El PRO vota la UniCaba en minoría y con represión

Un balance de la lucha contra la UniCaba y el cierre de los 29 profesorados porteños.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


El jueves 22 de noviembre, luego de un largo año de conflicto el macrismo impuso la ley que busca cerrar los 29 institutos de formación docente de la ciudad.  Lo hizo en soledad, ya que cuenta con mayoría propia en la Legislatura porteña, y ante el rechazo de toda la comunidad educativa.

Al igual que con la reforma previsional o el nefasto presupuesto de hambre, no pudo votarlo sin reprimir a les estudiantes. Quienes desde el martes 20 llenamos el acampe mostrando el enorme repudio a la destrucción de la educación pública.

Si bien el gobierno pudo sostenerse y llegar a fin de año, cada día más sectores tienen bronca porque todas las medidas que toma son reaccionarias y antipopulares: Aumento exagerado de servicios y transportes, despidos a mansalva, paritarias a la baja, reducción de ministerios y una crisis económica que aún no sabe como resolver más que seguir endeudando al país. Y toda esta bronca se expresó en distintos momentos durante el año.

¿Cómo se explica entonces que un gobierno en minoría siga gobernando y atacando a trabajadores y estudiantes? Hubo corrientes políticas y todo el arco sindical burocrático que se dedicaron a sostener la gobernabilidad, a cuidar que nada se desbordara. Esta política se expresó más claramente en la consigna “HAY2019”. Algo así como aguantemos todo lo que está pasando para “votar bien” el año que viene. Todos los dirigentes políticos y la burocracia sindical Kirchnerista llevaron esta línea hasta el final. No hacer nada que se salga de las normas para cuidar que el gobierno termine su mandato. Los paros de la CGT testimoniales para descomprimir, la traición de Moyano y los K de llevar a cientos de miles de trabajadores a rezar a Luján días antes de la votación del presupuesto y no llamar a paro y movilización para ese día son solo algunos ejemplos.

Una vez que el gobierno logró cierta estabilidad pudiendo aprobar el presupuesto, además del aire reaccionario que le dio el triunfo de un semi fascista como Bolsonaro en Brasil, la lucha contra la UniCaba quedó aislada.

Mirá también:  Rebelión estudiantil | Los K y el FIT, “muros de contención” de la lucha estudiantil

El rol de UTE, el CESGE y la CET

Sostener la defensa de la gobernabilidad ha sido la misma política que llevaron adelante en todos los frentes contra el macrismo la burocracia y la oposición patronal. Y la lucha contra la UniCaba no fue la excepción.

El kirchnerismo y Patria Grande dirigieron el conflicto de terciarios a través sindicato, consejo de rectores y “coordinadora” estudiantil.  Ni UTE, ni el CESGE ni la CET quisieron ir hasta el final para derrotar la UniCABA. A esto se le suma el gravísimo problema democrático de no querer poner en pie asambleas inter terciarias para decidir acciones de conjunto (las definiciones las tomaban ellos entre cuatro paredes) operando como freno a la lucha.

Ejemplos sobran. Durante el auge de la Rebelión Educativa los estudiantes del Joaquín V. González decidieron democráticamente en asambleas masivas sumarse con todo y llevar adelante la toma del instituto. Inmediatamente el rectorado comenzó a operar para levantar la toma (con ayuda de Patria Grande lamentablemente) llegando al punto de ordenar a muchos docentes que no fueran a realizar clases públicas. Contrapuso medidas de lucha que debían potenciarse y frustró el intento de los estudiantes de radicalizar la lucha.

Nuevamente durante la semana en que se había planificado el acampe y el bloqueo a legislatura volvieron a mostrar su intención. El CESGE no fue capaz de levantar las clases la semana en que se votaba la UniCaba para que la concentración fuera mucho más masiva y contundente.

Un movimiento heroico e histórico

El movimiento estudiantil terciario lo dio todo. Desde el primer momento en que nos enteramos del intento de cierre se movilizó para impedirlo. Movilizaciones masivas de 20 mil estudiantes, cortes, vigilias, escrache en la Feria del Libro, la toma del JVG son algunos ejemplos de las medidas que llevó adelante y que lograron impedir el cierre inmediato de los terciarios, obligando al gobierno a retirar el primer proyecto y a presentar uno nuevo planteando la coexistencia. Y luego un tercero donde dio lugar a los reclamos de la iglesia católica, como por ejemplo que los institutos privados que esta institución controla estén exentos de la fiscalización de la matrícula que pretende hacer el gobierno en los institutos públicos.

Mirá también:  Télam | La Justicia anula el plan de despidos masivos

Además es un movimiento que se solidarizó y apoyo todas las luchas. Participó activamente de la Marea Verde en pañuelazos y ambas vigilias, marchó junto a las universidades en la enorme movilización del 30 de Agosto en defensa de la educación pública, se plantó en la lucha contra el presupuesto de Macri y el FMI siendo parte de la concentración en Congreso.

El surgimiento de un nuevo activismo fue clave. Estuvo a la vanguardia de un movimiento terciario que se forjó al calor de esta lucha y que sigue siendo fuerte y masivo. Así lo demostró en el acampe y en la desconcentración luego de votada la ley, más de mil estudiantes cantando y agitando en una clara manifestación de que la fuerza sigue viva y que vamos a seguir dando pelea. Los pañuelos rojos seguirán estando en cada mochila.

Entramos en una nueva etapa del conflicto. El gobierno empezó el ataque ya que quiere quitarle las tierras al ISEF Romero Brest para llevar adelante un negocio inmobiliario millonario y trasladando el Instituto a un lugar sin condiciones, pero no es sólo porteño el golpe. En las últimas semanas el desmantelamiento de terciarios en provincia de Bs As. se ha ido multiplicando, con cierres de cursos y en muchos casos con cierre de carreras enteras.

Es por ello que en esta etapa hay que seguir resistiendo. Movilizarse ante cada intento del gobierno de avanzar sobre nuestros institutos. Ante el menor ataque organizarnos y dar respuesta. Si tocan a uno, nos tocan a todos.

¡Abajo el pacto de Macri y el FMI!

¡Fuera el G-20 de Argentina!

¡Abajo la UniCaba!

¡No al traslado del Romero Brest!

Agrupación Carlos Fuentealba Terciarios

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre