Por Diego Marcos, 16/08/2018

Esta mañana, Gwendolyn Quinn, representante de Aretha, confirmó la triste noticia. Aretha se despidió de este mundo rodeada de familia y amigos luego de pelear duramente contra el cáncer. A sus 76 años, ella era la última de una generación dorada de la música negra estadounidense.

Con una carrera plagada de éxitos, Aretha se despide con 18 premios grammy, varios “hits” y un recorrido como ícono de los derechos humanos en estados unidos.

La reina del soul

Nació en Memphis (Tennessee) en 1942 y creció en Detroit (Michigan), próspera capital de la industria automotriz y de la música soul y rythm and blues. Su familia, como muchas otras familias afroamericanas de los 40, emigró del sur hacia el norte por las oportunidades que generaba el boom industrial de la ciudad. El surgimiento del jazz, blues y otros ritmos en ciudades como Detroit o Chicago se deben por este fenómeno económico y demográfico. El descenso de los mismos, también. Cuando estas ciudades perdieron lo que las caracterizaba, Aretha ya era una gran artista conocida internacionalmente.

Hija de una cantante de Gospel, su carrera empieza en las iglesias donde cantaba este género siendo “Precious Lord” uno de los primeros temas que interpretó. Rodeada de todo tipo de música y cantantes de gospel, aprendió a tocar el piano con solo la ayuda de unas grabaciones, instrumento que llegaría a dominar y tocaría en sus álbumes.

A sus 14 años tendría su primer disco llamado “The gospel soul of Aretha Franklin” en 1956.

Dedicó su vida exclusivamente a la música logrando en su exitosa carrera 18 premios grammy. Algunos de sus grandes éxitos fueron “Spanish Harlem”, “(You make me feel like) A Natural woman” o “Respect”.

Mirá también:  EEUU/Israel -Trump, un fanático de la colonización sionista

Pero es Respect (R-E-S-P-E-C-T, deletreado por ella con ímpetu por si no quedaba claro) lo que la hace figura del feminismo y derechos humanos en su país. La canción original, de Ottis Redding, hablaba de un hombre que traía dinero a casa después de trabajar todo el día y le “exigía” respeto a su mujer. Aretha, con solo unos cambios en los cortes y agregando a sus hermanas a los coros (y con una genial interpretación) cambió el tono machista de la canción para exigir “respeto” hacia la mujer. Convirtió en un poderoso himno feminista el reproche machista de un hombre. Todo esto en el contexto de la lucha contra el racismo en Estados Unidos, el surgimiento del pacifismo en rechazo a la guerra de Vietnam y la lucha feminista por todo el mundo.

“Respect” se convirtió rápidamente en un éxito y subió al número uno de la lista Billboard Hot 100 por primera vez para la cantante, convirtiéndola en la “queen of soul” o “reina del soul”.

Ícono del feminismo, los derechos humanos y afroamericanos, cantó “Precious Lord” en el funeral de Martin Luther King en 1968. También fue la primer mujer negra en entrar al Rock and Roll Hall of Fame en 1987.

También tuvo un leve coqueteo con el cine en “The Blues Brothers” (1980) y “Blues Brothers 2000” personificando a Mrs. Murphy, una esposa cansada de su marido que le exige “respeto” y “libertad” en una gran escena junto a John Belushi y Dan Aykroydd.

Lamentamos la perdida de tan gran cantante y persona. Que las nuevas generaciones no se pierdan la oportunidad de escuchar a esta gran cantante que marcó y un antes y después en la el soul, góspel, blues y tantos otros géneros de los que participó.

Mirá también:  El “honesto” Barak Obama

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre