El mito mediático de la “ola celeste”

Por Julián Lucreed

Durante toda la jornada del 8 de agosto, los grandes medios de comunicación estuvieron insistiendo con que en Plaza Congreso existían dos movilizaciones igual de multitudinarias: la “ola verde” y la “ola celeste”. La idea de la “ola celeste” fue acuñada por las organizaciones autodenominadas “provida” en su convocatoria de cara a la sesión en el Senado, para polarizar con la marea verde que conquistó la media sanción el 13 de junio y que efectivamente supo crecer el 8 de agosto.
Canales de noticias y diarios oficialistas terminaron apropiándose de la campaña de los anti – derechos y se ocuparon de instalarla en la opinión pública durante toda la semana. Luego, el mismo 8 de agosto se podía ver en todos los noticieros hacer referencia a la “ola celeste”. Pero, ¿en verdad existió esta “ola celeste”?
La mayoría de las fotos que hubo de ese sector hablaban de una concentración masiva, pero en tan solo una esquina (Yrigoyen y Entre Ríos). La única foto en la que se puede observar la extensión real del “lado celeste” fue la compartida por las redes sociales de “Unidad Provida” a las 17hs, en uno de los momentos más concurridos de la movilización. Y allí puede verse claramente la abrumadora superioridad numérica del “lado verde”. En esta captura aérea se aprecia claramente que los enemigos de los derechos de las mujes ocupaban una cuadra y media por Yrigoyen; mientras que del otro lado de Plaza Congreso, la avenida Rivadavia estaba totalmente copada, continuando la movilización uysobre por Av. De Mayo – la foto no puede reflejar que esta se extendió hasta la 9 de julio -.
Pero hay más. Abundan las fotografías que muestran a la avenida Callao colmada de gente hasta Corrientes, mientras que no hay una sola de Av. Entre Ríos. Esto no fue un descuido de los antiderechos, sino que no tenían nada que mostrar. Su movilización, siendo demasiado generosos, llegaba a Alsina, ¡tan solo una cuadra!
Otro indicador importante es el de las calles internas. En el “lado celeste”, uno caminaba por Solís o por Alsina como si fuera un día cualquiera de la semana. Incluso se cruzaba con más compañeras embanderadas con pañuelos por el aborto legal, que se acercaban a la concentración desde todos los puntos. Pero en el “lado verde”, todas las calles comprendidas dentro del perímetro de Rivadavia, Callao, Sarmiento y Paraná estaban repletas.
En definitiva, los partidarios del aborto legal llegaron a ocupar entre 15 y 20 cuadras, y en muchas de aquellas calles era literalmente imposible avanzar, a causa de la magnitud de la marea humana. Los fieles del bebé gigante de papel maché, por su parte, ocuparon tan solo 2 cuadras y media, que ni siquiera pudieron llenar totalmente. Si quieren hablar de “ola verde” y “ola celeste”, por lo menos hagan una diferencia de escalas. La primera podría ser aquella que dio vuelta al barco pesquero en “La tormenta perfecta”; la segunda tan solo el agitar de un pequeño arroyo.
Al equiparar estas dos concentraciones, montaron un operativo de engaño para abonar a la mentira de que “la sociedad está dividida”. De esta manera pretendieron ocultar que la mayoría de la sociedad está a favor de la legalización del aborto. En este sentido operaron para que el Senado traicione la voluntad popular de esta mayoría social.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre