Masivas protestas

    Honduras sale a las calles en defensa de la educación y la salud pública

    Masivas protestas de estudiantes, docentes y trabajadores de la salud hicieron caer la ratificación en el parlamento de la reforma privatizadora impulsada por el ilegítimo Juan Orlando Hernández

    Johan Madriz


    Desde el pasado jueves 25 de abril, las calles de diversas ciudades de Honduras comenzaron a llenarse de personas. Manifestantes en contra del más reciente golpe del gobierno de Juan Orlando Hernández a la clase trabajadora y los sectores más desposeídos.

    Ese día el Congreso aprobó un decreto que pretende “reestructurar” los servicios de educación y salud públicos. Esta reforma pretende darle libertad al gobierno para ajustar y modificar los presupuestos de estos servicios según sea conveniente, abriéndole el paso a la privatización y el despido masivo de trabajadores y trabajadoras estatales. Según el gobierno este ajuste es un requisito del BID y otros organismos internacionales para que aprueben financiamiento por 302 millones de dólares (7,400 millones de lempiras).

    Sin embargo, a raíz del golpe de Estado de 2009 y la toma del poder por el Partido Nacional (PN) se inició un proceso de privatización de las instituciones del Estado –en línea con las negociaciones de acuerdo económico con el FMI– y de ataque a sectores tradicionalmente combativos como el Magisterio. Este ha tenido que sufrir la derogatoria de las principales conquistas del Estatuto Docente, 10 años sin creación de concursos ni plazas, persecución, audiencias de descargo, despidos y cárcel.

    El régimen dictatorial no tiene ningún empacho en pasarle por encima a sus propias reglas, siendo que el proyecto fue aprobado en una primera instancia, con un único debate, ya que fue dispensado a petición del presidente del parlamento (del oficialismo) y no se consignó el voto de los congresistas en las pantallas electrónicas.

    La noticia de este ataque corrió como pólvora y surgieron protestas por parte del personal de la educación y la salud al margen de la convocatoria de sus dirigencias sindicales que anunciaron un paro nacional para el viernes 26. Este día las marchas de las antorchas sumaron miles de personas recordando las masivas protestas que en 2017 reclamaban el fraude en las elecciones que finalmente declararon como ganador al actual presidente.

    A los sectores trabajadores se les unieron rápidamente los estudiantes universitarios y otros sectores. Siendo que se han paralizado escuelas, colegios, universidades y hospitales. La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) fue tomada en la capital así como los centros regionales en San Pedro Sula, Comayagua y La Ceiba. Lo mismo en la Universidad Pedagógica Francisco Morazán donde los estudiantes tomaron el edificio y bloquearon el bulevar Centroamérica.

    Diferentes carreteras nacionales han sido obstruidas por las manifestaciones y bloqueos con llantas encendidas. Se cuantifican 70 puntos de protesta a nivel nacional.

    Este lunes las organizaciones sociales convocaron una movilización masiva al Congreso donde debía darse la ratificación final al proyecto. Sin embargo, los accesos al centro de la capital amanecieron cerrados y acordonados. Los estudiantes que salieron al grito de “la dictadura va a caer” se toparon con un cerco policial que los enfrentó con cañones de agua y bombas lacrimógenas que cubrieron de humo el centro de la capital.

    Así, cerca de 10 mil universitarios, estudiantes y maestros que tomaron el bulevar de las Fuerzas Armadas de Tegucigalpa fueron atacados y reprimidos fuertemente por la policía. Al mismo tiempo el Colegio Médico denunciaba que la policía no les permitió el ingreso a la capital a los manifestantes que llegaban desde el interior.

    Ante el evidente descontento social y la enorme movilización los parlamentarios debieron suspender la sesión del día, retrasando, por el momento, su ratificación.

    Así en esta avanzada todo el aparato burgués esta en sintonía para tratar de desmontar las movilizaciones. El cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga en su homilía dominical despotrico contra el movimiento llamando a que “esas antorchas deberían más bien iluminar una nueva vida” y “ese quemar de llantas es señal de odio, no solo dañando nuestra atmosfera, están dañando nuestras calles”. En tanto el ministro de Educación, Arnaldo Bueso, amenazó directamente al gremio magisterial: “días no trabajados, días que no se pagan. Y cuando hay tres días consecutivos de ausencia la sanción es más fuerte, por ejemplo: las audiencias de descargo que pueden llegar hasta los despidos”.

    Ante esta ofensiva es necesario continuar en las calles, sumando cada vez más apoyo de diversos sectores, hasta derrotar al gobierno y que el decreto sea archivado definitivamente. Es repudiable el accionar dictatorial del presidente Hernández que en beneficio de los intereses de la burguesía nacional y extranjera ataca los derechos fundamentales de la clase trabajadora, como lo son la educación y la salud públicas.

    Es necesario articular una organización nacional en defensa de estos derechos –tradición que ya tiene el pueblo hondureño con las experiencias de resistencia al golpe de Estado– que organice las acciones de lucha en todo el país.

    Print Friendly, PDF & Email

    Colaborá con la izquierda


    Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

    Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

    Me quiero suscribir




    Recomendadas

    Internacional

    Lectura recomendada

    La burocracia como agente de la revolución socialista Por su parte, el problema que jalonó al pablo-mandelismo es que no supo conservar una ubicación independiente respecto de los aparatos burocráticos y capituló permanentemente a una u otra variante de ellos. Partiendo de reconocer los procesos de la posguerra como revoluciones (salvo en el glacis), no sólo se excedieron en el sentido de concebirlos como procesos “obreros y socialistas” que daban lugar a nuevos Estados obreros –lo que fue más o menos común a todo el tronco principal de ...

    Trabajadores

    Las Rojas

    Últimas noticias

    DEJAR UN COMENTARIO

    Ingresar comentario
    Ingrese su nombre