El nuevo negocio millonario de Cambiemos: decreto de Larreta contra los hospitales públicos

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Ana Clio

Fiel a su política antidemocrática y antipopular el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, decidió por decreto unificar cinco hospitales, de diferentes especialidades, en uno solo. Un proyecto que se preocupa más por querer fomentar negocios inmobiliarios desde el sector privado que de atender la salud pública.

Así las cosas, se resolvió que la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) Complejo Hospitalario Sur, sea el organismo para llevar a cabo el proyecto “Complejo Hospitalario Sur”. El mismo unificaría en el terreno del Hospital Muñiz a cinco hospitales de la zona: el propio Muñiz, Hospital Udaondo, Hospital Ferrer, el Hospital Municipal de Oncología “Marie Curie” y el Instituto de Rehabilitación Psicofísica. Cabe destacar, que todavía no dijeron cómo será la creación del nuevo polo hospitalario pero ya aseguraron que no habrá guardias externas abiertas a la comunidad por lo que en un contexto de ajuste, despidos y achique del estado no es de extrañar que el personal de esos centros de salud estén preocupados por sus fuentes de trabajo.

El proyecto, que en su momento había sido presentado por Mauricio Macri en el 2010 cuando era el jefe de Gobierno Porteño, pretende modificar por completo la estructura edilicia del Muñiz. El objetivo es dejarlo con sólo 150 de sus 350 camas y destinar al Complejo 500 camas en total: 100 para críticos, 50 crónicos y 350 generales. Esto significa que la cantidad de camas para todo el complejo será, de acuerdo a las previsiones, sensiblemente menor que en la actualidad: el conjunto de los cinco hospitales pueden albergar a 665 pacientes.

Mirá también:  Se hará un corte en Agroindustria en defensa de los puestos de trabajo

Vale mencionar, que el Gobierno  estipula que el complejo costará unos 160 millones de dólares, que pagará en parte con las ventas de los edificios de los otros cuatro hospitales (valuados en total en 123 millones de dólares) cuando los trabajadores denuncian el deterioro de las condiciones edilicias a consecuencia de la poca inversión.

El documento que lleva la firma del subsecretario de Planificación sanitaria de la Ciudad, Daniel Ferrante, es una clara muestra de cómo es que este Gobierno lleva adelante, mediante proyectos con  excusas de “modernización”, el cierre de hospitales y el fin de la atención pública sanitaria para ceder espacio a clínicas privadas. Una fusión que genera desigualdades en el acceso a derechos humanos básicos, como la salud integral, gratuita y universal en pos de negocios inmobiliarios millonarios de una minoría social.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre