Antonio Soler
Profesor. Dirigente de la Tendencia Socialismo o Barbarie del PSOL de Brasil.


El discurso de apertura de la sesión plenaria de la 49ª edición del Foro Económico Mundial [1] – evento no-gubernamental que sirve al mismo tiempo como vitrina para los inversores y como anticipador de las tendencias mundiales – quedó a cargo de Jair Bolsonaro.

En la lectura de su discurso, revisado por sus principales asesores para evitar sus deslices (para decir lo mínimo) habituales, Bolsonaro utilizó apenas 6 minutos de los 45 que tenía a su disposición, lo que causó una especie de sorpresa en la platea de mega inversores que esperaba algún detalle de su plan de gobierno.

Bolsonaro y su equipo realizan un intento de maquillar su imagen de líder de la extrema derecha que se alinea al pragmatismo neoliberal en torno a temas como el medio ambiente, la democracia y la globalización y, al mismo tiempo, mantener pautas reaccionarias. En esta nota vamos a comentar algunos de los principales puntos del discurso.

 

Una campaña basada en la mentira y financiada de forma ilegal

Bolsonaro inicia su discurso diciendo que ganó la elección “gastando menos de 1 millón de dólares y con 8 segundos de tiempo de televisión, siendo injustamente atacado”.

Todos saben que ese valor que fue  declarado al TSE, tiene más de una serie de denuncias de que fueron desviados centenas de millones de forma ilegal – hecho por empresas privadas – en su campaña en forma de cientos de mensajes vía whatsApp con contenidos, machistas, homofóbicos y reaccionarios de forma general.

Después afirma que se sumió a Brasil “en una profunda crisis ética, moral y económica (…) rechazando injerencias político-partidarias que, en el pasado, generaron ineficiencia del Estado y corrupción”.

Bolsonaro, como candidato a líder bonapartista vendió para sus electores la imagen de que sería un gobierno “técnico” pero, en verdad, su equipo está comprometido con los principales partidos de derecha del Congreso Nacional y con ideologías reaccionarias en todos los terrenos.

 

Gobierno autoritario y enemigo de la clase trabajadora

El tema reformas económicas fue lo menos profundizado en el discurso de Bolsonaro, afirmó que tiene “credibilidad (sic) para hacer las reformas que necesitamos y que el mundo espera de nosotros”.

Obviamente se refiere principalmente a la reforma previsional- principal contrarreforma de la próxima etapa para garantizar a los grandes inversores mayores ganancias – que está siendo preparada por el equipo económico que tiene como punto central subir la edad mínima a 65 años.

“Reforma” que de tan impopular tendrá dificultad de pasar íntegra si las organizaciones de masas organizaran de hecho la resistencia por la base en vez de rosquear con partidos burgueses para disputar la presidencia de la Cámara de Diputados. [2]

Por más corto y superficial que haya sido el discurso de Bolsonaro, no dejó de transparentar su carácter reaccionario y antipopular. Para la platea de las altas finanzas internacional que estaba en la sesión plenaria afirmó que “vamos invertir mucho en seguridad para que ustedes nos visiten con sus familias, pues somos uno de los primeros países en bellezas naturales”.

El gobierno promete destinos turísticos “seguros” a los súper ricos en vez del necesario combate a la desigualdad social – Brasil está entre los países más desiguales del mundo – es una política de seguridad que ataca a la mayoría de la población que necesita empleo, educación, vivienda y salud. O sea, el discurso está totalmente en sintonía con su política de seguridad volcada hacia el extermínio, como fue el reciente decreto sobre la posesión de armas.[3]

Mirá también:  Rompimiento de dique minero produce otra tragedia en Brasil

En relación a los temas económicos, Bolsonaro como era de esperar, prometió reformas para mejorar el “ambiente de negocios”, afirmó que va a “disminuir la carga tributaria, simplificar las normas (…) Trabajaremos en la estabilidad macroeconomica, respetando los contratos, privatizando y equilibrando las cuentas públicas”.

Para los megainversores internacionales Bolsonaro fue genérico por demás, sin embargo,  su discurso deja clara la línea política que seguirá con el centro en la contrarreforma  previsional, las privatizaciones, la reducción aún mayor de impuestos para los más ricos –  Brasil es uno de los países que menos cobra impuestos para las grandes fortunas.

 

Medio ambiente, indígenas y barrios pobres están en la mira

Para Bolsonaro “somos el país que más preserva el medio ambiente” y que “nuestra misión ahora es avanzar en la compatibilizacion entre la preservación del medio ambiente y de la biodiversidad con el necesario desarrollo económico, recordando que son interdependentes e indisociables”.

En verdad,  Brasil es uno de los países que más desmonte en el mundo, de su Bosque Atlántico quedó en poco más de 7%, más de 60% del Cerrado fue extinto, la Selva Amazónica viene siendo desmontada intensamente por la ganadería y agricultura extensivas y los territorios indígenas y barriadas son sistemáticamente atacados por el latifundio.

Para agravar la situación, el Incra (instituto responsable de la reforma agraria) está subordinado al Ministerio de Agricultura que es comandado por una representante de los latifundistas, la Funai (órgano responsable de la política indígena) fue subordinada al Ministerio de la Mujer, de la Familia y de Derechos Humanos que es conducido por una religiosa fundamentalista y el Ministerio de Medio Ambiente está conducido por el “negacionismo” en relación al calentamiento global.

Quiere decir, será llevada adelante una política que en nada va a “compatibilizar” el desarrollo agrario con el medio, en verdad, los ataques a los territorios y la violencia contra los indígenas y las barriadas tiende a crecer.

 

Lacayo del imperialismo yanqui

En el tema de las relaciones internacionales fue repetida la cantinela de que será “implementado una política en la cual el sesgo ideológico dejará de existir”.

En verdad, Bolsonaro defiende una ideología de extrema-derecha en toda línea. En relación al tema internacional no es diferente, está alineado con el Estado sionista de Israel, con toda la derecha latinoamericana y con el populista de derecha Trump.

Bolsonaro, fue uno de los primeros gobernantes, luego de Trump, en reconocer al presidente autoproclamado de Venezuela, Juan Guaidó, en un intento abierto del imperialismo y la derecha de no reconocer la decisión de la mayoría del pueblo de ese país que en las últimas elecciones eligió Nicolás Maduro. [4]

 

El conservadurismo como hilo conductor

En la parte final del discurso retomó un tema que le es caro a Bolsonaro, el conservadurismo de las costumbres, afirmando que “vamos a defender la familia y los verdaderos derechos humanos; proteger el derecho a la vida y a la propiedad privada (…)”.

Quedó como un claro ataque a la diversidad, a los derechos de las minorías, de los marginados y de los movimientos sociales, como el MST el MTST. Uno de los ejes centrales del gobierno Bolsonaro es imponer una derrota estructural a los de abajo, una especie de (semi) bonapartismo que se base en la represión directa a los movimientos sociales para que pueda avanzar cualitativamente en la explotación y opresión.

Mirá también:  Comunicado | El Nuevo MAS convoca a acto y movilización contra la Cumbre del G20

El discurso de Bolsonaro en el Foro Económico Mundial, que pese a las generalizaciones y superficialidades, fue una síntesis de lo que está siendo y de lo que pretende ser su gobierno. Hasta ahora impuso medidas importantes, como el nuevo Decreto de Desarmamento, pero en relación a su capacidad de imponer contrarreformas profundas, como la previsional sin una importante resistencia desde abajo, está por verse.

 

La máscara comienza a caer

Bolsonaro que fue electo en gran medida sobre la promesa de que “librará al país de la corrupción” viene sufriendo un desgaste por los escollos en el armado de su gabinete. Pero la explosión han sido las denuncias de corrupción contra su hijo Flávio Bolsonaro.

Además del caso del chofer y asesor de Flavio, Fábricio Queiroz, que repartió más de 20 mil reales para la esposa del presidente y está siendo investigado por lavado de dinero, esa semana investigaciones de la Procurará Pública del Estado puede abrir una crisis importante del gobierno.

La prisión de jefes de la milicia de Río de Janeiro envueltos en ocupaciones de tierras, asesinatos, extorsión y otros crímenes – dentro de ellos el posible asesinato de Marielle – tiene ligazón directa y orgánica con Flavio y toda la familia Bolsonaro, demostrando cuán ético es ese “núcleo familiar”.

Ese proceso ese de investigación que ya provoca un desgaste del capital político del gobierno que,  dependiendo de la evolución, puede alcanzar directamente a Bolsonaro y dificultar el proceso de contrarreformas que tiene que pasar por el Congreso.

 

La movilización de masas es el factor decisivo 

La clave de la situación depende de la resistencia directa, no está en los movimientos en la superestructura.

En ese sentido, no se puede prever de antemano cómo será la reacción de las masas respecto de los ataques a sus condiciones de vida. Pensamos que la tendencia es la de que haya resistencia ante cada uno de los ataques del gobierno, pero la cuestión que siempre se coloca es que es preciso superar la actual fragmentación, las maniobras y frenos burocráticos.
En esa coyuntura cumple un papel importante la posición política de las organizaciones independientes, como el PSOL y otros, en el sentido de hacer una campaña sistemática desde las bases por la unificación de las luchas, comenzando contra la “reforma” previsional.

Por otro lado, no podemos perder ninguna oportunidad de presentarnos como alternativa política para los trabajadores frente al lulismo y demás informaciones burocráticas.

Por esa razón, en el debate sobre la Presidencia de la Camara de Diputados, es fundamental mantener la candidatura del PSOL, de Marcelo Freixo, con un programa de enfrentamiento radical a los ataques del gobierno, de forma que sirva principalmente para impulsar las luchas y resistencia en las calles.

[1] Evento anual internacional que se caracteriza por reunir Jefes de Estado, Ministros de Economía, políticos internacionales, grandes financistas y empresarios  y economistas renombrados.

[2] Tema trataremos en una nota específica.

[3] Vea https://socialismooubarbarie.org/post/com-novo-decreto-bolsonaro-quer-armar-seguidores

[4] Vea https://socialismooubarbarie.org/post/rechacamos-marcha-golpista-em-caracas

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre