Teatro Proletario

“Esperando al zurdo”

A sala llena, Esperando al zurdo nos invita a formar parte de una asamblea de taxistas estadounidenses de la década del 30, bajo el plan New Deal del presidente Roosevelt, en medio de esa gran crisis del capitalismo.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Vera L.


“No  os  atreveréis  a  decirme  a  mí,  que  he  recorrido  tantas  leguas,  que con tranquilidad de conciencia se puede ser neutral en este momento.”

Raúl  González  Tuñón,  “Blues  de  4  centavos”.

 

Un solo hombre no puede hacer una huelga, dice Joe a su compañera. Pero Edna, la mujer, lo cuestiona y lo incita a organizarse.  Tarta de ocultarlo pero está aterrado por las posibles represalias de la patota del Gremio de los Taxistas. Finalmente Joe lo dice: El Zurdo propuso la huelga hace ya algunos días.

A sala llena, Esperando al zurdo nos invita a formar parte de una asamblea de taxistas estadounidenses de la década del 30, bajo el plan New Deal del presidente Roosevelt, en medio de esa gran crisis del capitalismo.

La obra, adaptada y dirigida por Hugo Álvarez, tiene una puesta sencilla y algo grotesca con 18 actores en escena. Fue escrita en 1935 por Clifford Odets, un dramaturgo filadelfiano criado en el Bronx y uno de los principales exponentes del Teatro Proletario estadounidense junto con Elmer Rice.

La guerra, la deshumanización del sistema capitalista, cómo una empresa coerce a un trabajador para que espíe a otro mientras fabrican armas para una posible nueva guerra, los conflictos familiares a causa de la desocupación y del hambre, la explotación de una clase por otra, el camino que cada personaje recorre hasta llegar a formar parte del sindicato de choferes. De todo esto habla la obra. Y claro, un sistema que apesta genera su propia inmunidad y ahí aparece lo rojo.

Con absoluta actualidad esta obra pone en cuestión la burocratización de los sindicatos, los mecanismos de amedrentamiento de las patronales hacia los trabajadores, la figura del rompehuelgas, el declive de la humanidad bajo un sistema que tiene como eje la maximización de la ganancia por sobre la vida.

Mirá también:  Agroindustria | Víctima del ajuste, se suicidó un compañero en su lugar de trabajo

A pocos días de cumplirse el 38 aniversario de la creación del Movimiento Teatro abierto, impulsado por un grupo de actores, directores y dramaturgos que se levantaron como reacción a la última dictadura militar celebramos la puesta de esta obra de teatro que reivindica la independencia del arte y que, como lo entendía Leónidas Barletta, fundador del Teatro del Pueblo en la década del 30: el teatro puede ser un arte de la resistencia ante el avance del fascismo, un encuentro de artistas, un teatro del pueblo y para el pueblo que responda a las necesidades de un público obrero; un teatro libre, independiente y clasista.

 

La obra se puede ver en el teatro Corrientes Azul los sábados a las 21hs.

Av. Corrientes 5965 (a 1 cuadra de Juan B. Justo) Capital Federal

Reservas: 4854-1048 Web: http://www.corrientesazul.com.ar

Entradas: $ 300,00 / $ 250,00 / $ 200,00

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre