movimiento obrero internacional

Estados Unidos: 20.000 trabajadores de las telecomunicaciones van a la huelga

Se trata de un paro convocado por el sindicato de Trabajadores de Comunicaciones (CWA) en el marco de las negociaciones de contrato con AT&T (la empresa de telecomunicaciones más grande del mundo) exigiendo mejores condiciones de trabajo. Involucra a decenas de miles de trabajadores de 9 estados del sudeste de Estados Unidos y ya lleva 3 días.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Agustín S.


AT&T (American Telephone & Telegraphe) es una empresa multinacional estadounidense que se dedica al rubro de las telecomunicaciones (telefonía, televisión e Internet), con más de 125 años de existencia. Es la más grande del mundo en el rubro de telecomunicaciones, la tercera en el negocio del entretenimiento y la novena empresa más importante de los Estados Unidos en relación a sus ingresos totales. Es dueña de la cadena WarnerMedia (WarnerBros.), así como de DirecTV, CNN, HBO, Cartoon Network, Boomerang, TNT, Cinemax y de varios canales de televisión por cable de Latinoamérica. Desde las 00.00 horas del pasado sábado, su servicio se encuentra dificultado por la huelga convocada por la seccional sudeste de la CWA que llevó al paro a 20.000 trabajadores, la mayoría de ellos técnicos y personal de servicio telefónico al cliente, y que tiene acatamiento en los estados de Alabama, Florida, Georgia, Kentucky, Lousiana, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Tennessee.

La dirección de la CWA convocó el paro luego de que se cayera la mesa paritaria que negociaba nuevos contratos con AT&T, alegando que la empresa había enviado personal sin autoridad jerárquica para tomar decisiones que pudieran satisfacer sus demandas. Ante esto, AT&T declaró que continuaría brindando su servicio normalmente, y desacreditó la huelga diciendo que los sueldos de los trabajadores de telecomunicaciones ya son demasiado altos y que sus propuestas para un nuevo contrato tienden a “mejorar la situación de los empleados”[1].

Sin embargo, los trabajadores se han mostrado decididos a continuar la huelga hasta que se satisfagan sus demandas. Ocurre que los nuevos contratos ofrecidos por AT&T intentan recortar el presupuesto para el sistema de salud laboral (cobertura médica y duración de las licencias por enfermedad), al tiempo que incrementa las responsabilidades para algunos de los trabajadores técnicos e introducen un nuevo sistema “stand-by”, que básicamente obliga a los trabajadores a estar disponibles para trabajar en cualquier momento que sean requeridos por la empresa[2]. Además, trabajadores del gremio indicaron que, por más que los sueldos sean relativamente altos, han aumentado menos que los costos de vida en los últimos tiempos, y que la patronal está llevando adelante una política de despedir trabajadores calificados y reemplazarlos con trabajadores sin antigüedad para reducir costos[3].


Esta huelga no es inesperada: es la segunda en tan sólo una semana. Hace algunos días, el CWA había realizado una huelga en Florida en protesta a prácticas de persecución política por parte de la empresa, que caracterizaron como “acciones disciplinatorias ilegales” contra trabajadores que utilizaron indumentaria que los identificaba como miembros de su sindicato y que se involucraron en actividades gremiales[4].

Mirá también:  Los presos de la Línea Este quedan en “arresto domiciliario”

El paro de los trabajadores de AT&T ha tenido un amplio impacto sobre los negocios de la empresa, generando que colapse la transmisión de algunas de sus señales (como el canal de la CBS) durante algunos días, dando muestra de que los intentos rompehuelgas de la empresa de reemplazar a los técnicos con trabajadores nuevos no están teniendo éxito. Además, la huelga, que se complementó con distintos piquetes y acciones callejeras, está teniendo un importante impacto político y mediático. Es que el entorpecimiento de las actividades de una de las principales multinacionales yankees no puede pasar desapercibido.

Este conflicto pone al desnudo la realidad “crecimiento económico” bajo Donald Trump, que vino de la mano del empeoramiento generalizado de las condiciones laborales, los bajos salarios y la precarización de los trabajadores. No es una huelga en una empresa cualquiera, sino en la más grande multinacional en el rubro y una de las empresas más importantes de EU, la primera potencia capitalista del planeta. Es una muestra de la conflictiva realidad social que se vive en los Estados Unidos en los últimos años (sumándose por ejemplo a las históricas huelgas docentes del último año, el movimiento anti-racista Black Lives Matter y las multitudinarias marchas de mujeres contra Trump) que parecen anticipar el inminente retorno de la crisis económica luego de algunos años de crecimiento raquítico.

 

 

[1] “Por qué 20000 trabajadores de AT&T están de huelga en el sudeste estadounidense”

https://www.dallasnews.com/business/att/2019/08/26/20000-att-workers-strike-across-southeastern-us

[2] https://www.dallasnews.com/business/att/2019/08/26/20000-att-workers-strike-across-southeastern-us

[3] “Huelga pone a los clientes de AT&T en medio de una disputa”

https://www.sun-sentinel.com/business/fl-bz-att-cwa-workers-strike-effects-20190826-bgsewmwuabgrhjfsoevxljgu3u-story.html

[4] https://www.dallasnews.com/business/att/2019/08/26/20000-att-workers-strike-across-southeastern-us

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre