El jardinero que logró enfrentarse a Monsanto

Por Rosi Luxemburgo

El estadounidense DeWayne Johnson se convirtió en una noticia después de haber ganado una batalla en los tribunales contra el gigante agroquímico Monsanto. Dewayne es jardinero en una escuela de Benicia, California, donde trabaja en el {area del control de plagas. El viernes pasado, la empresa fue obligada a pagarle una indemnización a este trabajador, por un valor  de 289 millones de dólares.

Como ya ocurre en otros productos de la compañía,  Monsanto no informaba sobre el peligro de su pesticida Roundup y RangerPro y ocultaba el verdadero ingrediente que contenía el veneno. Por lo tanto, luego de la demanda llevada adelante por Johnson,  las investigaciones demostraron que el producto poseía glifosato, un ingrediente que no deberían estar en contacto con humanos,  altamente cancerígeno.

Johnson desconocía las polémicas alrededor de la compañía y mucho más sobre el uso perjudicial del glifosato, hasta que las manchas aparecieran en su cuerpo. “Si hubiera sabido del peligro, nunca habría pulverizado  RangerPro en escuelas o en cualquier otro lugar”, lamentó el trabajador en etapa terminal de la enfermedad.

 

¿Hasta cuándo Monsanto seguirá mintiendo y matando?

Johnson procesó a Monsanto en 2016, luego de haber sido diagnosticado con cáncer en 2015. La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, en el año 2015 ya había determinado que algunos ingredientes del RangerPro eran “cancerígenos para el ser humano”; esta informaciónera completamente ocultada por la empresa.

En junio de ese año, Monsanto fue adquirida por la empresa alemana Bayer, que patrocinó al nazismo, por 66.000 millones de dólares. Desde siempre, esta agroquímica ha sido objeto de acusaciones sobre los posibles efectos carcinogénicos de sus productos.

A pesar de toda precaución y equipamientos de protección laboral que usaba Dewayne, fue comprobado que el pesticida es el responsable de haber causado el cáncer incurable en el jardinero de 46 años.

Ninguna indemnización, por más millonaria que parezca, jamás aliviará el drama de Jhonson y su familia, y tantas otras víctimas de esa empresa criminal y literalmente asesina.

A pesar de eso, DeWayne fue el único individuo que logró colocar a los responsables de Monsanto en el banquillo de los acusados. También abrió el camino para que muchos otros se animen a denunciar y se vuelvan de conocimiento público como. Este caso emblemático podría ser una referencia que presione y obligue a esta y otras multinacionales capitalistas a someterse a la justicia.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre