un balance

El enorme triunfo de los residentes y concurrentes

El triunfo obtenido en legislatura con la derogación de la ley 2828 el pasado viernes abre una nueva etapa para la organización de los residentes y concurrentes. Un aporte al balance de esta enorme lucha.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Nico Ducho


Lo primero a señalar es que se trata de un categórico triunfo. A días de renovar jefatura, se le propinó un cachetazo a Larreta, que tuvo que firmar un compromiso para retrotraer la ley. Recordemos que el gobierno de la ciudad, con la complicidad del FPV, quiso pasar una ley que significaba un retroceso enorme en las ya de por sí precarias condiciones de trabajo de los residentes y concurrentes de la ciudad de buenos aires. Esta escandalosa aprobación express con represión incluida hizo estallar la movilización convocada al día siguiente y significó una semana de paro sin guardia en todos los hospitales dependientes de la ciudad, con varias movilizaciones.

Los residentes y concurrentes de CABA, en sucesivas asambleas, resolvieron un plan de lucha con paro sin guardias, que recaían en los médicos de planta. Esto ya de por sí hace histórica esta lucha por dos motivos: por un lado, por el método de organización asambleario, democrático, de base y antiburocrático; por otro, los métodos de lucha, el paro, la movilización a los centros del poder político, el bloqueo a la jefatura de gobierno con los funcionarios encerrados adentro.

Fue tal la repercusión de la movilización que la ley, que fuera aprobada por unanimidad (dejando fuera del recinto a los legisladores de izquierda) con 35 votos, fue derogada, una vez más por unanimidad, con 58 votos. La solapada complicidad de los K, que aprobaron la ley en comisión, pero ante la movilización no bajaron a votar para no ensuciarse (no importaba, el PRO la podía aprobar con mayoría simple) cedió a la presión y votaron la derogación de una ley a la que nunca se opusieron. Una auténtica lección respecto de la relación entre las instituciones, los partidos “progresistas” y la movilización en las calles. Queda clarísimo que la fuerza para revertir la votación fue la de la movilización, que levantó fuerte y claro la consigna “veto o paro”, sin lugar a medias tintas, sin ceder un milímetro. La ley tenía que caer y cayó.

Mirá también:  “Foro de Salud” en el Posadas – Sigue la lucha de los trabajadores

Esto nos introduce a un triunfo histórico: el reconocimiento de los residentes y concurrentes como trabajadores de la salud. Es en el conflicto que se apropian de los métodos de lucha y organización de la clase trabajadora, y eso a su vez les permite reconocerse como trabajadores. Esto resulta crucial en un sector que habitualmente se encuentra cruzado por tensiones ideosincráticas: el prestigio, la trayectoria, el deber de servicio y la vocación. Vivimos una época donde la tarea de los profesionales de la salud se precariza y proletariza cada vez más, en particular en el sector público. Se imponen ritmos de producción (pacientes x hora), se avanza sobre los derechos laborales, y para colmo se los quiere correr con la vaina del fuego sagrado, la vocación de prestar servicio, como si eso fuera compensación o justificativo de la de la destrucción de sus condiciones de trabajo a niveles indignos. Existe aquí un incipiente pero real “despertar” de sacarse las telarañas de los ojos y entenderse como explotados y oprimidos que deben luchar por sus reivindicaciones. Se conquista un nuevo piso en la conciencia de los residentes y concurrentes.

También es un antes y un después  la solidaridad de muchos pacientes que en lugar de reprochar la medida de fuerza la acompañaban, entendiendo que el derecho a la salud va de la mano de los derechos laborales de los profesionales, que si son exprimidos en su trabajo no están en condiciones de ayudar a nadie. También la solidaridad de muchos médicos de planta que se pusieron a disposición para sostener las guardias y el apoyo de residentes y concurrentes de Provincia de Buenos Aires, Nación y hospitales privados.

Mirá también:  Ya son casi 700 los casos de Covid-19 en las villas porteñas

Por supuesto que hubo ataques también, no todo es color de rosas. Pero estamos ante un avance enorme en la conciencia de los trabajadores de la salud que culminó en un triunfo histórico. En la medida que se intentaba impedir un ataque al sector, ahora se pasa a un nuevo estadío de la lucha y organización de los residentes y concurrentes. Porque queda en el tintero la discusión de una nueva ley de residentes y concurrentes. Discusión que si se logra procesar en los organismos nacidos y fortalecidos en esta lucha, con estos métodos y firmeza, bien puede permitir conquistas en materia de condiciones laborales para el sector. Los residentes y concurrentes marcaron el camino a seguir para las luchas que se vienen.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

Izquierda Web

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre