Crisis sanitaria en Europa

Francia: Macron anuncia un nuevo confinamiento

Ante la crisis sanitaria, Macron refuerza el toque de queda, las restricciones de desplazamientos y el cierre de comercios, al tiempo que decreta el cierre de las escuelas durante todo el mes de abril.



Macron confinamiento

En una alocución desde el Palacio del Elíseo Emmanuel Macron declaró un nuevo confinamiento que regirá en territorio francés durante todo el mes de abril. Esto se debe a que los casos detectados de covid-19 no han dejado de aumentar en las últimas semanas. En efecto, desde que comenzó la “segunda ola” durante los meses de octubre y noviembre, la curva nunca terminó de descender por completo. Luego con la aparición de la “variante inglesa” la cantidad de contagios registrados no paró de aumentar de forma ascendente. Solamente en la última semana de marzo se registraron casi 40.000 casos positivos nuevos por día, con casi 350 muertes diarias.

En su discurso, el presidente recordó nostálgicamente que hace un año realizaba el anuncio del primer confinamiento. Un año “duro” con más de 4,5 millones de contagiados y alrededor de 95.000 muertos desde el inicio de la pandemia. Según Macron, se trata de un año “de esfuerzos para todos, de angustia, de sacrificios y de actos heroicos. Un año en el que juntos hemos resistido y aprendido.” Acto seguido destacó el rol desempeñado por los trabajadores de la salud y rememoró los aplausos de agradecimiento espontáneos de la población. Claro que son los trabajadores los que han realizado los esfuerzos y que han resistido en la primera línea de la lucha contra el virus, pero no en unidad con el gobierno, sino luchando contra él. Las palabras de Macron suenan a una hipocresía absoluta, en nada sirven para ocultar el desastre sanitario en el que se encuentra sumida Francia como responsabilidad de las acciones de su gobierno.

Porque si Francia llega a este punto de saturación del sistema sanitario es por la incapacidad de un gobierno que se ha dedicado a hacer un tratamiento capitalista y represivo de la crisis sanitaria, poniendo en primer lugar las necesidades de las empresas por sobre la salud de la población. Una situación que ha sido denunciada en reiteradas oportunidades por los trabajadores de salud y por otros sectores de trabajadores que se han organizado desde abajo para hacer frente a la pandemia.

Mirá también:  La tentación autoritaria

Es el caso de los trabajadores de la educación, que desde hace semanas vienen advirtiendo que las escuelas son verdaderos “clusters” en donde no paran de dispararse los contagios. Una situación alarmante en donde para nada han servido los anuncios rimbombantes del ministro Blanquer de permanentes “refuerzos” de protocolos inexistentes. Por el contrario han sido los docentes quienes han ejercido su “derecho al retiro” y otras acciones de movilización y de huelgas para exigir verdaderos protocolos sanitarios. Finalmente, se ha llegado a una situación de saturación tal que durante el mes de abril se reacomodarán las vacaciones de primavera para que las escuelas permanezcan cerradas durante un mes entero (dos semanas de vacaciones y dos semanas de educación a distancia).

Por otro lado, el toque de queda impuesto a partir de las 19 hs. continuará aplicándose en todo el territorio, con una restricción de desplazamientos de más allá de 10 km. del domicilio. Los comercios, por su parte, continuarán cerrados; así como también los bares, restaurantes y teatros. Recién a partir de mediados de mayo, el gobierno prevé hacer nuevos anuncios al respecto. Una mala noticia para los trabajadores de la cultura que ocupan desde hace semanas alrededor de una centena de teatros en todo el país denunciado el abandono al que se encuentran sometidos desde hace un año. Una situación que encuentra sus ecos en las amplias mayorías de la sociedad. La situación psico-social en Francia es acuciante, más allá de los suicidios estudiantiles universitarios, las incoherentes medidas tomadas por el gobierno para manejar la pandemia, tienen hoy por resultado altísimos niveles de malestar psicológico en la población.

Mirá también:  Manuela Castañeira sobre los cacerolazos

Es por eso que ante la gravedad de la crisis, el discurso del gobierno resulta por demás autoproclamatorio en un contexto en el que sus estrategias fracasan continuamente desde hace un año. Durante la “primera ola” no pudo garantizar los mascarillas, durante el verano 2020 no se preparó para la “segunda ola”. Se propuso desarrollar una “vacuna francesa” con subsidios millonarios a Sanofi que no llegaron a ningún resultado. Luego se fijó un objetivo de reducir los contagios a menos de 5.000 casos por día con medidas “liberticidas” y autoritarias mientras que hoy estamos en una cifra cerca de 10 veces superior. A su vez, mientras las cifras del desempleo y la precariedad aumentan, el gobierno anuncia medidas insuficientes de asistencialismo, mientras que durante semanas anunció recortes a la salud, a la educación y a las prestaciones sociales como el desempleo. Los esfuerzos que el gobierno señala son siempre del mismo lado, del lado de los trabajadores.

Es necesario avanzar fuertemente en un plan de vacunación para todos que le ponga un freno efectivo a la pandemia. Apoyamos la liberación de las patentes y la requisición de las empresas para la producción masiva de vacunas. Apoyamos las formas de auto-organización para salir de la crisis sanitaria, de manera solidaria entre los de abajo. Nuestras vidas valen más que sus ganancias.

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre