14 de julio 

Francia: las direcciones sindicales traicionan, los trabajadores de la salud se movilizan

El lunes 13 de julio, el nuevo primer ministro Jean Castex se regocijaba del acuerdo “histórico” firmado por el gobierno gracias a la complicidad traidora de las direcciones sindicales de la CFDT, FO y la UNSA. Una traición en regla que los trabajadores de la salud salieron a denunciar este 14 de julio, en contraste con el desfile militar oficial.



Aunque Jean Castex, un viejo conocido por aplicar políticas neoliberales en la salud pública, se regocije por el “esfuerzo histórico” de este “reconocimiento considerable para aquellos que han estado en la primera línea de la lucha contra la epidemia”, la realidad muestra que el acuerdo firmado en Matignon este lunes 13 de julio no satisface las demandas de las y los trabajadores de la salud.

En efecto, este plan “histórico”, denominado “Ségur de la Santé” prevé solamente dos pagos diferidos de 90 euros, cuando la reivindicación del personal sanitario incluye un aumento salarial generalizado de 300 euros para todas y todos. Como declaró el colectivo “inter-urgences”, los trabajadores de la salud “lo que queremos es el reconocimiento, salarios y medios y terminar con la reducción de camas en los hospitales”. Pero el plan propuesto por el gobierno se evidencia como una simple mascarada simbólica que no representa reales soluciones para el hospital público.

Las direcciones traidoras de los sindicatos CFDT, FO y UNSA participaron de esta farsa que intenta disimular con el eufemismo del “diálogo social” lo que constituye una traición en regla contra los trabajadores de los hospitales. Una estrategia similar a la que los mismos sindicatos CFDT y UNSA habían utilizado anteriormente contra los trabajadores de la SNCF y la RATP (ferroviarios y transporte urbano), cuando se desarrollaba la huelga contra la reforma de las jubilaciones. Por su parte, las centrales SUD y la CGT se opusieron correctamente a firmar el acuerdo con el gobierno, pero ambos sindicatos participaron ampliamente de las mesas de “diálogo social” y sus reuniones con el gobierno para apelar a la negociación tuvieron un efecto desmovilizador.

Mirá también:  EE UU: La Peste Negra

Sin embargo, la bronca de los trabajadores de la salud, ampliamente apoyados por el conjunto de la sociedad, ha encontrado la vía para expresarse fuertemente desde que comenzó el desconfinamiento el 11 de mayo. Desde entonces, un gran número de actos se desarrollaron en la puerta de los hospitales, una gran manifestación tuvo lugar el 16 de junio y otra también se desarrolló el 30 de junio. Una bronca que pudo mostrarse a pesar de las traiciones de la burocracia sindical y de las estrategias que se llevaron a cabo para desmovilizar a los trabajadores.

En el día del 14 de julio, los trabajadores de los hospitales salieron nuevamente a las calles para rechazar el plan del gobierno Castex-Macron, expresando un contrapeso del desfile militar oficial. En París, mientras el desfile militar ocupaba los Campos Elíseos en horas de la mañana, la marcha de la salud tenía lugar a la tarde entre la plaza de la República y la histórica plaza de la Bastilla.

En estos momentos, los trabajadores de salud necesitan que se ponga en pie un verdadero plan de batalla que pueda sacarse de encima las traiciones de la burocracia sindical. Es necesario unificar todos los sectores en lucha para unir la pelea por el hospital público a la pelea contra los despidos, junto a los sin papeles y los sectores movilizados contra las violencias policiales y el racismo. La unidad en las calles es necesaria para unificar a nuestra clase contra los ataques del gobierno de los ricos.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

¿Desgaste o lucha?

Edicions Internacionals Sedov germinal_1917@yahoo.es Valencia, julio de 2018 (“Ermattung oder Kampf?” Die Neue Zeit, año XXVIII, volumen 2, 1910) I Debido al trabajo de agitación oral al que tuve que dedicarme, respondo con bastante retraso al camarada Kautsky, Pero si mi artículo acerca de la huelga de masas y mi trabajo agitativo de abril no hubiesen conseguido nada más que abrir el partido a una discusión profunda sobre los problemas de táctica, y lograr también que la prohibición de la discusión sobre la huelga de masas se rompa ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre