Cine y política

El hombre de la camisa naranja o el amor en los tiempos del cólera

En estos días se repuso para el público latinoamericano El hombre de la camisa naranja, film galardonado con el Emmy Internacional a la mejor miniserie/película de 2017 realizada por la BBC. Fue estrenada en el 50° aniversario de la despenalización de la homosexualidad en el Reino Unido.

Guillermo Pessoa
Columnista de Izquierda web.


Breve repaso por su ficha técnica: su director es Michael Samuels, guionista de televisión, productor y escritor británico (de hecho El hombre… se dio en dos partes a modo de miniserie en Gran Bretaña) quien se basó en el libro de Patrick Gale del mismo nombre. Sus protagonistas principales son: Oliver Jackson-Cohen y James McArdle para la primera parte y Julian Morris, David Gyasi, Jhoanna Vanderham y Vanessa Redgrave, para la segunda. Ya volveremos sobre esta última.

La historia comienza cuando está por finalizar la Segunda Guerra Mundial (1945) y en un campamento de las tropas aliadas, dos oficiales británicos (Michael y Thomas) alejados del resto, se besan apasionadamente. Vuelta a casa el primero retorna a su oscuro trabajo de bancario en donde se casará con su prometida (Flora) profesora de un distinguido college inglés. Thomas se dedica, en el altillo de su precaria y bohemia habitación alquilada, a dibujar y ensayar su arte. La moral victoriana aún era fortísima y por ende, ese amor que ambos se profesan va a ser estigmatizado e incluso penalizado: Thomas permanece un tiempo en prisión. La mujer de Michael que acaba de dar a luz, no sin razón le reprocha a su marido el por qué de su casamiento si realmente ama a otrx. De repente la película pasa a su segunda parte en un corte temporal pronunciado.

Seguimos en Londres pero en los primeros años del siglo XXI. Flora ya octogenaria guarda una relación estrecha con su nieto (de los padres de éste nada se sabe), quien es veterinario en la ya cambiada y multiétnica capital inglesa. Como un círculo espiralado, la historia re comienza. Gay también él, alterna citas ocasionales (muchas no exentas de violencia) con el que finalmente será su compañero.

Mirá también:  Ahora | Marcha del Orgullo en Buenos Aires

Todos los personajes, como en la vida misma, están envueltos en contradicciones propias del tiempo y el lugar que les ha tocado, parafraseando a Serrat. Digamos al pasar, que los dramas que viven siempre se interiorizan, no tienen (no buscan) el apoyo de algún colectivo o apuestan a una lucha por sus reivindicaciones de género.

No es una crítica (no nos gusta el didactismo en el arte) sino damos cuenta de un hecho, seguramente su propio anclaje social explique dicho comportamiento.

Finalmente, en una magnífica vuelta de tuerca, El hombre… se cierra con la recuperación de dos cuadros de Thomas y una carta que Michael no le envió nunca y que conserva Flora, en donde éste intenta recuperar la pareja y romper con su vida de siempre. Pareciera que aquí se nota un poco el artificio, pero son tan logradas las escenas y las actuaciones, que el espectador hasta prefiere que eso ocurra y culmine con ese final.

Dos palabras sobre la eterna Vanessa Redgrave que sencillamente luce y actúa como siempre lo ha hecho: formidablemente. Cualquiera que googleé su filmografía verá que es extensa y variadísima (además, como la mayoría de las actrices y actores británicxs posse un recorrido teatral más que importante), mencionamos sólo algunas: Blow Up (film de Antonioni sobre un cuento de Cortázar), Isadora, Las troyanas o Misión Imposible (la de De Palma) o la más reciente Expiación, deseo y pecado.

Además Vanessa hizo de su activismo político un culto, junto con su hermano se unió al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) en la década de los setenta y se postuló para el parlamento varias veces como miembro del partido, además de haber apoyado la lucha del pueblo palestino, de las mujeres y contra la política anti inmigratoria de su país y de la Unión Europea en general.

Mirá también:  Agnès Varda, 63 años de cine feminista y social

Volviendo al film, estas historias que atraviesan tres generaciones en donde el odio y la discriminación abundaban, se puede realizar y ver hoy porque las luchas de las mujeres y los colectivos LGBT sacuden el mundo logrando conquistas que parecían imposibles. Y aún no han terminado…

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

http://izquierdaweb.com/un-relato-apologetico-del-estalinismo/ http://izquierdaweb.com/debate-la-izquierda-revolucionaria-en-la-argentina-y-brasil/ http://izquierdaweb.com/altamira-y-la-revolucion-cubana/ http://izquierdaweb.com/suplemento-a-proposito-de-la-crisis-en-el-po-2/ http://izquierdaweb.com/suplemento-una-vez-mas-la-crisis-del-partido-obrero-2/ http://izquierdaweb.com/deutscherismo-y-estalinismo/

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre