Para ganarle a la inflación hay que salir a las calles

Empiezan a surgir luchas contra la miseria salarial y los despidos

Mientras el gobierno y la oposición de derecha se pelean en las alturas por la influencia sobre el poder judicial, en algunos sectores de trabajadores asoman conflictos por aumentos salariales. No están dispuestos a esperar las promesas de quienes dicen que “pondrán la Argentina de pie”, necesitan respuesta ahora, y salen a buscarlas mediante la lucha.



En el frigorífico Arrebeef en el pueblo de Pérez Millán, dos mil personas bloquean las puertas. Están exigiendo aumento salarial, están exigiendo no vivir por debajo de la línea de pobreza.

Hay trabajadores del frigorífico, pero también hay vecinos, almaceneros, familiares y docentes. Pérez Millán entero se puso de pie contra Hugo Borreli, el dueño del frigorífico, quien los amenaza con cerrar la planta si sigue el conflicto.

Por otro lado, Luis Pérez, el traidor local del Sindicato de La Carne, salió corriendo cuando una delegación fue a buscarlo al sindicato. Esa huída demostró algo que los trabajadores sospechaban: Pérez estaba con la patronal. Los laburantes recuperaron de hecho su sindicato y empezaron a recibir solidaridad de otros trabajadores del gremio, como los del frigorífico Ecocarnes, de zona Norte.

Lejos, en el puerto de Mar Del Plata, las obreras de la planta envasadora de pescado “Apolo Fish” bloquean las puertas enfrentadas los despidos de 18 trabajadoras. La patronal comenzó a despedir a partir de reemplazar el trabajo de sus empleados con el empleo de una cooperativa trucha, un recurso habitual en el puerto para abaratar “costos laborales”. Mientras tanto en los traidores de la dirección del gremio SOIP, miran hacia el otro lado.

“Es lo que el gobierno puede dar” dijo un delegado de ATE en una asamblea Castro Rendón. Sus esfuerzos estaban dirigidos a lograr que los trabajadores de la salud neuquinos, la primera línea, los “héroes” como los llamaba el gobierno, acepten un aumento miserable del 10%. Quedó completamente petrificado cuando cientos de laburantes gritaron que no iban aceptar, que no se merecían exponer sus vidas y las de sus familias para vivir debajo de la línea de pobreza. Empezó a correr una misma lucha por los hospitales de la provincia y se forjó una asamblea interhospitalaria en el capital neuquino.

Mirá también:  Se viene el conflicto en salud

Los repartidores de las Apps, protagonizaron un paro defendiendo sus condiciones de trabajo, enfrentando la precarización, exigiendo una relación laboral de dependencia.

A un año del comienzo de la pandemia, y con cierta reactivación de las actividades, la situación para los trabajadores no mejoró sustancialmente. Los laburantes más explotados sufren la miseria salarial, la inflación, la inacción de la burocracia de los sindicatos y se disponen a luchar.

Parece que en la agenda del “Consejo Económica y Social” del gobierno  no están las necesidades de los trabajadores. Las reuniones del ejecutivo con empresarios y sindicatos para “alinear precios y salarios” no tuvo efecto positivo alguno sobre los trabajadores de la salud, los repartidores, los laburantes del pescado, los obreros de la carne, entre tantos otros que siguen cobrando salarios con los que es una odisea llegar a fin de mes.

No sé bien a quien habrá ayudado esas reuniones, sospecho que solo a los empresarios, porque los aumentos salariales no compensan los aumentos de los precios y los laburantes somos cada vez más pobres. La novedad es que en varios puntos del país comienzan a levantarse, no están dispuestos a esperar las promesas de quienes dicen que “pondrán la Argentina de pie”, necesitan respuesta ahora, y salen a buscarlas mediante la lucha.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

“Naturalmente, Lenin no predijo o dedujo la revolución rusa como resultado de su estudio de Hegel. Pero su reaprendizaje de la dialéctica lo hizo más atento a las posibilidades, más capaz de descubrir, de manera concreta y empírica, las formas de acción que podrían superar las contradicciones que enfrentaba” J. Rees, The Algebra of Revolution   Paradójicamente a lo señalado en la cita del epígrafe, Lenin no predijo el estallido de la revolución rusa, sino incluso aseveró en una charla brindada a estudiantes suizos a comienzos del m...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre