brasil

    El feminismo y la lucha de las mujeres negras, latinoamericanas y caribeñas

    En America latina y el Caribe, el 25 de julio es un día de reconocimiento de la  mujer negra, latinoamericana y caribeña.

    Izquierda Web2
    Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
    Rosi Santos  Vermelhas, Las Rojas Brasil


    Con la actual efervescencia del movimiento feminista combativo a nivel mundial y en America Latina, en particular, el Día Internacional de la Mujer Negra, Latinoamericana y Caribeña gana un peso político aun mayor. Puesto que millares de mujeres, principalmente las negras, han salido a las calles y animado a otras mujeres a sumarse con todo a la lucha contra el apartheid machista, racial e institucional. Las mujeres y el colectivo LGTTBI son hoy los sectores más dinámicos de la sociedad en la lucha social por la igualdad, la justicia, la defensa de los derechos democráticos y el respeto a los derechos humanos.

    El machismo y la homofobia, el racismo, la xenofobia y todas las discriminaciones ligadas al género en la sociedad latinoamericana, todavía están muy presentes. Siendo las mujeres negras, pobres y trabajadoras las más oprimidas en esta sociedad, decidieron responder con la lucha.

    Inclusive en países africanos, aun bajo el yugo colonial, las negras vienen resistiendo al machismo y todas las desigualdades, ocupando espacios y abriendo nuevos caminos para la lucha feminista. Hacen parte de un feminismo que viene enfrentando las opresiones de género, junto a la opresión capitalista, en prácticamente todos los lugares donde se manifiestan. En nuestra región, en la lucha de las mujeres negras, eso es aun mas sensible en lo referido a la cuestión política, ya que si el machismo es estructural, el machismo racista es doblemente estructural, aun en un país como Brasil de mayoría negra y teniendo el mayor índice de mujeres de la región con ingresos propios, o sea, económicamente activas.

    Hermanas y feministas

    En 1992, un pequeño grupo de mujeres negras provenientes de países de America Latina se reunieron en Santo Domingo, Republica Dominicana, donde realizaron el Primer Encuentro de Mujeres Negras Latinas y Caribeñas. Allí, como en la actualidad, discutían problemas que afectan a todas las mujeres como la violencia machista, formación, educación, vida profesional, maternidad y como el machismo afecta a todas las mujeres (y a las negras, latinas y caribeñas en particular).

    Esa fue la primer experiencia a nivel regional, con el objetivo de tratar los problemas específicos relacionados con el racismo sobre las mujeres afrodescendientes, su condición de sujetos políticos y sociales, y su autoorganización. Además de eso, se dio una importante discusión sobre la reducción de prácticas racistas al interior del movimiento feminista, compuesto mayoritariamente por mujeres blancas.

    Mirá también:  Declaración Internacional de Las Rojas: El 8 de Marzo las mujeres paramos en todo el mundo

    La lucha de las mujeres negras pasa por la reafirmación de su diversidad, cultural y religiosa, como por la reparación histórica, la creación de políticas publicas específicas y positivas en el intento de construir canales de igualdad social y de bienestar, eliminando todas las diásporas impuestas por el sistema capitalista racista y patriarcal.

    En el caso particular de Brasil, que tuvo una de las aboliciones más tardías de la esclavitud, en relación al mundo y donde parte importante de la clase trabajadora es femenina y negra, el país aun tiene una deuda gigantesca con las mujeres, en especial con las negras y las originarias.

    Queremos reafirmar también, en este mes de julio, mes de lucha de la mujer negra, la memoria de Marielle Franco, mujer,  negra y luchadora feminista socialista que sufrió una ejecución política en marzo de 2018 en un estado bajo la intervención militar. Los autores materiales e intelectuales de la cobarde ejecución de Marielle tienen en común la participación en el velado pacto racista, genocida y misógino impuesto por la clase dominante y por el Estado que divide a la sociedad brasilera entre hombres y mujeres y sus tonos de piel.

    Por eso, el ejemplo de lucha de Marielle, y de tantas otras compañeras negras caídas y las que están vivas, deben ser fuente de orgullo e inspiración, transformando así la bronca universal de las mujeres contra el machismo en lucha organizada y colectiva en toda la región. Ese es el único camino para impedir que, no solamente en nuestro país, los cuerpos de las mujeres negras sean diariamente barbarizados por la violencia machista, policial e institucional, y que no sean arrojados al trabajo precario o esclavizante.

    En Brasil y Argentina la marea feminista posee, notoriamente, un carácter de raza y de clase. Las feministas argentinas que lucharon en el ultimo tiempo por la legalización del aborto, fueron las mismas que enfrentaron a la burocracia sindical femenina por la independencia y autonomía, las mismas que estuvieron hombro a hombro luchando contra los despidos de trabajadores, por la salud y la educación publicas atacadas por el gobierno de Macri.

    Mirá también:  Alberto Fernández sobre la legalización del aborto: "no hay necesidad de avanzar tan rápidamente"

    El feminismo en Brasil, también demostró su fuerza a través del movimiento #EleNão –que tuvo una expresión racial importante en su interior- y que aun con una coyuntura mas desfavorable para la izquierda garantizo la no elección en primera vuelta del execrable Bolsonaro.

    El movimiento feminista brasilero organizado puede ser un verdadero gigante político, siendo capaz de impedir que la masa femenina y negra se quede sin derechos laborales, que los mas pobres y excluidos se queden sin educación y salud publica de calidad, para que la vida de las mujeres y el colectivo LGTTBI no sea un debate que quede en manos y boca de los reaccionarios, y mucho menos, del fanatismo religioso.

    Por fin, en esta fecha queremos reafirmar la importancia del compromiso del feminismo socialista con la lucha antirracista que se planta diariamente contra la violencia policial, contra el machismo y el racismo institucional, contra el fundamentalismo religioso, y por la libre expresión de la cultura, historia y religiones de matriz africana. Viva la lucha de las mujeres negras, originarias, latinas y caribeñas!

    Por un feminismo socialista, clasista, antirracista y combativo!

    No a la violencia estructural contra las mujeres y las pibas!

    Basta de ataques a la comunidad LGTTBI! No a la violencia homo-lesbo-transfobica!

    Politicas publicas para las mujeres y LGTTBI victimas de la violencia patriarcal!

    Educación sexual laica, científica y feminista ya!

    Trabajo genuino! Basta de acoso sexual!

    Por el derecho a decidir! Aborto legal seguro y gratuito ya!

    Iglesia y Estado asuntos separados! Fuera curas y pastores de la política! Estado laico ya!

    Basta de trata de mujeres con fines de explotación sexual!

    Basta de prostituciòn como salida para la subsistencia de las más pobres, el Estado capitalista y patriarcal es responsable!

    Abajo la Reforma Previsional!

    Fuera Bolsonaro y todos los políticos reaccionarios, corruptos y misóginos!

    Print Friendly, PDF & Email

    DEJAR UN COMENTARIO

    Ingresar comentario
    Ingrese su nombre