HINCHADAS ANTIFASCISTAS: Contra la discriminación, el odio y los negociados



Por Luca Antonin

En Argentina, hinchas de distintos clubes están poniendo en pie organizaciones antifascistas que se proponen luchar contra el racismo, el machismo, la homofobia, el odio entre rivales, tan presentes en nuestras tribunas. También contra las mafias que quieren mercantilizar al máximo nuestro fútbol, privatizándolo y hacer del deporte mas popular y mas lindo del mundo, solo un negocio. Nacen las Hinchadas Antifascistas. Independiente, Racing, Ferro, Argentinos Juniors, Nueva Chicago, Newell’s, Almagro y San Miguel son algunos de los equipos locales que ya tiene sus grupos «antifa”.

Las hinchadas antifascistas surgieron en Europa en respuesta al fascismo que surge en los años 30 y el neofascismo de estos días y encontró en las tribunas un caldo de  cultivo para la difusión de sus reaccionarias ideas. Los casos más conocidos de una respuesta a la ideología fascista o neofascista son los del St Pauli, en Hamburgo Alemania, club que se encuentra en la segunda división y que se declara abiertamente, por estatuto, antirracista y antihomofóbico, también están los bukaneros, la hinchada del Rayo Vallecano, o el Livorno italiano, que se declaran comunistas.

A finales de Julio de este año, en el Club “La Cultura del Barrio” de Villa Crespo, se realizo el Primer Encuentro de Hinchas Antifascistas de la Argentina. Contó con la presencia de hinchas de distintos clubes de diferentes categorías del futbol argentino, un invitado internacional de la barra antifascista de Independiente de Santa Fe (Colombia) llamados los Red Guards y gente de Deportivo Español, que denuncian que desde 2007, con la asunción de Macri en CABA, están intentando avanzar sobre sus terrenos, para realizar negocios inmobiliarios. También intervinieron integrantes de la Coordinadora de Hinchas del Futbol Argentino, que promueven la unión de hinchas contra las Sociedades Anónimas Deportivas y el futbol negocio, y la entrenadora de futbol femenino y disidencias de La Cultura del Barrio, que problematizo sobre romper los esquemas del machismo en el futbol.

La formación de organizaciones antifascistas en las tribunas, no solo es importantísimo y muy progresivo, sino también entendible, si miramos lo que ocurre a nuestro alrededor. No es una novedad que el futbol, en rasgos generales, tiene elementos muy reaccionarios, que se reproducen hasta el hartazgo, tanto dentro como fuera de las canchas. Todo maquillado y entendido bajo el concepto de “el folklore del fútbol”. Con esa excusa, la homofobia, el machismo, el racismo, la xenofobia, la violencia y el odio son moneda corriente. Todas cuestiones que atrasan y que podrían dar lugar a que el fascismo encuentre lugar en la tribuna.

Alberto, de Independiente Antifascista, comentaba en una entrevista: «Se trata de comprender que peleándonos entre nosotros destruimos esos espacios. Con la violencia malentendemos el sentido de pertenencia por tu club. Pero pienso que todo eso va de la mano de un bagaje social, cultural y educativo, de nacer en este estado de cosas capitalista, de competencia, de rivalidad, donde si no soy yo, es el otro. Y eso se amplía en el fútbol, que al ser un deporte tan popular funciona como una caja de resonancia mucho más grande».

El elemento más novedoso, es el contexto general de la Argentina. El gobierno de Macri, con sus políticas de ajuste brutal y represión, acompañado de un discurso recontra reaccionario, da lugar a que las posiciones mas conservadoras en nuestro país, salgan a flote. Entonces, se los dichos contra los inmigrantes, los pueblos originarios, la gente que vive en los barrios, las mujeres, el colectivo LGTB, etc cobran otro sentido. Esto puede llegar encontrar un peligroso canal en el “folklore del fútbol”.

Agustín, de Racing Antifascista comentaba también: «Queremos que esto crezca en todas las tribunas posibles y que crezcan los propios colectivos de cada una de las hinchadas. Aunque sabemos que será un trabajo a largo plazo, buscamos erradicar ciertas prácticas violentas que tenemos automatizadas en el inconsciente colectivo de las hinchadas. Creemos que se puede».

Los clubes de fútbol, en Argentina, nacieron de la mano de los trabajadores inmigrantes, que encontraron en el deporte no solo el disfrute, sino también la excusa para poder socializar y organizarse. Teniendo en cuenta en el origen de muchos clubes la impronta del anarquismo y del socialismo, haciendo parte de una expresión cultural dentro de los primeros pasos del movimiento obrero en el país.  El fútbol y la política están unidos, sobre todo si vemos como hoy, el nefasto presidente Macri, empezó su carrera en uno de los clubes más importantes de la Argentina: Boca Juniors. Es harto conocida la utilización de las barras como fuerza de choque de políticos patronales y burócratas sindicales, una práctica común que refleja una relación muy estrecha entre ambos ámbitos.

Es indispensable intervenir, de forma independiente, en los ámbitos en donde el pueblo trabajador participa, de  forma masiva, para agitar consignas que tienen que ver con la política desde los intereses obreros y populares, pero también con los intentos de los empresarios de llevar a extremos la mercantilización del fútbol hasta convertirlo en un negocio sumamente lucrativo a expensas del aspecto deportivo y recreativo del mismo. Y también, desnaturalizar todo acto de odio y violencia entre los de abajo, como así también la discriminación en todos los sentidos, sobre todo en su reproducción inconsciente, que es de las más peligrosas.

La formación de las Hinchadas Antifascistas es importantísima. Es un puntapié para seguir con la organización desde  los de abajo, para defender al fútbol de los que lo quieren utilizar como mera distracción y negocio, y poner a los clubes al servicio del pueblo trabajador, que sirva como factor de unión y encuentro entre nosotros. Un escudo o remera distinta no nos hace enemigos en la vida. El rival a vencer, para nosotros, debe ser siempre, primero y principal, la clase capitalista, que nos explota y nos reprime, y no nos deja ser libres y disfrutar de la vida y poder realizarnos.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre