Ante la llegada de la segunda ola de contagios

Garantizar la educación pública y el cuidado de la salud de la comunidad educativa

Ante la llegada de la segunda ola de una pandemia que afecta al mundo entero, con el vertiginoso aumento de los casos y en el marco de que se ha iniciado un retorno a la presencialidad en las escuelas, hoy se abre un nuevo debate de cómo encararla y una vez más pretenden dejar a la docencia por fuera de la discusión.



Todas y todos los docentes sabemos que la experiencia de educación virtual que vivimos el pasado2020exacerbó la profunda desigualdad social que genera el capitalismo, y esto se puso de manifiesto empujando a miles de estudiantes a un proceso de exclusión, y aún más privándolos de la educación y negándoles el proceso de aprendizaje, que es social y colectivo, Y más aún,  fue un año de virtualidad que los gobiernos nacional y provinciales aprovecharon para redoblar el ataque permanente a la educación pública y aplicar un inmenso recorte al presupuesto educativo, porque privilegian el ajuste.

El retorno a la educación presencial con cuidados sanitarios y protocolos, se vio como un logro por parte de la sociedad, de la comunidad educativa, pues significa una recuperación, aunque parcial, de un derecho social que estaba negado para  nuestra juventud y nuestros niños, y a su vez permitió reencontrarnos como docentes en nuestro lugar de trabajo, donde poder realizarnos como trabajadoras y trabajadores. Ese encuentro permitió también comenzar a organizarnos para defender nuestros derechos sanitarios, educativos y laborales en forma colectiva. Desde la Corriente Carlos Fuentealba el año pasado planteamos que había que combinar el criterio sanitario con el educativo, a diferencia del macrismo con una posición irresponsable en lo sanitario y, en ese entonces del gobierno nacional, de sólo salud mientras se vaciaba la educación.

Del  gobierno nacional y de los provinciales nada podemos esperar, ya que este año condenaron la educación presencial a que se adecúe a la precaria infraestructura actual, ya que su decisión política, y en esto no existe la mínima grieta, es no hacerla más mínima inversión para dotar de más aulas y más docentes además de incrementar la planta de personal auxiliar. No hacen todas las inversiones necesarias para garantizar una real educación presencial en condiciones sanitarias seguras. Al contrario, siguen sin cubrirse miles de cargos y horas vacantes y siguen los salarios a la baja porque se privilegia ajustar el presupuesto para pagar al FMI y a los buitres.

Mirá también:  Por la estatización de SanCor, bajo el control de los trabajadores

Un gobierno que no logró llevar adelante un plan de vacunación en la totalidad de los docentes y el resto de los trabajadores esenciales, que acepta pasivamente la llegada a cuenta gotas de la vacuna: es necesaria la estatización del laboratorio argentino que fabrica la vacuna AstraZeneca para poder acelerar la vacunación a toda la población. No se puede naturalizar que la vacuna, llave para derrotar la pandemia, sea una mercancía. Es el eje de nuestro reclamo que accedamos todos a ella.

Las únicas medidas que tomó el gobierno fueron distribuir en los primeros días un poco de alcohol en gel y bajar un protocolo sanitario elaborado por el Consejo Federal de Educación, que sólo se pudo garantizar por la voluntad de las y los docentes y la comunidad educativa, pero no hubo ni una consulta por abajo.

Y junto con esto, una batería de medidas atacando nuestro Estatuto y nuestro salario, con un aumento miserable que ni siquiera cubre el costo de la canasta familiar.

Vacunación y transporte seguro ante la llegada de la segunda ola

Hoy, a pesar de la experiencia ganada, siguen existiendo los Larreta, Acuña y hasta el mismo Macri que pretenden seguir avanzando en la apertura total sin ninguna preocupación por la salud de la población. Por el otro lado, de parte del gobierno nacional anuncian la intención de  restringir las salidas recreativas, mientras el conjunto de las actividades económicas siguen funcionando. Y ni hablar de CTERA, SUTEBA, UTE, ATEN o UEPC, que vienen acompañando las políticas oficiales del gobierno en educación. En primer lugar, cerrando los sindicatos el año pasado, discutiendo la  paritaria dándole la espalda a los docentes, dejando pasar en total complicidad todos los ataques precarizadores al Estatuto, y ahora nuevamente sin convocar a asambleas para organizar a la docencia ante esta nueva ola de la pandemia. Es central mantener con cuidados sanitarios en las calles nuestros reclamos, como están haciendo cada vez más sectores de trabajadores. Volver a cerrar sindicatos o impulsar acotadas caravanas de autos es un grave error que desarma las luchas.

Mirá también:  Llamamos a votar críticamente a La Bordó

Hoy existe preocupación en el personal de las escuelas ante el aumento de casos, pero la docencia ya hizo su experiencia con la virtualidad, que resultó en una verdadera tragedia educativa y por el momento prima exigir las condiciones seguras para sostener la presencialidad, aunque claro está no hay que descartar otro tipo de medidas ante una evolución superior de los casos.

Hoy es más necesario que nunca luego de esta vuelta a  la presencialidad, (en realidad a una modalidad dual presencial y virtual) que significa recuperar aunque sea en forma  limitada este derecho social, defenderlo; para eso es necesario, para garantizar la educación, avanzar en las medidas sanitarias, de higiene, de obras, de coberturas de cargos, de aumento de salario, de entrega de meriendas, etc. Por eso es necesario organizarnos por abajo desde cada escuela para exigir el presupuesto necesario.

Ante el recrudecimiento de casos para sostener la presencialidad es urgente un plan efectivo de vacunación para toda la docencia, y más que nunca que se aumente la frecuencia del transporte público para un traslado seguro a los establecimientos escolares.

Debemos exigir el cumplimiento de los protocolos de higiene y sanitarios y que seamos las y los docentes y la comunidad educativa y que conocemos el terreno mejor que nadie, seamos quienes tengamos injerencia directa en las decisiones a tomar en cada escuela, que formemos verdaderas Comisiones para hacer seguimiento de la situación epidemiológica y sanitaria de cada escuela. Pongamos en pie a la docencia para garantizar la salud, la educación y el bolsillo de las y los trabajadores.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Versión del Marxist Internet Archive. 18 de febrero de 1940, Fourth International, mayo de 1940, bajo el nombre de J. Gerland. Una ola que se aleja deja las piedras más pesadas primero, después los guijarros y lleva la arena un poco más lejos. Para los desertores del marxismo, la piedra más pesada es el mismo corazón de la doctrina (su método), la dialéctica. Es lo primero que abandonan. Es larga la lista de los revolucionarios fatigados que desde ahora hace casi tres cuartos de siglo llevan denunciando a la detestada dialéctica mientras que...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre