En defensa de Maxi Cisneros




 

¿Quiénes trabajan para la patronal y la Violeta?

 

“Todo es mentira en este mundo,

todo es mentira la verdad,

todo es mentira yo me digo,

todo es mentira ¿por qué será?”

Mentira, Clandestino (1998). Manu Chau

 

Parece ser una característica de los tiempos que corren. Se miente en los medios masivos, miente el gobierno, miente la oposición. También a esto se adapta cierta izquierda, abandonado la tradición leninista de decir la verdad por amarga que sea. ¿Tan difícil es decir la verdad? ¿Tan difícil es en este comienzo de siglo un debate político serio? ¿Tan difícil es decir si o no?  ¿Hay que contestar tanta falsedad?

 

Primero lo primero

 

La Negra, conducción del SUTNA San Fernando, debe explicarle, no a Jorge Ayala, a Maxi Cisneros, o al  Nuevo MAS, sino de cara a todo los activistas del gremio y a la base, por qué no apoyan la candidatura a delegado de sector de Maxi Cisneros. Que, como ellos mismos reconocen, está “en una fabrica con clara conducta antisindical y dirigida por la burocracia”, conducta de la cual es una de sus principales víctimas y al cual, como ellos dicen, “hemos acompañado y apoyado en toda su campaña por la reinstalación”.

En vez de explicar esa cuestión tan sencilla de por qué sí o por qué no apoyan a Cisneros, se dedican  a inventar una acusación totalmente descabellada y mentirosa: nos acusan de delatores; en concreto dicen: “Han decidido, en una suerte de vale todo, comunicarles en forma pública a la patronal y a la burocracia qué compañero sería supuestamente candidato”.

Cualquier incauto supondría que mencionamos con nombre y apellido al supuesto candidato; no, mentira. Lo más cómico del caso es que el “supuesto candidato” lo ha hecho público en su sector entre todos los compañeros, y que la empresa y la burocracia ya lo sabe y están feliz de la vida que se divida al sector. Esa es la verdad.

Compañeros, seamos serios: no inventen cosas que no se las cree nadie, ¿quién  puede creer que Jorge, Maxi o el Nuevo MAS es “delator”? Por favor, no sean payasos.

Expliquen por qué no apoyan a Cisneros y convenzan a la base que está bien y punto. La única explicación racional que hay es que el compañero no reporta en el PO, ni en la Negra; si hay otra que la hagan publica y punto.

De nuestra parte no andamos con vueltas, inventando delatores, ni nada por el estilo. Estaban las conversaciones avanzadas para integrar una lista común en la CTA, que hubiese sido muy bueno, pero no podemos integrar una lista común si por los gremios de base en una “fábrica con clara conducta antisindical y dirigida por la burocracia” (de la cual Cisneros es una de sus principales víctimas), ahora que puede coronar su pelea de más de tres años con un triunfazo, no puede hacerlo porque, escandalosamente, la Negra trata de dividirle el sector.

Mirá también:  Ataque a Maximiliano Cisneros: un “asalto” con mucho aire a amenaza y persecución

Esa es la razón de que en menos de dos días salimos a dar la pelea para conformar la lista 5 y lo logramos exitosamente.

 

De divisiones y divisionistas

 

El primer acto constitutivo de la Negra fue romper la Marrón, eso es un hecho, esa es la realidad. Nunca tuvieron como política mantener la unidad del activismo, que con todas sus diferencias se mantenía unido en la Marrón.

La Marrón fue la organización de todos los luchadores que dieron las dos peleas más importantes del gremio en los últimos años (2007 y 2008) y que tenía como a unos de sus principales referentes a Ayala y a Silva.

La razón de la ruptura fue el acercamiento a Micheli de la Seccional y de un sector del cuerpo de delegados. Es decir, la Negra se constituyó rompiendo la Marrón para acercarse al  michelismo  y a un sector burocrático de Pirelli que había roto con Wasiejko, “el Chaqueño” Fernández y Cabrera, la lista Verde. O dicho de otro modo: la política constitutiva de la Negra fue dejar afuera de la seccional a todo el sector clasista. Esa es la verdad, esa es la realidad.

Que la Negra haya ganado la elección no significa que tuvieran razón, ni que no fuesen divisionistas. Significa que la base valoró posible ganarle a Wasiejko con la Negra por que en ella estaba la mayoría de la ex seccional; pesó el voto útil y punto.

Tanto es así que la Negra no tuvo la política de unir al activismo anti-violeta; ni siquiera a los delegados opositores: ¡en estos dos años llamaron a una sola reunión del cuerpo de delegados y esto porque se votó en asamblea!

Pero también en las últimas elecciones a delegados en FATE, en noviembre del 2012, la Negra tuvo una política divisionista: presentó candidatos a delegados en los sectores contra los delegados que no eran de la Negra: dividió el voto opositor.  Esta política fue derrotada por la base. La seccional que venía de ganar las elecciones en marzo pasó en noviembre del mismo año a obtener 4 delegados y los sectores opositores a Wasiejko (pero no de la Negra) obtuvieron 6 delegados y la Violeta 5. En vez de sacar las conclusiones necesarias, vuelven a tener una política sectaria y divisionista.

Mirá también:  Le dimos un duro golpe a la patronal y a la burocracia en las elecciones de la CTA

Pero hay algo más. La Negra, bajo la orientación del PO, pretende arrogarse toda la oposición a la Violeta. Pero este operativo es de aparatos; de últimas, el prestigio y el carácter de clasistas se gana en la lucha. Pero la Negra no posee de ninguna de ambas virtudes, al menos no aun: todavía no dirigió ninguna pelea de importancia como dirección negra de la seccional; y, además, sus pergaminos clasistas no están claros porque ha vivido oscilando políticamente sin dar explicaciones de ninguno de sus giros. Que ahora se arropen bajo el ala del PO no define nada: este partido también se caracteriza por sus sinuosidades, por hacer, cuando le conviene a su aparatito, acuerdos con cualquiera.

Terminamos con las mismas palabras finales que el volante que nos critican los compañeros de la Negra:

“Compañeros: llamamos a la Negra a rever su posición y desde ya abrimos el debate de hacia dónde nos lleva la posición sectaria de una de las agrupaciones con más responsabilidad en el gremio, que en vez de unificar a todos los opositores, trabaja contra aquellos que no se alinean a ellos, haciéndole el juego al enemigo común: las empresas y la Violeta

Las tareas desarrollar son varias, entre ellas, hay que comenzar por repudiar las suspensiones que llevan adelante las patronales del neumático, dónde los que perdemos somos los trabajadores.

Luego de la denuncia viene la acción que debemos desarrollar todos unificados, una marcha al Ministerio de Trabajo, esta será para denunciar la trampa de los empresarios del neumático en los medios de comunicación para que se entere la sociedad.

A la vez acompañamos a los trabajadores Lista Naranja para apoyarlos en su pelea contra la Violeta en las elecciones de delegado. Por eso trabajadores del neumático desde la Lista Marrón levantamos el grito de unidad, para derrotar a la dirección actual del gremio, y comenzaremos en octubre con el apoyo a Maxi Cisneros”.

 

Rodolfo Torres

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

http://izquierdaweb.com/un-relato-apologetico-del-estalinismo/ http://izquierdaweb.com/debate-la-izquierda-revolucionaria-en-la-argentina-y-brasil/ http://izquierdaweb.com/altamira-y-la-revolucion-cubana/ http://izquierdaweb.com/suplemento-a-proposito-de-la-crisis-en-el-po-2/ http://izquierdaweb.com/suplemento-una-vez-mas-la-crisis-del-partido-obrero-2/ http://izquierdaweb.com/deutscherismo-y-estalinismo/

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias