Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Laui Roja, 12/03/2019

 

 

La Constitución Cubana

La Constitución anterior se conformó en 1976. Es decir, 15 años luego del triunfo de la revolución, en un contexto que había dejado de ser revolucionario. El régimen cubano se encontraba tendiendo lazos políticos y económicos con la URSS y Europa del Este.

Para ese momento, el mal denominado “bloque comunista” comenzaba a erosionarse con la ruptura de Yugoslavia en 1948 y, Albania y China en 1962. Mientras que América Latina se encontraba inmersa en un contexto de profunda represión con las dictaduras del cono sur dirigidas por Estados Unidos.

Desde Socialismo o Barbarie anteriormente caracterizamos frente a la “votación y armado” de la actual Constitución, a la del 76 como una Constitución profundamente burocrática, una copia maquillada de las Constituciones del Este Europeo, regímenes stalinistas de partido único controlados por una burocracia.

En aquel momento, el eje centralmente era poder institucionalizar el régimen de partido único, a la vez que otorga concesiones a las masas (como buen bonapartista sui géneris)

El elemento novedoso es el poder supremo de las figuras históricas como categoría especial representando en Fidel Castro, el gran caudillo latinoamericano que hizo la revolución. Esta figura bonapartista se expresa en el preámbulo y no es descartada de la nueva versión, se eleva por encima de toda Constitución.

Nueva Constitución de 2019

La nueva Constitución es aprobada, reza el Granma, órgano oficial del Partido Comunista, por seis millones 816 mil 169 cubanos, es decir el 73,3 por ciento del total de ciudadanos mayores de 16 años empadronados, según la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Según la CNE, los votos por el si: 6.816.169 (86,85%), los votos por el no 706.400 (9%), los votos en blanco 198.674 (2,53%), los votos anulados 127.100 (1,62%)”  (CNE, 25 de febrero de 2019)

En unTwitter de Díaz Canel se veía reflejado así:

………………………………………………..

Ante el referéndum de la Constitución Cubana

#SomosCuba y tenemos nueva Carta Magna. Al refrendarla con el 86,85 porciento de los votos,#Cuba  rindió hermoso tributo a la historia nacional este 24 de febrero con el#VotoSí. FELICIDADES CUBANAS Y CUBANOS.#SomosCuba#SomosContinuidad” (Twitter de Miguel Díaz Canel, 26/2/19)

“Rechazamos enérgicamente la irrespetuosa intromisión del desacreditado Departamento de Estado de los#EEUU al cuestionar el referéndum constitucional, libre y soberanamente celebrado por los cubanos.#CubaVotóSí por la#Revolución, el#Socialismo, la independencia y la soberanía” (Twitter de Miguel DiazCanel, 27/2/19)

………………………………………………..

El castrismo sostiene el argumento de “el proceso de fortalecimiento de la institucionalidad desarrollado en el país, la necesidad de hacer corresponder la Constitución con nuestra realidad, el futuro previsible y las demás medidas que han sido aproba­das en los últimos años” (Tabloide Anteproyecto de la reforma de la Constitución Cubana, 2018).

En el mes de enero, el parlamento cubano aprobó por unanimidad el proyecto de la Constitución.

Cabe señalar aquí que el régimen castrista no dio margen para ninguna alternativa al texto discutido: fue procesado en las alturas. La única opción que les da el PCC a los trabajadores y al conjunto de la sociedad es votar lo que se definió por arriba, sin ningún debate real en cuestiones de fondo, ni considerar textos alternativos. Además de que la Constitución votada mantiene al Partido Comunista Cubano como “fuerza dirigente superior de la sociedad”.

Según el Granma, periódico oficial del Partido Comunista Cubano, la Constitución votada el pasado 24 de febrero, es el 60% de lo que se propuso en el tabloide inicial.

Mirá también:  A 45 años del golpe en Chile | El "Poder Popular", la historia que Pinochet vino a enterrar

Rumbo al capitalismo desde hace tiempo

El contexto en el que vive la isla hace varios años está sometido a los grandes cambios en el modelo económico a partir de los lineamientosprivatizantes votados en el 2011 y el ingreso del “cuentapropismo” como salida para diversos sectores sociales, teniendo en cuenta la falta de alternativa de buena parte de la juventud.

En este marco, la Constitución recientemente votada admite distintos tipo de formas de propiedad, incluyendo como agregados novedosos a la propiedad privada y el reconocimiento del papel del mercado.

“ARTÍCULO 22. Se reconocen como formas de propiedad, las siguientes a) socialista de todo el pueblo: en la que el Estado actúa en representación y beneficio de aquel como propietario.b) cooperativa: la sustentada en el trabajo colectivo de sus socios propietarios y en el ejercicio efectivo de los principios del cooperativismo.c) de las organizaciones políticas, de masas y sociales: la que ejercen estos sujetos sobre los bienes destinados al cumplimiento de sus fines.d) privada: la que se ejerce sobre determinados medios de producción por personas naturales o jurídicas cubanas o extranjeras; con un papel complementario en la economía.e) mixta: la formada por la combinación de dos o más formas de propiedad.f) de instituciones y formas asociativas: la que ejercen estos sujetos sobre sus bienes para el cumplimiento de fines de carácter no lucrativo. g) personal: la que se ejerce sobre los bienes que, sin constituir medios de producción, contribuyen a la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de su titular.Todas las formas de propiedad sobre los medios de producción interactúan en similares condiciones; el Estado regula y controla el modo en que contribuyen al desarrollo económico y social.La ley regula lo relativo al ejercicio y alcance de las formas de propiedad.” (Constitución 2019)

….Y la inversión extranjera:

“ARTÍCULO 28. El Estado promueve y brinda garantías a la inversión extranjera, como elemento importante para el desarrollo económico del país, sobre la base de la protección y el uso racional de los recursos humanos y naturales, así como del respeto a la soberanía e independencia nacionales.La ley establece lo relativo al desarrollo de la inversión extranjera en el territorio nacional.” (Constitución 2019)

 

No inclusión del matrimonio igualitario

Párrafo aparte merece la no inclusión del matrimonio igualitario, ya que figuraba en el primer tabloide cuya impulsora fue Mariela Castro, hija de Raúl Castro y Vilma Espín, miembro del Partido Comunista.

El movimiento LGTTBI cubano se ha ganado la simpatía de grandes sectores de la juventud, participando de grandes movilizaciones para que se incluya este derecho. A pesar de ello, existe un fuerte sector misógino en la sociedad como contracara a este movimiento progresivo.Pero lo decisivo, probablemente, fue el factor político de no enemistarse con la Iglesia Católica. Con ella mantiene, ya desde los últimos tiempos de Fidel, buenas relaciones.

Además, el movimiento de mujeres “oficial” está bajo el mando de la Federación de Mujeres Cubanas. Tal como la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) es sólo un aparato colateral bajo el chaleco de fuerza de la burocracia.

Aún en la isla no existe el cuadro legal de femicidio tipificado por el Código Penal Cubano. Pero, contradictoriamente, el derecho al aborto es legal desde 1968 como una de las grandes conquistas de la Revolución Cubana.

 

Relaciones con Estados Unidos

Las relaciones de Cuba con Estados Unidos se encuentran hoy–con Trump– en un momento de gran hostilidad de parte del imperialismo. Contradictoriamente, ese factor ha sido durante décadas una traba en el curso restauracionista. Es que EEUU, bajo Trump, no quiere simplemente cualquier “restauración” capitalista, sino la restauración que devuelva el poder y las propiedades en la Isla a los restos de la gran burguesía cubana exiliada en Miami y sus descendientes. En otras palabras, que vuelva a ser un protectorado colonial de Yanquilandia, como antes de la revolución de 1959.

Mirá también:  El paro nacional en el Oeste – Habla Andrea Dopazo del Hospital Posadas

A eso se agrega que hoy las relaciones EEUU-Cuba están también cruzadas por el desastre de Maduro en Venezuela, y el intento de golpe impulsado allí por Trump utilizando a Juan Guaidó como títere.

Así, la hostilidad de Estados Unidos frente a la isla pegó un giro de importancia: Trump y Marco Rubio (un provocador gusano, senador por Florida) acusan a Cuba de dirigir a Maduro, con frases como “inteligencia venezolana es controlada por régimen cubano”.

En ediciones anteriores explicamos la importancia del impacto que existe a nivel mundial del giro a la derecha que marca la asunción de Trump en el gobierno de EEUU.

La posturasostenida por la anterior administración de Obama era en cambio lade la “transición ordenada” al capitalismo[[1]]. Obama reconocía que la anterior política agresiva del imperialismo había fracasado y ponía la meta de llegar progresivamente a acuerdos, a cambio de ir atenuando el bloqueo económico por parte de USA y de “abrir las puertas” por parte de la burocracia. Esto incluía además aceptar de hecho que es la burocracia y, en primer lugar, su aparato militar, los que llevan la batuta… y es con ellos que hay que negociar y hacer acuerdos…

Dicho de otro modo: El objetivo de Obama y el conjunto del imperialismo era realizar una transición ordenada al capitalismo, pero con métodos más eficientes que el bloqueo, es decir, que el imperialismo pueda ser parte de esa restauración capitalista votada en el VI Congreso del PCC. Nuestra corriente en ese marco había caracterizado que era un logro que venía con trampas[[2]].

Con Trump al frente de EEUU, y la crisis del globalismo que comienza a erosionar el mundo, la política[[3]] vira a que los gusanos de Miami –expropiados por el proceso revolucionario de 1959– vuelvan a ser dueños de lo que fueron… y Cuba un protectorado colonial…

Esta burguesía cubana-norteamericana siempre ha tenido el programa de que el Estado Cubano se derrumbe totalmente. Así ellos mismos puedan tomar nuevamente de esas instituciones y “recuperar” sus propiedades. Esta salida quedó en gran medida frustrada pero con Trump podría reabrirse la puerta.

Por otro lado, se encuentra la Unión Europea que más bien alienta un giro restauracionista de la burocracia castrista. Con ella coincide en el gran negocio del turismo. Por eso la visita de Pedro Sánchez, presidente del gobierno de España, intentó tener el tinte de una “transición mucho más pactada”.

En medio de un panorama continental y mundial convulsionado, la situación de Cuba presenta un grave problema. En ella intervienenel imperialismo, los gusanos de Miami y la burocracia castrista. Por eso, sería decisivo que entren en escena, con una voz propia e independiente, los trabajadores, la juventud y los sectores populares de la isla.

[1]http://www.socialismo-o-barbarie.org/?p=7508.Obama en Cuba – Por la perspectiva de una nueva revolución. Socialismo o Barbarie nº 372 (Argentina), 23/3/16

[2]http://www.socialismo-o-barbarie.org/?p=4032. Un logro que viene con trampa

Declaración de la corriente internacional Socialismo o Barbarie, 17/12/2014

[3]http://www.socialismo-o-barbarie.org/?p=8990. Cuba – Trump, una incógnita peligrosa

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre