar toda organización por abajo

Conformar comités de higiene en los puestos de trabajo. Expropiar a las empresas que lucren con la necesidad y desesperación de las personas, y ponerla a producir bajo control obrero, respiradores, barbijos y todo lo necesario para enfrentar la situación. Aumento de emergencia del presupuesto de salud ya. Cuidemos a quienes nos cuidan.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre