El Astillero vuelve a la calle por la paritaria

El día de hoy, los trabajadores del Astillero Río Santiago se movilizaron nuevamente por reclamos salariales y la re activación de la planta.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Los trabajadores rechazaron la propuesta salarial del gobierno que el gremio quería aceptar

El conflicto de  los trabajadores del Astillero Río Santiago sin duda viene siendo uno de los más importantes del año, marcando en la agenda elementos de radicalización política y de lucha como hace años no se veía. La novedad es que en el marco de la política de ajuste del gobierno de Vidal hacia el conjunto de los trabajadores, se conoció el ofrecimiento de la paritaria para el Astillero. El gobierno, valiéndose de la situación de plancha y de impasse de las luchas a nivel nacional y provincial, ofertó una suma fija de 6700 pesos para los meses de noviembre y diciembre, y que no alcanza a la totalidad de la fábrica. No hay otra forma de verlo sino como una provocación de punta a punta. Es por eso que en el marco de una asamblea general los trabajadores rechazaron la oferta salarial y contrapropusieron una paritaria del 40% y una marcha el día jueves a la Legislatura provincial, desbordando una vez más a la política de la conducción del gremio que quiso por todas las vías posibles aceptar esa propuesta y dar por finalizado el año para el Astillero y la lucha. Sin embargo todavía se hacen sentir bien fuerte las reservas que tienen los trabajadores para salir a la calle y revertir la situación de plancha de los últimos meses.

La clave es la reactivación

En los próximos días se van a cumplir los dos meses de la mesa de concertación armada entre el gobierno, la Pastoral Social y la conducción del gremio de ATE Ensenada que fue armada durante la toma del Ministerio de Economía. A estas alturas del conflicto es necesario sacar un balance de estos meses y plantear las perspectivas de desarrollo que tiene la lucha.

La toma del Ministerio fue el punto más alto de la lucha del Astillero. Durante ese día estaba planteada por la vía de los hechos la unidad en la lucha con los trabajadores del Estado, empezando por los del Ministerio de Economía. Eso hubiera dado un salto en calidad a la perspectiva de la reactivación del ARS y hubiera servido para dar un impulso enorme a la lucha por la paritaria en el Estado. Ese día la conducción del gremio en conjunto con el PCR, pero ayudado también por el PTS, definió levantar la toma de espaldas a los trabajadores sin asamblea general entre gallos y medianoche. Cambió la lucha por la mesa de concertación, que tiene como único contenido un acuerdo de paz social que se mantiene hasta ahora y que en gran medida logró sacar al Astillero de la calle. Fue una política equivocada que no sólo generó una situación de plancha y retroceso en la lucha, sino que no puso en cuestión la definición cerrada del gobierno de no reactivar la fábrica. En muchos casos las treguas nunca son tales, y en éste es favorable al gobierno que sigue con su plan de ajuste y desgaste de los trabajadores, por la vía de los descuentos, y los sucesivos ataques a conquistas que forman parte del convenio colectivo.

Mirá también:  Encuentro de trabajadores de la Alimentación en San Luis

Junto con esto el Gobierno de Vidal dio un salto con el proyecto del Presupuesto 2019 para la Provincia de Buenos Aires. Si bien todavía no se aplicó, el proyecto establece que al Astillero le va a quitar unos 400 millones de pesos. De esta manera, casi todo el ingreso percibido va a estar destinado a los sueldos de los trabajadores, pero nada de plata para los insumos necesarios para terminar las obras en construcción ahora, como es el caso de los buques Eva Perón y Juana Azurduy, por los cuales se va a empezar a pagar multas por el vencimiento de los plazos de entrega, y mucho menos se va a destinar plata para futuros proyectos, lo cual deja a la fábrica completamente improductiva. Pone al Astillero en una situación de vulnerabilidad muy grande. Sin embargo, el hecho de que no haya habido despidos hasta ahora marca los alcances que tuvo la lucha de los trabajadores y que hizo retroceder hasta ahora al gobierno en sus planes originales de dinamitar el ARS. Pero este escenario podría cambiar si se abandona la calle. ¿Cuánto tiempo se pude sostener una fábrica de 3200 trabajadores que no produce?

La pelea por la reactivación del Astillero significa evitar que pase ese Presupuesto de miseria y ajuste. El problema es que la política del gremio es aceptar sin chistar el presupuesto bajo la excusa de que no habría despidos. Sin embargo, eso es pan para hoy hambre para mañana. Lo que es peor es que quieren imponer a los trabajadores una plancha ya no sólo de dos meses sino de un año, esperando a las elecciones de Octubre. El proyecto de ATE Ensenada es el armado con el PJ y los K, con el caballito de batalla de “hay 2019”. Quieren subordinar cualquier posible lucha a las elecciones y así dejan pasar todo el ajuste para este año y el que sigue, esperando que con otro gobierno se pueda negociar mejor. Es una mentira que haya chances de reactivación con este gobierno o el que venga con el plan económico del FMI. ¡Hay que desbordar a esta conducción del gremio y volver a imponer la lucha en las calles!

Mirá también:  El SMATA Córdoba entrega a los trabajadores de Renault

En este contexto, la marcha que se va a realizar el jueves a la Legislatura por la paritaria es muy progresiva porque reabre la perspectiva de volver a la calle, marcando una vez más que las cosas se consiguen luchando y no con acuerdos de paz social. Es necesario garantizar e imponer al gremio que el conjunto de la fábrica se movilice. Sólo con la intervención de los trabajadores se puede avanzar en este conflicto. Pero es clave que todas las acciones de lucha tengan como norte principal evitar la aprobación del Presupuesto y reabrir una perspectiva de financiamiento para que el Astillero sea productivo y 100% estatal. Esa es la mejor forma de destrabar la pelea salarial que todavía sigue abierta.

Agustín Macchi 21/11/2018

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre