Catástrofe ambiental

Entrevista: incendios intencionales en el bosque nativo de Córdoba

Hablamos con Inés Zamudio, vecina de Casa Grande (Córdoba), que viene luchando contra los incendios provocados por los empresarios del agro. Convocan a una acción en defensa del bosque nativo para este viernes 2 de octubre en Córdoba Capital.



Nos tenemos que unir en una clara manifestación porque el tiempo se agota, es urgente y se agotan nuestros recursos. Se nos agotaron ayer y es muy serio lo que está pasando. Lo vamos a ver cuando vengan las lluvias, si vienen, que van a arrasar. Entonces ¿dónde está el señor gobernador Juan Schiaretti en el medio de este desastre organizado? Eso es lo más repudiable, porque es bien intencionada y organizada esta situación, estratégica en un marco pandémico y que está pasando en la mitad del país. Nos toca preguntarnos donde estamos, donde queremos estar y qué vamos a hacer para cuidar nuestros territorios y nuestros derechos que son vulnerados en esta violencia sistemática”

 

Izquierda Web: Querés presentarte y contar a dónde vivís?

Inés Zamudio: Hola, soy Inés Zamudio de Casa Grande, que queda en el Valle de Punilla entre Molinari, Cosquín y Valle Hermoso.

 

IW: Cuál es la situación de los incendios en tu zona y alrededores hoy?

IZ: Hace más de una semana que venimos teniendo situaciones de fuego en distintas partes del Valle, del lado oeste de la montaña. El fuego, hoy domingo 27 de septiembre a las 22:00hs, tiene un frente de más de 40 km de largo. Empezó prendiéndose en Cuchi Corral, que es cercano a Huerta Grande y ese fuego se fue abriendo, llegando muy cerca de Huerta. Quemó casas en Quimbaletes, ese fuego avanzó por la Pampa de Olaens, llegando cerca del Río Pinto y avanzó hasta la altura de Molinari. Hoy los focos que están muy problemáticos son en Río Pinto, a la altura de Los Molles, hay evacuados. Y arriba de Pampa de Olaens, cerca de las cascadas de Olaens hay otro frente y se ve una llamarada muy grande al fondo, no tengo dato preciso de dónde es. La situación es grave, es peligrosa, aberrate y desgastante. Los vecinos nos estamos agrupando de distintas maneras, desde juntar materiales, herramientas, plata, comida para los bomberos voluntarios, los brigadistas, e incluso los vecinos que se ofrecen a ir. Nos estamos agrupando para ir en vehículos.

IW: ¿A qué atribuís las causas de los incendios?

IZ: Yo no tengo dudas que estos incendios son totalmente intencionales, reiterativos, simultáneos y tienen que ver con intereses de la tierra. Con intereses inmobiliarios, con intereses de poner caminos y ampliar las urbes y sobretodo con un proyecto de Autovía que le falta la tercera y la cuarta parte del tramado en esta zona de Punilla, que va a conectar grandes rutas a lo largo de toda Argentina y Latinoamérica. Eso es el Plan IRSA y eso tiene que ver con estos incendios.

 

IW: ¿Cómo está actuando/respondiendo el Gobierno ante esto?

IZ: El gobierno realmente está actuando con una inoperancia que es llamativa y hasta violenta. A menos de un mes que hubo un incendio con un precedente que hacía muchos años no pasaba esta catástrofe, realmente los aviones hidrantes son muy pocos y a veces ni se ven. Los bomberos a veces no se quieren meter a ciertas zonas, las ayudas no llegan, no está habiendo presupuesto y en las noticias esto no sale. Hay pueblos donde en campos que se quemaron hace un mes está entrando gente, a punta de pistola, a tomar las tierras, a alambrarlas de la noche a la mañana. Es gente que tiene mucha plata, entonces está habiendo intereses con respecto a las tierras y el gobierno está haciéndose el desentendido en todo esto. Incluso cuando hace un mes se incendió y decretaron esto como una crisis agropecuaria y no como una crisis climática, ya es un grave error que habla de un enfoque ecocida con respecto al entorno y al medio.

Mirá también:  Córdoba: movilizaron exigiendo justicia por Nora y contra las redes de trata

 

IW: ¿Cómo se están organizando entre vecinxs ante la situación de emergencia?

IZ: Los vecinos nos estamos organizando como podemos. Hay ciertas zonas mucho más organizadas que otras, que tienen brigadas más recientes. En el caso más cercano de acá hay una pequeña brigada que se conformó hace poco, en San Jorge, Molinari, que están en contacto con una brigada de Valle. En Casa Grande nos estamos agrupando las vecinas y los vecinos para alcanzar alimentos, agua y lo que se está necesitando. Un poco hay una organización solidaria vecinal, medio que sobre la marcha. También estamos comunicados con brigadas y voluntarios de Giardino. Como la situación ya lleva más de una semana, realmente es un poco aturdidor. Ahora a la mañana salió un auto a Río Pinto, a la siesta sale otro auto de vecinos a Río Pinto y a la noche sale otro para la zona de Pampa de Olaens. Todos vecinos voluntarios, con un ex bombero que está guiando y otras personas que son de la zona, como para saber por qué caminos entrar.

 

IW: Vi que en tu muro denunciás la muerte de dos vecinos que se encontraban luchando contra el fuego, Jose y Cristóbal. ¿Qué pasó?

IZ: Hubo la muerte de dos vecinos. Uno en Las Jarillas, José, un hombre que se descompuso a causa del incendio y no logró sobrevivir. Y después Cristóbal que era de San Esteban, que salió con una cuadrilla de bomberos voluntarios. Quedó encerrado en un lengüetazo de fuego y se quemó el 95% de su cuerpo y por más que lo trasladaron a Córdoba en helicóptero, no logró sobrevivir.

IW: Desde tu punto de vista, ¿qué se puede hacer para contribuir a frenar esta situación?

IZ: Para poder contribuir con esta situación es imprescindible que se tomen medidas serias a nivel ambiente. Hay que cambiar el enfoque, con la mirada de un paradigma diferente, si no todos son parches. Lo que hizo el gobierno de Córdoba en el último incendio de hace un mes, con respecto a subsanar la situación, es nefasto. No sólo por cómo distribuyó la plata, si no porque la empresa que contrató para tener árboles para reforestar no son nativos, y la acción de re-forestación que intentan hacer no garantiza que esos árboles realmente prendan. Se necesita más que bajar un montón de plata para el fuego cuando sucede, como son subsidios para el fuego. Se necesita tener una educación ambiental y después algo que tiene que ser todo el año en relación a la preservación y cuidado de las zonas rojas. También garantizar la Ley de Bosques, que dice que las zonas rojas no pueden ser vendidas después de lo incendios, y estas situaciones que están pasando reiterativas, sistemática y simultáneamente, nos hablan de un interés donde parece que las leyes se llevan puestas. Entonces, las leyes están, lo ideal sería que garantice su aplicación. Que se garantice que haya un cuerpo ambiental presente en los territorios, para tener una conciencia del medio ambiente y un cuidado y preservación del espacio. No que salgan a querer apagar el fuego con dos avionetas cuando el fuego tiene 40 km de extensión. Y ni hablar que tiene que haber más equipamiento, más personas preparadas y más posibilidades de entrenamiento. De formación e información.

 

IW: ¿Algo que quieras agregar?

IZ: Como para agregar, la cosa es que con toda esta tierra quemada, después se vienen las inundaciones. Incluso se contamina el agua del Dique San Roque porque todos los afluentes van al Dique llenos de cenizas. Esta es el agua que se toma en la ciudad de Córdoba. Y el tema es más amplio porque a menos bosques, menos lluvia, menos humedad y entonces más sequía. Entonces realmente el gobierno de Córdoba no se está haciendo cargo de la devastación ecológica, del ecocidio que está generando y cómo ese ecocidio a corto plazo, porque va a pasar en menos de 10 años y lo vamos a poder comprobar esta generación que estamos, es un genocidio y es una violencia sistemática a través de los años, que se normaliza. Como si fueran situaciones normales que pasen, y no es normal: atrás de los incendios después aparecen countries, aparecen rutas, aparecen campos, alambrados y privados, donde antes habían reservas. Entonces acá, hasta que no hayan leyes que legislen y la aplicación de leyes que ya están, todo lo demás es un cartel, una gran simulación. No puede ser que esto esté pasando hace más de diez años y el 3% de bosque nativo que quedaba ahora esté bajo llamas y los vecinos estén asustados porque hay mafias queriendo tomar tierras. Y ni siquiera los hechos son nombrados como la crisis climática que estamos atravesando, entonces se fue armando una mafia detrás de los incendios. No sólo con las tierras, si no con las empresas que subsidian luego para reforestar y para dónde va esa plata.

Mirá también:  Córdoba y Buenos Aires | Dos fusilamientos policiales en una semana

Lo último que agregaría es que es re necesario que todos tomemos conciencia, desde las urbes y la ruralidad, de que es una problemática más amplia que el territorio cordobés. La mitad de la Argentina se prendió fuego en los últimos meses y esto va a tener un costo muy grande a nivel salud, ambiente, a nivel social, que en pocos años lo vamos a ver. Entonces el nivel de conciencia que tenemos que tener para estar a la altura de la situación tiene que ser grande y para eso se necesita mucho movimiento social. Se necesita mucho movimiento de todos los rincones de los actores sociales y se necesitan reactivar las redes que conecten. En esta situación específica, la contención y comunicación vecinal está siendo bastante “como va saliendo”. En algunos lugares más fluido, en otros más rudimentario. Pero sería muy importante que desde la ciudad esta problemática llegue, porque les afecta directamente y que integren esta problemática. Tiene que ver, no sólo con salir a la calle a repudiar lo que está pasando, si no también ver de qué manera se entrecruzan las colaboraciones, para que no sea todo tan costoso. No sólo es poner el cuerpo, cuando una no se preparó, para ir a apagar incendios, si no por las casas que se queman y los equipamientos que se necesitan. Luego nos tenemos que unir en una clara manifestación porque el tiempo se agota, es urgente y se agotan nuestros recursos. Se nos agotaron ayer y es muy serio lo que está pasando. Lo vamos a ver cuando vengan las lluvias, si vienen, que van a arrasar. Entonces ¿dónde está el señor gobernador Juan Schiaretti en el medio de este desastre organizado? Eso es lo más repudiable, porque es bien intencionada y organizada esta situación, estratégica en un marco pandémico y que está pasando en la mitad del país. Nos toca preguntarnos donde estamos, donde queremos estar y qué vamos a hacer para cuidar nuestros territorios y nuestros derechos que son vulnerados en esta violencia sistemática. Bueno eso, muchas gracias y espero que este mensaje llegue.

IW: Muchas gracias Inés.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

¿Desgaste o lucha?

Edicions Internacionals Sedov germinal_1917@yahoo.es Valencia, julio de 2018 (“Ermattung oder Kampf?” Die Neue Zeit, año XXVIII, volumen 2, 1910) I Debido al trabajo de agitación oral al que tuve que dedicarme, respondo con bastante retraso al camarada Kautsky, Pero si mi artículo acerca de la huelga de masas y mi trabajo agitativo de abril no hubiesen conseguido nada más que abrir el partido a una discusión profunda sobre los problemas de táctica, y lograr también que la prohibición de la discusión sobre la huelga de masas se rompa ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre