Pandemia Covid-19

El gobierno deja correr los contagios en las fábricas

Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof esconden lo que está ocurriendo en los lugares de trabajo y en las clínicas.

Manuela Castañeira
Referente de la izquierda argentina.


Apelan a la “responsabilidad individual” pero invisibilizan que crece el contagio en las fábricas y que el personal sanitario está cada vez más estresado y sometido al contagio. En pleno pico de casos y de transmisión comunitaria que irradia también en muchas regiones del interior del país es una irresponsabilidad dejar todo cómo está y no reforzar la #cuarentena. La política del gobierno parece ser que la economía funcione a como de lugar, supuestamente administrando los contagios para que no colapsen las terapias. Y, en el proceso, las y los trabajadores terminan siendo carne de cañón en la pandemia.

Mientras tanto, los dirigentes sindicales tradicionales miran para otro lado; incluso algunos adoptan posiciones negacionistas como muchos empresarios, rifando la salud de las y los trabajadores en vez de defenderlos. Es necesario presionar por abajo a estos dirigentes sindicales traidores para que convoquen a medidas de fuerza para hacer valer los criterios sanitarios en todos los lugares de trabajo.

Es necesario pararle la mano a las empresas en las fábricas, exigir suspensión de tareas por 15 días al 100% mientras estamos en este pico de contagios y triplicar de inmediato el salario de las y los enfermeros y de todo el personal de salud y que se los reconozca como profesionales.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre