Estados Unidos | Histórica huelga docente en Los Ángeles

30 mil docentes de la ciudad de Los Ángeles se lanzaron a la huelga por primera vez en tres décadas, y miles de ellos se encuentran participando en enormes movilizaciones.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Mer García y Ale Kur

30 mil docentes de la ciudad de Los Ángeles se lanzaron a la huelga por primera vez en tres décadas, y miles de ellos se encuentran participando en enormes movilizaciones. La medida se impuso luego de meses de negociaciones fallidas en las que los docentes exigían una recomposición salarial, así como mejores condiciones de trabajo (una mejor proporción entre cantidad de docentes y de alumnos, permitiendo clases más pequeñas).

La huelga de Los Ángeles es la culminación de un proceso iniciado el año pasado, por la cual se desataron importantísimas luchas docentes en Virginia Occidental, Arizona, Oklahoma y otros estados. Este tipo de movimientos huelguísticos y de protestas multitudinarias de trabajadores no son nada habituales en los EEUU: por el contrario, su irrupción en la escena política es toda una novedad. Se trata de un proceso de un enorme potencial político: el ingreso a la palestra de sectores orgánicos de la clase trabajadora puede ser decisivo para inclinar la balanza contra el gobierno de Trump y hacer girar la situación hacia la izquierda.

En particular, Los Ángeles se trata de la segunda ciudad más poblada de los EEUU, y es uno de sus principales centros en importancia política y económica. Es parte del estado de California, en el que se concentran industrias muy estratégicas de alta tecnología, así como una juventud muy dinámica y de fuerte sensibilidad progresista. Si se desarrollara un proceso de radicalización política de las ciudades californianas, esto sería un factor enormemente revulsivo, que podría cambiarlo todo en la principal potencia del planeta. A esta perspectiva (y a su imitación en el resto del país) hay que apostar hasta el final.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre