Elecciones presidenciales

Estados Unidos: pandemia, elecciones, el correo y «votación en ausencia»

Una fuerte rosca cruza a republicanos y demócratas por la realización de las elecciones en plena pandemia y la modalidad del voto por correo que Trump trata de boicotear.

Martin Mandeb

Las discusiones (y las roscas) alrededor de la modalidad de la votación que se llevará adelante el noviembre próximo para elegir al presidente de EEUU han abarcado un gran espacio en los diarios del país imperialista. Y aunque el inicio de la discusión, como comentamos por aquí[1], fue bastante disruptiva (Trump insinuando la posibilidad de posponer la elección), ahora continúa, en formas quizás más moderadas, que causan alguna preocupación en el establishment demócrata.

¿Cuál es la modalidad de la votación que está en discusión? Específicamente se trata de la discusión en torno a la votación por correo.  A saber, una modalidad posible de voto en Estados Unidos consiste en el “voto en ausencia”, que permite a las personas avisar que no se acercaran a las urnas para emitir su voto, pudiendo votar a su candidato mediante el envío de un correo. Y es que la discusión sobre si la votación se podrá realizar o no por el servicio postal estadounidense se vuelve bastante importante viviendo una pandemia que ya causó casi 6 millones de contagios y alrededor de 174 mil fallecidos.

Ante esta necesidad de mejorar la eficiencia del correo para garantizar una modalidad de elección que seguramente será ampliamente demandada, lo que sucede es justamente lo opuesto. En los últimos meses el correo ha bajado la calidad de su servicio mediante un vaciamiento con motivos lucrativos para el empresario Louis DeJoy -elegido como director general del servicio postal por el actual gobierno republicano- y que, además de llevar adelante sus negocios, puede ayudar a realizar una maniobra al amigo suyo que preside la administración norteamericana.

Sucede que Lous DeJoy se encuentra ligado a la empresa XPO Logistics, que proporciona auxilio al servicio postal en los momentos más convulsivos para la entrega de paquetes y correos a cambio de jugosos contratos. En esta empresa, Dejoy -de la que fue parte de la junta directiva hasta 2018- tiene invertidos entre 25 y 50 millones de dólares; además de haber recibido pagos en los últimos que rondan entre las cifras de 1.2 y 7 millones de dólares[2]. A las arcas de este donante de Donald Trump le viene como anillo al dedo recortes que impliquen mayores contrataciones a la empresa que se encuentra ligado, recortes que ha empezado a realizar desde que asumió como director general del servicio postal. Esto, obviamente, es lo que ha hecho desde que fue elegido hace tan solamente 3 meses: En este tiempo, DeJoy ordenó la eliminación de máquinas de clasificación de correo, la reducción de las horas extras de todos los empleados, entre otras medidas de igual impronta.

Mirá también:  Enmienda XIII: La esclavitud constitucional

Ante este panorama, el vaciamiento de una de las pocas empresas estatales eficientes que quedan en Estados Unidos por parte de un director ligado políticamente al actual presidente derechista afectan a distintas votaciones internas que se hacen en el país. Es que, ni lento ni perezoso, el actual presidente yanquí -seguramente preocupado por los guarismos de las encuestas que indican una derrota segura en noviembre- ya ha salido a pelear con todo contra la votación en ausencia, denunciando un supuesto carácter fraudulento[3], apoyándose en la reciente falta de operatividad que ha tenido el correo -causado, en cierta medida, por las modificaciones que impulsó su amigo DeJoy-. Incluso más, el presidente levantó la posibilidad de no financiar el servicio postal que, por la propia crisis económica en la cual está sumida su país, tiene un importante déficit económico que requiere una inyección del estado para seguir proporcionando normalmente sus servicios.

El establishment demócrata ha salido en bloque a rechazar la maniobra, denunciando hasta el mismo Barack Obama la intención de Trump de socavar el voto que podría implicar su derrota[4]. En esto, no hay que engañarse, lo que preocupa a los demócratas no es el sostenimiento de un servicio postal de calidad, ni tampoco les molesta que empresas privadas se enriquezcan por el achicamiento de las capacidades de un servicio estatal; tan solo les interesa no tener que discutir la legitimidad de la elección con un presidente dispuesto a cuestionar la legitimidad de la elección en el caso de verse perdedor.

La presión política de los pesos pesados que llevaran a Biden como candidato presidencial han tenido algunas victorias iniciales, y en los últimos días DeJoy ha tenido que anunciar el retroceso y suspensión hasta noviembre[5] (otra evidencia de que a los demócratas no les importa el lucro en perjuicio de un servicio estatal). No queda claro, de todas maneras, si algunas de las reducciones que se ya han realizado se revertirán, es decir, si se repondrán las máquinas eliminadas.  Tampoco queda claro que con esto alcance para resolver los problemas del correo ante una votación que probablemente sea histórica en cuanto al número de votantes que emitirá su decisión “en ausencia”. Lo que sí queda claro es que Donald Trump pasará los próximos dos meses atacando la legitimidad de las elecciones, ya por su modalidad como por cualquier otro detalle que encuentre conveniente, y que puede llevar a una lucha en el barro a sus oponentes para defender la validez de la elección. Se verá en qué queda todo, pero no sería de sorprender que Trump nuevamente sorprenda al mundo con una maniobra que socave la credibilidad de las elecciones, y vaya a saber uno donde termine el cóctel que es actualmente la política estadounidense.

Mirá también:  “Estamos pasando una situación realmente terrible”

 

[1] Véase “Trump quiere postergar las elecciones” http://izquierdaweb.com/trump-quiere-postergar-las-elecciones/

[2] Véase “DeJoy Earned millions from company with financial ties to postal service”

[3] Véase “Trump’s Postal Service chief to testify amid fears about U.S. election” https://www.reuters.com/article/us-usa-election-post-office-trump/congressional-democrats-plan-vote-on-postal-service-as-trump-defends-cuts-idUSKCN25D1HZ

[4] Véase “Obama claims Trump is more concerned with suppressing the vote than coronavirus after president blocked USPS funding” https://www.thesun.co.uk/news/12407330/obama-trump-suppressing-vote-coronavirus/

[5] Véase “Postmaster general announces he is ‘suspending’ policies blamed for mail delays” https://www.washingtonpost.com/politics/senate-will-hold-postal-service-hearing-with-dejoy-on-friday-as-mail-delay-fears-grow/2020/08/18/5f978e76-e14f-11ea-8dd2-d07812bf00f7_story.html

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

El retorno de Engels

Diseño de portada: Amancay Amadé González   Suplemento semanal de Izquierda Web EL RETORNO DE ENGELS A 200 años de su nacimiento http://izquierdaweb.com/el-retorno-de-f-engels/ http://izquierdaweb.com/el-papel-del-trabajo-en-la-transformacion-del-mono-en-hombre/ http://izquierdaweb.com/la-postura-hace-al-hombre/ http://izquierdaweb.com/engels-y-las-ciencias-naturales-por-paul-mcgarr/ http://izquierdaweb.com/la-dialectica-de-la-naturaleza-de-engels-en-el-antropoceno/ http://izquierdaweb.com/marx-engels-cartas-p...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre