Compartimos la entrevista realizada a nuestra compañera Manuela Castañeira en #AzzaroAlHorno en 21 de diciembre

Flavio Azzaro: está Manuela Castañeira con nosotros que es dirigente del Nuevo MAS, Movimiento al Socialismo. ¿Cómo andás Manuela?

Manuela Castañeira: muy buenas tardes, cómo están ustedes, gracias por la invitación, como ya les dije antes de llegar, ando enojada… es el calor y la represión, estoy re enojada, hoy nos mandaban fotos de mis compañeros, estuve el jueves pasado, estuve el lunes, con las secuelas de los gases. Es muy feo, vos debés conocer los gases, cuando vas a la cancha, todos los de la familia del fútbol y los amigos del fútbol conocemos un poco el tema. Algunos conocemos más por el lado de la política, pero viste que quedás así como ciego. Hoy a la mañana estuve en una conferencia de prensa y me decían que se utilizan cosas super tóxicas, entonces quedas así, yo quedé con un dolor de cabeza  un par de días, por suerte nada serio, pero bueno, seis compañeros detenidos, contando los nuestros solamente, ahí les mostraba la foto de una compañera que saca fotos en las actividades, una piba bellísima de un metro y medio, o sea bellísima, es decir una pibita con nueve balazos de goma en la espalda y en los brazos, pibitas también de dieciocho, diecinueve años, todas las piernas y la parte alta del cuerpo porque te tiran al torso, te tiran a la cara, que es lo peligroso. Entonces la verdad que sí, tengo enojo y además hoy estuvimos en la conferencia en el SERPAJ de Pérez Esquivel, estuvo Nora Cortiñas y nos informaban de doscientos cincuenta y cuatro detenidos desde el 13 de diciembre a esta parte, muchísimos los heridos y un fiscal ahí pidiendo jurisprudencia y un fallo que diga que todas las personas que caen detenidas en un movilización no puedan ser excarceladas en el momento. Así que la verdad que sí, estoy enojada, estoy indignada, no puede ser que haya problemas sociales y en vez de debatirlos y analizarlos la respuesta sea la represión. También estoy enojada con la persecución que se está haciendo a la izquierda en este momento, la demonización por parte del macrismo, ahora pasamos a ser un Anticristo le queda chico, las cosas que ponen en editoriales de diarios de tirada nacional pidiendo pedido de captura a todos los pibes de izquierda me parece escandaloso.

Columnista I: Igual hay una parte, creo yo, que tiene que ver con los tipos que estaban rompiendo, yo no voy en contra del reclamo porque me parece que estamos todos en esta mesa de acuerdo con ese reclamo. Ahora, no puedo estar de acuerdo con alguien que agarra y rompe y empieza a tirar piedras.

M.C: Me parece que ese no fue el eje de la movilización y no tenemos que dejar que el macrismo nos imponga la manera de mirar las cosas. Si a mí me preguntás por la violencia, a mí violento me parece un recorte a un jubilado que es el que menos tiene, me asustó ver el Congreso militarizado, eso fue el macrismo, es muy peligroso militarizar una institución como esa, me parecen violentos los gases lacrimógenos y las detenciones. ¿De qué lado están los heridos, los detenidos y los muertos? Dentro del campo popular y de quienes reclaman por derechos, violento es el Estado. Pensemos en el 2001, veinte muertos en la esta avenida acá que nos queda cerquita, Avenida de Mayo, ni un procesado por este tema, ni un procesado por esos crímenes. De la Rúa impune, enjuiciados políticos ninguno; Carlos Fuentealba, el asesino material se la pasa paseando y los autores políticos nada, Santiago Maldonado y Rafael Nahuel no hay ningún imputado y eso es todo violencia del Estado, tenemos un Estado muy violento. Entonces, si me decís analicemos qué pasó el lunes, me parece que el Estado está impartiendo mucha violencia y que del otro lado podés estar en desacuerdo, de acuerdo, lo que sea, pero cuál es el eje, cuál es el centro, qué es lo más violento, cuál es el problema, qué es lo que está causando esta situación.

F.A: Desde ya que para mí violentas son las dos cosas, después qué genera más daño es otro tema, porque un piedrazo puede generarle daño a una persona, pero un ajuste como este puede generarle daño a muchas personas; por eso depende cómo vos lo veas, qué es más violento o menos violento.

M.C: La gente está enojada, por eso les digo hablemos de la causa y del fondo, yo lo que vi de ahí eran laburantes, estés o no estés de acuerdo, lo hayas o no lo hayas hecho, mirándolo desde adentro te digo porque estaba ahí. Éramos una banda, fue una marcha de doscientas mil personas, nosotros no la empezamos, llegar a una movilización y que te pongan vallas. Flavio y yo creo que no porque somos más chicos, pero ustedes que estuvieron en el 2001, las imágenes que tengo y lo que me cuentan mis compañeros es que no había vallas, en el 2001 vos llegabas al Congreso y podías protestar, ahora tenés una valla de doscientos metros, o sea estás rodeado, eso te da bronca, es otro el fenómeno. Por abajo, los reflejos de los laburantes y todo, yo vi la foto del mortero, es una rama con fuegos artificiales, no es una bala de plomo, ya lo sé lo que se piensa y todo, pero es una rama atada con cinta con algo para tirar fuegos artificiales y eso fue la tapa del diario La Nación. Hay una campaña ahí muy fuerte.

F.A: Lo que pasa es que las vallas para mí están porque se sabe que va a haber servicios y que a los servicios se le pueden sumar algunos que están borrachos y van a hacer quilombo.

M.C: la gente estaba re-sobria el lunes, yo te digo he ido a movilizaciones donde sí corría el vino, el fernet, pero la gente estaba sobria y yo describiéndote lo que se vivió el lunes y el jueves pasado son laburantes que están enojados, alguno será o no de una movilización pero el clima era de bronca, enojo social, respuesta de enojo social porque llegás y venís con un reclamo y venís con bronca por el ajuste, el tarifazo y encima te tocan a tu vieja que es jubilada. Además, la reforma toca al aporte de los propios trabajadores ocupados, por las asignaciones familiares, pero ni se acuerdan de eso, están enojados porque tocan a los jubilados porque la gente no quiere esa ley. Después a la noche tuviste cacerolazo, que estuvimos ahí también. Bueno, yo fui al Congreso que me quedaba cerca porque estábamos en las comisarías tratando de que liberaran a nuestros compañeros, que además las carátulas que están metiendo, estamos hablando de otra cosa, están metiendo unas carátulas de “sedición” vía Ley Antiterrorista, unas carátulas que antes era resistencia a la autoridad, alguna cosa que es contravencional, ahora no, unas carátulas penales zarpadas. Todo para desviar el foco de atención de la cosa que es de fondo que es que tuviste cacerolazo con cientos miles de personas esa noche.

Columnista I: Sí, lo de la noche fue mucho más genuino, no había infiltrados…

M.C: No, lo del mediodía también fue genuino. Ninguna organización que haya participado del lunes a la mañana está denunciando infiltrados en este momento, sí los hemos denunciado en otras oportunidades. Lo del lunes yo te puedo decir, compartas o no lo compartas, formó parte de defenderse porque había una militarización muy grande en la zona y de la bronca. Compartas o no el método, otras veces sí hemos dicho que estaba lleno de canas, que fue la yuta, me estaban infiltrados, pero no te voy a decir eso del lunes porque fue una bronca real.

Columnista 2: Ahora, decir que en una movilización de doscientas mil personas como la del lunes, con la tensión política y con lo que se juega el gobierno, no hay infiltrados es pensar que el aparato del Estado ese día hizo ocho de las diez cosas que habitualmente hace, el capítulo infiltrados no lo metió…

M.C: Estoy de acuerdo con vos en que estamos sufriendo la infiltración en todas las movilizaciones populares. Por ejemplo, cuando hubo marchas por Santiago, hacia el final dijimos: “che no, nosotros no llevamos un aerosol” nos miramos entre todos y dijimos: “che, vos pintaste” y ninguno había pintado, fue clarísimo que fueron maniobras y provocaciones. Pero lo del lunes fue otra cosa, estás hablando de una movilización de 200 mil personas.

Columnista 3: Manuela, y el domingo a la noche o el sábado, el viernes cuando planearon la movilización del lunes, todo esto, el juego de operación no es la primera vez que los grandes medios lo hacen de poner en tapa al que tira una piedra y no al aparato represor. Todo esto ustedes lo sabían el domingo a la noche y el mismo lunes. ¿Cuál es mensaje que se baja entre ustedes como para ir a la marcha del lunes y no hacerles el juego y no darle servida la comida a los que quieren poner en tapa al tipo tirando piedras?

M.C: Es que, insisto, en que me parece que ese no es el eje. Si me preguntás a mí como organización, ni mis compañeros, ni yo tuvimos ese método y no fue una cosa que se planificó, ni dijimos vamos a hacer esto, ni era la idea. Es que el problema es que si vos estás ahí y soplaste una valla y te empiezan a volar en la cara balas de goma -porque fue así-, hay personas que perdieron un ojo porque están tirando a la cara, bueno la cosa va para otro lado. Yo creo que esa violencia la provocó el gobierno, la provocó el Estado, la provocó Bullrich, la provocó Rodríguez Larreta y además acá no puede caber la teoría de los dos demonios, no hay violencia de los dos lados.

Mirá también:  Manuela Castañeira sobre las concentraciones reaccionarias macristas

Columnista 3: Estoy de acuerdo con vos en que no hay violencia de los dos lados, pero me parece que el que puede entender este argumento que estás dando es el que alguna vez fue a una marcha, estuvo ahí y la vivió, cerca de la valla, lejos de la valla, pero la vivió, vivió lo que se siente, vivió lo que es que la policía te reprima. El que no, que es la mayoría, porque la gran mayoría del país no fue a una marcha, ese tipo ve romper a alguien y ve pelear con la policía y no le entra en la cabeza otro tema y es lógico que lo deriven a ese tema y que se corra el eje. Me parece que ustedes tendrían, o no pecar de inocentes, o ser un poco más inteligentes a la hora de preparar las marchas, para que eso no pase porque sino le estás dando de comer servida la comida a quien quiere correr el eje.

M.C: No comparto que esa haya sido la percepción sobre la movilización. Me parece que hay una campaña muy fuerte desde ciertos sectores de los medios de comunicación y el gobierno para decir que ese es el balance porque por abajo vos vas a los lugares de laburo, la de memes que están circulando. Te digo me parece que en un sector de los medios llegó eso, pero yo tengo otros reflejos de los sectores de laburo, de las cadenas de WhatsApp en los lugares de trabajos donde dicen: “basta de hablar de la policía, yo tengo bronca por la reforma”.

F.A: Igual yo creo que cuando decimos el foco en qué se hizo, depende para quién el foco en qué se hizo, particularmente hablo de qué pasa con este gobierno y la violencia sé que siempre va a haber violencia en un lugar donde hay doscientas mil personas, y más que creo que hubo infiltrados y también creo que no es responsabilidad de la izquierda, más allá de que pudo haber otra planificación. No no sé cómo se planifican esas cosas, pero no es responsabilidad de la izquierda si un tipo tira una piedra, tampoco lo vamos a adjudicar a ellos que tienen que planificar eso. Hay gente que va aislada y que está caliente y no es todo lo mismo, como no es todo lo mismo tampoco este gobierno, como no es todo lo mismo el gobierno anterior y no es todo lo mismo tampoco la izquierda. Es más, hay funcionario de este gobierno que están en contra de esta ley, lo que pasa es que votan a favor porque son cagones, porque si no están afuera. Pero bueno, capaz que tenés que estar afuera, macho.

M.C: Además hay una cosa que me resultó a mí profundamente antidemocrática y preocupante que es que ellos nombran todo el tiempo que hace un mes y medio que venimos de las elecciones y te dicen: “pero a mí me han votado, yo tengo un mandato popular”. Ustedes, macristas, que están en el gobierno son una manga de mentirosos, eso es lo que les quiero decir. Yo estuve en campaña electoral, me fumé los gritos de la presidenta del bloque del senado del PRO, en un debate, Rodríguez Machado me gritaba “mentirosa” porque yo le decía: “explicá la reforma laboral, tributaria y previsional que van a hacer y me dijo: “mentirosa, nosotros no presentamos ninguna ley en el Congreso”, la jefa del bloque del Senado del PRO me dijo en campaña electoral que no lo iba a hacer. La gente no votó a la reforma previsional, sino el macrismo que mintió y ahora están en el Congreso queriendo hace pasar esa ley. A mí violencia me parece mentir también. Realmente hay mucha indignación, en el cacerolazo se decía eso, a la gente que vos hablabas a la noche te decían que se rifaron un caudal político que tenían importante y hay un sector que había votado al macrismo y con esto rompió porque no votó recortarle a los jubilados.

F.A: Yo lo que te digo Manuela, yo no tengo ninguna duda de que hay un sector que rompió. Yo sigo creyendo, y disculpáme Manu, sabés que no lo digo con mala onda, que hay montón de gente que rompió con el macrismo, que ya había roto con el kirchnerismo, hablo del núcleo de votantes de Macri que no sabe para dónde ir y que si sigue siendo algo polarizado va a caer nuevamente en el macrismo porque al kirchnerismo ya no lo quiere, no creo que haya posibilidades de volver a quererlo salvo que el país sea el kirchnerismo o la nada, que tampoco es así, basta de ese recurso de que el peronismo es el único que salva, no es así, el peronismo se manda sus cagadas para que haya mucha gente que los odie.

M.C: Yo creo que por eso están atacando tanto a la izquierda, nos están atacando como alternativa política, es totalmente como vos decís.

F.A: Se venía cambiando la mirada de la izquierda y a mí me da bronca lo que pasó el otro día porque yo no tengo dudas que no es de izquierda eso…

M.C: Lo que pasa es que la izquierda no organizó eso, no hizo eso y no vas a ver a ningún referente de la izquierda haciendo eso. Lo que sí está haciendo la izquierda es defender el método popular de la calle y la movilización en contra de la reforma y estamos siendo uno de los sectores más consecuentes en no votar y en repudiar el asesinato de Santiago y de Rafael Nahuel, y ahora la reforma previsional y vamos a estar en la calle por eso y está generando una alergia bárbara porque se está espesando el asunto.

Columnista 3: Sabés lo que pasa, como estaban ustedes también el otro día había cientos de miles de personas que por ahí no militan en la izquierda y también estaban en esa marcha con la misma bronca y ganas de reclamar que ustedes y ven que todo se empañó por la violencia que hubo adelante en las vallas y dicen: “loco, yo voy, no me paga nadie, no me lleva nadie, no me dan ningún plan, no me dan nada, voy por mi cuenta, estoy ocho horas marchando, estoy ahí, llego a mi casa y cuando prendo la tele lo único que se ve de la marcha son doscientos tipos tirando piedras y están cinco días hablando de esos doscientos tipo tirando piedras.”

F.A: Basta de pensar al policía como el enemigo, hay policías que serán HdeP, policías que hacen bien su laburo, hay policías corruptos, hay policías que van directo y con ganas y que los entrenan para que ese día hagan desastre y hay tipos que van ahí y cumplen una función, si vos pensás al policía como un enemigo estamos en el horno, el policía no es el enemigo. Más allá de todas las cosas que podamos decir de un montón de policías o de la policía como corporación, basta de pensar a la policía como enemigo.

M.C: Hoy Peréz Esquivel decía que el problema con la policía es que en lugar de transformarse en una institución para la seguridad y la protección social estaba transformándose y siendo únicamente una institución para la represión. Igual nuestra denuncia, al margen de la discusión con la policía y todo, es que efectivamente hay un montón de problemas sociales, hay un recorte de diecisiete millones de personas en Argentina, que son los más pobres, los jubilados, las personas con discapacidad, les hicieron un recorte brutal. Nos han mentido en la cara en la campaña, llegás al Congreso con tu cacerola y tu columna y tus cantos y está todo vallado y armados hasta los dientes y encima hay un par de pibes que tiran piedras y al otro día te dicen que vos tenés que replantarte las cosas de la violencia y tu estrategia de movilización. Y si yo tengo bronca porque esto no da más.

FA: Manuela, yo no tengo duda porque a nosotros nos quisieron demonizar el fútbol y son cincuenta de un lado y cincuenta del otro los que hacen violencia y siempre lo que se termina logrando con esto es querer imponer una idea de miedo y no ir verdaderamente a los que hacen los quilombos. Me pasa lo mismo y yo entiendo tu bronca porque muchas veces me he puesto a defender al fútbol donde van miles de familias a ver los partidos, es mentira que el fútbol es violento, violentos son cincuenta de un lado y cincuenta del otro. El fútbol no es violento, yo voy a la cancha desde que tengo cuatro años y nunca en mi vida generé un acto de violencia, y mis quince amigos que vamos a la cancha todo el tiempo nunca generaron un acto de violencia.

M.C: ¿No te jode que hablen solo de eso en lugar de todo lo que representa y todo lo que hay? Es la imagen esa que recorrió mucho las redes sociales en la que hay una columna enorme y la foto de dos personas rompiendo un auto y hay una cámara sobre eso y no sobre la enormidad. Yo estoy defendiendo la movilización popular y voy a morir de pie defendiéndola y opinando que violento es el Estado y nosotros tenemos que ser parte de la cultura política que ponga el foco en los problemas centrales y no nos dejemos presionar por aquellos que quieran que giremos las cámaras a lo que no es transformador, lo que no cambian las cosas. Hay una cosa que me apareció inédita el lunes, que es que al lado tenía una bandera de la UOM y un montón de sectores en unidad de acción, no podías pasar por la Avenida de Mayo, fueron compañeros de mi laburo, las bibliotecarias, de ATE, hablemos de eso, quiero hablar de eso.

Mirá también:  Santiago Maldonado | Manuela Castañeira le respondió a Patricia Bullrich

F.A: Acá hay un mensaje de una oyente que se llama Maira que dice: “ojalá que el foco de discusión no se olvide de la violencia que le genera a los usuarios de la Asignación Universal por Hijo ciento veinticuatro pesos por cada pibe, esos pibes ya están por debajo de la línea de la indigencia y lo que puede contribuir en el futuro que hoy por hoy la AUH los obliga a estar vacunados, con control médico y en la escuela. Una familia pobre con este recorte no tendrá más remedio que salir a laburar con los pibes, más pobreza, más esclavitud en sus cabecitas; te mando un fuerte abrazo”.

M.C: Gracias Maira por ese cachetazo de realidad que nos tiraste de golpe porque a veces por ahí yo sueno muy distinta en los medios porque estoy muy acostumbrada a esas conversaciones, a lo que me cuentan mis compañeros que están en su lugar de trabajo, cuando vos visitás un barrio y los problemas de la vida cotidiana son enormes y es cierto lo que decís Flavio, que se termina un fin de año con angustia y bronca porque duele mucho ver que le recorten así a una persona que está cobrando 7 lucas. Que hay una cosa que me enoja mucho que es que el macrismo impulsa mucho el resentimiento social y la guerra del pobre contra el pobre. En el menti-bono este que supuestamente van a dar porque ni siquiera está, para compensar el recorte, hay una distinción entre el jubilado que tiene todos los aportes y el que no los tiene y hay una discusión que están metiendo, es que hay que un montón de esos “vagos” que se jubilaron sin aporte y “ahora encima nosotros les pagamos”. Esa persona que se jubila sin aportes es una persona que trabajó en negro y que encima que el Estado no la protegió y que trabajó en negro, ahora cuando se jubila vos le querés dar la mitad del bono de miseria porque no tiene aportes. Pongo un ejemplo, mi abuela hasta los siete años fue a la escuela, trabajó en el campo siempre, trabajadora rural y se jubiló con esas viste que por ahí abrían algo y bueno, jubilemos con las amas de casa. Bueno, una tipa como mi abuela que está con la mínima, o sea a siete mil pesos, abajo de la línea de pobreza recibe el bono a la mitad y eso es lo que duele. Realmente estamos hablando de una situación económica muy mala para la Argentina, de una inflación importante, de paritarias muy a la baja. Hay una discusión de la reforma laboral que encima la quieren hacer en febrero, el macrismo está envalentonadísimo diciendo que quieren discutir esto, y han hecho pasar esta reforma que ya quedó clarísimo que la sociedad no quiere, hubo cacerolazos….No pueden sacar encuestas…

Columnista 3: Hoy publicaron encuestas, la publicó Ámbito Financiero referido a la reforma previsional, la hizo D’Alessio Irol. Dice que el 85 % de los argentinos cree que la reforma es “Mala”, y se compone de un 55% que dice que es “Mala e innecesaria” y un 30% que opina que es “Mala pero necesaria”.

F.A: Mala…. pero necesaria…

M.C: Bueno, esa es la otra discusión que están metiendo, hablando del resentimiento social, y dicen “tenemos una estructura previsional que es insostenible, porque tenemos déficit en el Estado”. Creo recordar que el que le eliminó los impuestos a partes importantes del agro, a la mega minería, a los bienes suntuarios y a ganancias, fue el propio gobierno. Eliminó todos esos impuestos que era una caja enorme de ingresos del Estado y ahora miran al Estado y dicen “es que el Estado está deficitario, recortemos a los jubilados”. Bueno, que paguen los ricos. Lo que se escuchaba en los cacerolazos era eso.

“Mala pero necesaria” es lo que dice el gobierno. Es el discurso de “el Estado está quebrado”, “nos dejaron una deuda”, “se robaron todo”. Entonces que paguen los pobres, los trabajadores, los jubilados, los jóvenes, las mujeres… Que pague el que menos tiene. “¿Y al empresario?: Noooo. Porque tienen que venir las inversiones”. Bueno, las inversiones no vinieron. Y para el 2018 no hay buenas novedades en el terreno de la economía. No hay ningún sector dinámico que indique que va a haber crecimiento. Todo este ajuste dicen que es por las santas inversiones. No vinieron. Las inversiones están en tono al 17% del PBI, que es lo mismo que en los últimos años. Y lo que hay es timba financiera: fuga, fuga, fuga… Además de varios miles de millones de fuga por el turismo internacional…

F.A: ¿Cuánto se “ahorra” –por decirlo de alguna manera- el gobierno con esto?

Columnista 2: entre 70 y 100 mil millones de pesos.

F.A: ¿Dónde va la guita que antes iba al futbol y ahora no está más? ¿Adónde va la guita que les sacan a los jubilados?

M.C: A los empresarios. Es la estructura que están armando. Si al agro le disminuís los impuestos, si a la mega minería le disminuís los impuestos, si a los bienes suntuarios le disminuís los impuestos, y, nosotros los estamos subsidiando. Además los subsidios a las empresas que se hacen en la actualidad, que no se han tocado: Claro tiene subsidios, la factura de luz, un montón de cosas…

Columnista 1: ¿Cómo ves esa mirada del gobierno que dice va a haber un aumento a los jubilados el año que viene, más allá de todo este recorte, de que el aumento va a ser de un 21% y la inflación está proyectada en un 16%, o sea, que el aumento le va a ganar a la inflación?

M.C: Cuando lo decís en voz alta, parece que nos están tomando el pelo. Parece que el gobierno piensa que somos unas ovejas ciegas, sordas y mudas y que nos vamos a comer cualquier buzón. Y eso, evidentemente, no va más en este país a partir de todas estas movilizaciones. No se lo cree nadie.

Columnista 1: Vos no crees que sea así…

M.C: Mirá, por lo que veo, por los indicadores serios, y no solo por lo que veo yo, Morales Solá de La Nación que escribe diciendo que los zurdos somos todos malos y tenemos que ir presos, y cosas semifascistas ¡ojo! Porque el argumento de que tuvieron que reprimir porque al Congreso lo íbamos a prender fuego es el argumento que utilizó Hitler en la Alemania pre-nazi para cerrar el Congreso e imponer el fascismo. Dato histórico. Ese Morales Solá, la semana anterior había sacado editoriales diciendo “Alerta! Alerta! ¿Por dónde va a venir el crecimiento? Arreglen esto muchachos porque empiezan los índices rojos dentro de la economía”. No tienen ninguna propuesta concreta de por dónde va a crecer. Esa cifra de inflación no se sostiene. No hay indicadores que sostengan eso, por un lado, porque está bajando el consumo, atacan el consumo para bajar la inflación; pero por otro lado están discutiendo una devaluación porque los sectores del campo los quieren comer crudos.

Columnista 2: Cuando miras la marcha del lunes y miras la foto grande, la del dron desde arriba, ves parte de la CGT, las dos CTA, el kirchnerismo, partidos que no son de la izquierda trotskista pero que están en el campo nacional, ves un abanico muy amplio que es la oposición fragmentada en lo electoral pero unida en la lucha ¿Cuál es el mapa? ¿Qué es lo que cambió? ¿Y que se viene de acá en adelante?

M.C: Muy, muy interesante ese análisis. Realmente creo que en la última semana ha habido un cambio en la situación política, creo que el gobierno está atravesando una crisis política y que ha logrado unir en la lucha lo que está enfrentado en muchos terrenos. Creo que semejante nivel de ajuste, tan antipopular, ha hecho caer una ficha muy grande, pero principalmente entre sectores de trabajadores que están comenzando a transitar una experiencia con el macrismo. Y está muy lejos esa foto exitista del gobierno post- resultado electoral de agosto y octubre. Y ahora se está procesando por abajo, de todo. Esto recién arranca y nosotros vamos a seguir apostando a la unidad de acción, es decir, cualquiera que se quiera movilizar contra una ley antipopular, que quiere tocar a los que menos tienen, que los quieren reprimir, nos van a encontrar allí, en la calle en unidad, sin ningún problema. En otros terrenos, hay discusiones de estrategias, se verá. Esto recién comienza. Lo más importante es que Argentina ha demostrado que tiene una parte muy conectada con aspectos positivos del 2001, que es ejercer la política y la vida democrática a través de la movilización en la calle. El diario El País decía que Argentina aparece como un país único en este aspecto, que la tradición de la calle se impone. Creo que están todos analizando, internacionalmente, pero también los analistas argentinos, lo que significa la tradición política argentina, que está mezclada con muchas cosas: el 37% de nuestra clase trabajadora está sindicalizada, eso para la media mundial es muy alto. Francia, por ejemplo, tiene el 9%. Hay un fenómeno político que se está abriendo, que es profundo, y ha habido un click en las cabezas alrededor de cuál es el plan del macrismo, que nosotros acá lo veníamos hablando. Eso hoy es patrimonio de muchos y muchas, entonces no se sabe para dónde va. Creo que para el 2018, si el macrismo sigue así de insistente en sus leyes antipopulares vamos a un escenario de conflictividad social muy muy grande.

F.A: Manuela, gracias por venir

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre