Siguen las tensiones por la brecha cambiaria

El dólar o el cuento de la buena pipa

La apertura de la rueda cambiaria de esta semana trajo aparejado un nuevo aumento del dólar blue o paralelo, que sigue elevando las tensiones en la economía argentina. Mientras los empresarios y especuladores financieros siguen pujando por una nueva devaluación de la moneda, el gobierno prepara nuevas medidas con el objetivo de achicar esa brecha garantizándoles cuantiosas ganancias a estos sectores.

Facundo Cormano

Que en nuestro país existan dos o más tipos de cambio no es cosa nueva. Pero en los últimos meses, la moneda extranjera, sobre todo la de “libre” acceso viene apretando el acelerador. Subproducto de las medidas “restrictivas” del 15 de septiembre, el dólar paralelo ha ido escalando y rompiendo sus propios records, amaneciendo este lunes 19 a $181, conformando así una brecha del 130% con el dólar oficial, cotizado en unos $82 (más impuestos).

Debido a la inestabilidad económica del país, producto de la crisis heredada del macrismo y las consecuencias de la pandemia (contracción internacional del comercio, caída de la industria, etc.) el peso se va devaluando frente a las divisas internacionales como el dólar y el euro.

Para esto hay varias explicaciones, además de la crisis económica internacional y su replique nacional. Una de ellas es la especulación financiera, donde grandes capitalistas invierten en bonos en pesos, cambian esos bonos por dólares y los fugan del país. La otra es la no liquidación de los dólares de la exportación (sobre todo agropecuaria), que intenta forzar así una devaluación que mejore el tipo de cambio que reciben los empresarios vinculados al mercado externo (sojeros, mineros, autopartes, etc.).

Pero también hay otro problema que está vinculado a la deuda externa y las reservas del Banco Central. Si bien las negociaciones con los bonistas fueron “favorables” en términos de plazos, siguen significando que los dólares salen más que lo que entran. Y aunque las negociaciones con el FMI vayan “viento en popa” como aseguran desde el gobierno, la entidad financiera del imperialismo no va a renegociar deuda a cambio de nada.

Todo esto va presionando para que, mientras el gobierno mantiene un tipo de cambio de difícil acceso (ya sea por disponibilidad o “trabas administrativas”), la divisa se comercia en las cuevas con mayor celeridad con una alta demanda que aumenta su precio. Ante esto Guzmán anunció nuevas medidas con el fin de frenar la corrida cambiaria y traer dólares al país.

Reservas y deuda externa

Hagamos un breve paréntesis necesario antes de hablar de las medidas del gobierno. Hay dos elementos claves que no pueden ser salteados y que ayudan a completar el cuadro de crisis económica que vive el país.

Si bien las Reservas Internacionales del Banco Central rondan los 40 mil millones de dólares, hay que tener en cuenta su componente para no marearnos. Estas bajaron unos 3000 millones desde la asunción de Alberto Fernández en diciembre pasado.

Mirá también:  Perspectivas de la economía de Estados Unidos

Mirando bien de cerca vemos que cerca del 87% de estas no están disponibles para uso inmediato. Es decir, corresponden a bonos del FMI, deuda privada, SWAP de moneda (por ejemplo, el Yen), entre otros instrumentos financieros. Las reservas de libre disponibilidad son cercanas a los 5000 millones de dólares. Eso es lo que tiene en su bolsillo el país para “gastar”.

Mientras tanto la deuda externa fue renegociada y las conversaciones con el FMI van por el camino de llegar a un acuerdo. Lo que para el gobierno es un alivio ya que el año que viene sólo debería pagar unos U$D 150 millones a acreedores privados.

El problema está en que no están entrando dólares físicos a las arcas del Banco Central, por ende, de seguir pagando religiosamente la deuda externa, las reservas no harán otra cosa que seguir cayendo y cayendo.

Blanqueo de capitales para “inversión”

Si algo tiene la burguesía local en su ADN es la conciencia de que los dólares tienen que estar en cualquier parte, menos acá. Así, nuestros “nobles” empresarios y banqueros atesoran más de 500 mil millones de dólares en el extranjero, de los cuales unos 170 mil millones se fugaron en los últimos 20 años, aproximadamente. Tomen nota que el PBI del 2019 fue de unos 475 mil millones de dólares.

Ante esta realidad el gobierno trae una nueva vieja propuesta: el blanqueo de capitales. Y el mecanismo será muy simple, inversión en construcción para obtener beneficios fiscales. Ah, unos genios de las matemáticas que matan dos pájaros de un tiro: reactivación económica y entrada de dólares al país.

Pero la cuestión es que los impuestos que se les cobraran serán en pesos. De un 5% si esa inversión en obra privada nueva se da antes del 31/12/2020, de un 15% si es hasta el 31/01/2021 o del 25% si se hace antes del 28/02/2021. Uno dirá “bueno, por lo menos le van a cobrar algo de impuestos”. Pero siempre hay un pero.

Aquellos que entren en este paquete de “inversión”tendrán grandes beneficios impositivos en otras áreas. Para empezar, estarán gozarán de inmunidad sobre acciones legales por fugar capitales y tener activos no declarados. Además, estas inversiones no percibirán otros impuestos, más que los anteriormente mencionados. Y por último, estarán exentos del Impuesto a los Bienes Personales, para aquellas inversiones que arranquen antes del 31 de diciembre del 2022, por un lapso de dos períodos fiscales o hasta que finalice la obra, lo que ocurra primero.

Mirá también:  “Pobres los ricos que tanto tienen…”

Entonces será que las prebendas son más que las sanciones para aquellos que vacían el país. Una nueva muestra de que para los ricos hay beneficios y garantías, mientras que a los trabajadores se les ajusta el salario y se los reprime ante su descontento.

Nuevos instrumentos financieros y facilidades… para la fuga

Dicho todo esto llegamos al centro de las medidas propuestas por Guzmán para achicar la brecha cambiaria. Otros de los “dólares” que no nombramos, son el famoso dólar bolsa y el CCL (Contado con Liqui), que se usan para operaciones bursátiles y son, en gran parte, la referencia para los precios del mercado interno (cuando no se toma directamente el blue). Estos cerraron estos días en torno a los $155 y $165, respectivamente.

La jugada del gobierno acá es darle mayores facilidades a los tenedores de estos bonos, que antes tenían que esperar un plazo para monetizarlos de 5 días para operaciones locales y de 15 días para operaciones extranjeras. Con las nuevas medidas el plazo de parking bajaría a 3 días, dándoles mayor circulación… y posibilidad de llevársela para afuera. Además, se permitirá los “inversores” extranjeros operar con el Contado con Liqui, lo que les garantizaría mayores ganancias y en plazos más cortos.

Sumado a esto, el gobierno trabaja en un paquete de incentivos para el ahorro en pesos y bonos locales que no han sido detallados, pero que seguramente tengan exenciones similares a las que vimos en el caso de las inversiones para construcción.

Todo esto, de la mano del FMI. Kristalina Georgeva, titular de la entidad, saludó las medidas que planea el Ministro de Economía y reafirmó el apoyo al gobierno argentino. Dime con quién andas y te diré quién eres.

No al pago de la deuda

Está claro que la crisis económica que vive el país es de las más importantes en los últimos años. Algunos analistas ya hacen comparaciones (exageradas) con el 2001. Sin embargo, el 40% de pobreza, el nuevo aumento de la Canasta Familiar a 47 mil pesos y la escasez de dólares en un contexto de retracción comercial internacional son una señal de alarma.

Es necesario declarar el no pago de la deuda externa y la ruptura con el FMI, no pueden seguir drenándose divisas a alimentar los bolsillos de los grandes capitalistas. También es menester un verdadero impuesto a las grandes fortunas y no la caricatura que impulsa el gobierno de Fernández… y ni siquiera aplica.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Engels antropólogo

Portada: Emilse Roja DESCARGAR EL LIBRO EN PDF   “La simple caza de la riqueza no es el destino final de la humanidad, a lo menos si el progreso ha de ser la ley del porvenir como lo ha sido en el pasado. El tiempo transcurrido desde el advenimiento de la civilización no es más que una fracción ínfima de la existencia pasada de la humanidad, una fracción ínfima de las épocas por venir. La disolución de la sociedad se yergue amenazadora ante nosotros, como el término de una carrera histórica cuya única meta es la riquez...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre