Uno menos… | La renuncia de Juan Carlos Schmid a la CGT

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Ana Vázquez

Seguramente ningún trabajador se conmovió (si es que se enteró) de que el dirigente Juan Carlos Schmid renunció a su puesto en el triunvirato de la CGT.

Vapuleado, abucheado por trabajadores, con pedidos de rodillas, con lágrimas de cocodrilo, con frases duras como: “…no va a haber tregua” hacia autoridades del gobierno y el FMI, el máximo organismo dirigente de la central de los trabajadores ya estaba cayéndose a pedazos. Algunos huyeron antes de que se desplomara el último ladrillo, pero no por eso construyeron algo que nos convenga y esté a favor de nuestros intereses inmediatos e históricos. (Ver El SMATA pasa a la oposición junto a Camioneros y Bancarios). Seguramente a este novel Frente la renuncia le sume un nuevo integrante.

Esta caída en cámara lenta no fue producto de ningún tsunami provocado por cuestiones meteorológicas. Las luchas de los trabajadores a lo largo y ancho del país que fueron recrudeciendo y tomando un lugar destacado, junto a la rebelión estudiantil y el movimiento de mujeres, fueron la chispa que encendió la mecha. Y el triunvirato no tuvo los matafuegos suficientes para apagarla. Porque la mecha se hizo fogata y está presente en las calles, en las asambleas y discusiones en los lugares de trabajo donde es posible que se concreten, en las charlas cotidianas de todo trabajador.

Para ser fieles a la verdad, fueron consecuentes con sus dichos previos al último paro general: “no queremos ser los que encendamos la mecha…”.

Pero… se prendió igual. En contra de sus deseos e intenciones. Y por eso se fueron algunos referentes de gremios industriales y estratégicos y ahora se va Schmid, secretario general de Dragado y Balizamiento, que pasa a ser “el uno menos” que le da el final al opacado triunvirato.

Mirá también:  Accidente en FADETE: El compañero Leonardo de Mármol lucha por su vida

Más que nunca, unidad de todos los luchadores para enfrentar al gobierno y al FMI

Mientras ellos han quedado contra las cuerdas y por eso se desgranan y tratan de recomponerse, nuestras expectativas y máximos esfuerzos están en confluir en nuestras luchas, en nuestros reclamos, en unificar para ganar.

Probablemente el gobierno y sus acólitos sientan un poco de tranquilidad, pensando que así disminuyen las posibilidades de otro paro general masivo. Pero en esta situación de bronca y conflictividad, no creemos que la alegría les dure más de un día.

Porque no los vamos a dejar tranquilos ni a ellos ni a los dirigentes de los sindicatos y agrupamientos con nuestras exigencias, sean tres, dos o uno en la dirección de la CGT y de los sindicatos.

Además, pondremos todas nuestras pilas en acompañar y sumarnos a los que ya han dado un paso al frente. O han hecho miles de kilómetros, como los mineros de Río Turbio, para agruparnos y dar batallas cada vez más masivas y que nos permitan quebrar un plan de ajuste que viene por todo y contra todos.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre