El gobierno y  la CGT unidos contra los trabajadores

Previo a la “paliza” que le dio el movimiento de mujeres en la Plaza de Mayo, los dirigentes se reunieron con las autoridades de la Secretaría de Trabajo. Sin hacer declaraciones que los embarren aún más, dieron una vuelta más de tuerca en contra nuestra. ¿Todavía quedan más vueltas a la tuerca? Quedan pocas… pero dependerá de nosotros que dejen de darlas.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Por Ana Vázquez

 

En esa misma tarde, una multitud de mujeres les transmitió un repudio que excede a quienes estaban congregadas en la Plaza. Los repudiados por millones de trabajadores, mujeres y jóvenes volvieron a sentarse con el gobierno para negociar el tan mentado y no convocado paro general.

Después de esta reunión retiraron todas las “amenazas” pendientes de paro y hablan de una Marcha Federal para los primeros días de abril. Héctor Daer vuelve a llorar públicamente por los pobres empresarios y ratifica su orientación: “Las principales empresas industriales de nuestro país están en crisis. (…) El único plan es ganar las elecciones”. (C5N, 10/3/19)

“El paro general que se había comenzado a gestar en la CGT para ser activado en abril quedó por ahora congelado. Está en suspenso a partir de una negociación que se abrió con el Gobierno a cambio de más fondos para las obras sociales y de la posible creación por decreto presidencial de una agencia médica que tendrá como uno de sus objetivos reducir los amparos judiciales que disponen la cobertura de servicios médicos no cubiertos por el Programa Médico Obligatorio (PMO).” (La Nación, 8/3/19)

Los gremios industriales han presionado por el paro, difícil que puedan salir de ese discurso ante la andanada de despidos, fundamentalmente en el sector automotriz (1). Pero puede ser que ni siquiera el desairado Pablo Moyano, que volvió de Roma sin que el Papa le concediese la entrevista para la cual fue y se esmeró en su discurso antiMacri en el Congreso de la Federación Internacional del Transporte en Roma realizado entre el 4 y 6 de marzo, se le ocurra ya hablar de paro general.

Las barras de hielo que provocaron el fenómeno en este caso no fue por el cambio climático ni la destrucción de la capa de ozono, sino son el reintegro más acelerado a las arcas sindicales del dinero que obligatoriamente ponen los trabajadores registrados que pertenecen al Fondo Solidario de Redistribución. Y el programa médico que está en discusión es para prevenir los juicios contra las obras sociales, disminuyendo su número, que ha aumentado vertiginosamente en los últimos años.

Mirá también:  Cresta Roja- Una tregua que adelanta nuevos conflictos

Entre gobierno y sindicatos manejan nuestro dinero para la atención de nuestra salud. Nosotros reclamamos que ni el Estado ni los dirigentes de los sindicatos lo hagan a nuestras espaldas. Un control verdadero, con representantes y comisiones elegidas desde la base deberían ser las auditoras confiables de los miles de millones que se administran sin nuestro control y que no redundan en una mejora en la calidad de nuestra atención médica, sino que acompaña el deterioro vertiginoso de la atención estatal.

 

No sólo nos quieren reventar el salario y las jubilaciones

También quieren hacerlo con nuestra memoria histórica. “ ‘Si es por la situación económica deberíamos hacer paro todos los días. Pero sabemos que al día siguiente del paro no va a cambiar nada y al laburante le descuentan la jornada’, dijo un jerárquico de la CGT que participa de las negociaciones con Sica y Neuspiller.” (La Nación, 7/3/19)

Esa es la claudicación hecha ideología que nos quieren transmitir. Muchas veces los que ellos llaman no tienen la efectividad deseada. Porque no le dan continuidad y porque no le proponen a los trabajadores un programa sindical y político por el cual luchar y organizarse. Si los trabajadores no pueden decidir libremente cómo continuar la lucha, qué programa levantar, qué reclamos poner en primer término, es difícil que los paros sean un avance no sólo en la lucha, sino también en la conciencia. Pero, aunque sean paros decretados “por arriba” es totalmente falso que “no cambian nada”, porque golpean económica y políticamente a las patronales y al gobierno y nos fortalecen a nosotros. Porque son una demostración de nuestras posibilidades cuando nos ponemos en acción: aparecemos en escena y mostramos lo que somos capaces de hacer. Nos reconocemos como clase, aunque no nos conozcamos las caras.

Mirá también:  SON NUESTROS COMPAÑEROS: REINCORPORACIÓN YA DE TODOS LOS DESPEDIDOS

Ideología contraria a nuestra historia y tradición combativas. Y que, a pesar de las lozas burocráticas que impuso y sigue imponiendo el peronismo, las salteó en montones de oportunidades. Así fue en el 2001 que, con los movimientos de desocupados/as y la juventud a la cabeza, tiraron abajo un gobierno y la CGT largó el paro más corto de su historia, cuando ya el Presidente había tomado el helicóptero.

Hubo otros sí llamados por la central que tiraron abajo planes económicos, como fue el paro y movilización a Plaza de Mayo que tiraron abajo el Plan Rodrigo (en el 1974 durante el gobierno de Isabel Perón). En esa oportunidad fue una profunda organización por la base (que no abarcó a todo el movimiento obrero pero sí a la mayoría de los sectores industriales) la que colapsó a la burocracia sindical que, sin  ser totalmente desbordada, tuvo que llamar al paro general y se logró tirar abajo un plan económico.

Esa conciencia, que no es mecánica ni tiene piloto automático, pero que sí es parte del acervo de los trabajador/as, no la pueden desterrar ni van a poder hacerlo.

Tiemblen jerarcas millonarios. La Plaza del 8 de Marzo les dio la voz de alerta. De aquí en más no vamos a parar hasta conquistar el paro general y la movilización unitaria que necesitamos para parar el ajuste y dar la vuelta de tuerca nosotros, para nuestro lado.

Esta convocatoria saldrá desde abajo, por la fuerza de nuestros reclamos. Sólo así no será negociada por los repodridos hasta la médula dirigentes de nuestras centrales.

 

(1)          “Estamos trabajando para un gran paro general pero todavía no tenemos la fecha”, le dijo el metalúrgico a El Destape Radio. (Infogremiales.com.ar 8/3/19)

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre