El ajuste a las pensiones por discapacidad

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Por Luz Licht

A partir de una resolución de la Agencia Nacionalidad de Discapacidad (268/2018), publicada el martes de la semana pasada en el Boletín Oficial, se oficializó un nuevo y brutal ataque a quienes perciben pensiones por discapacidad. Es una respuesta a un fallo desfavorable al gobierno de Macri, que en enero 2017 declaró la inconstitucionalidad del recorte que dejaba sin pensiones o las suspendía a miles de beneficiarios, tal fallo fue apelado a la vez que se presentaba esta resolución.

En ese momento como ahora, se utilizó un decreto del menemismo del año 1997, el  423/97 que ponía una serie de requisitos a partir de los cuales se concedía el beneficio con un criterio absolutamente restrictivo. Todo esto  va contra los postulados de la Convención por los Derechos de las Personas con Discapacidad a la que adhirió Argentina desde 2008.

En una maniobra para despojar de este derecho a miles de personas, la Agencia Nacional de Discapacidad insta a responder en el marco de diez días la notificación de la baja, de no presentarse a ANSES se perderá el beneficio ya que no fue ratificado el cumplimiento de los requisitos, esto es un verdadero escándalo y una provocación total. La quita puede llegar a 170 mil pensiones.

Veamos en qué consisten los requisitos para percibir una pensión por discapacidad para Cambiemos y a partir de los cuales ANSES juzgará la posibilidad de continuar cobrándola:

(…) Podrán acceder a las prestaciones sólo quienes estén “incapacitados en forma total y permanente”, con un porcentaje de incapacidad del 76 por ciento o más con certificación médica. Además de otros requisitos legales, establece que el peticionante “ni su cónyuge por un régimen de previsión, retiro o prestación no contributiva alguna”. Pero va más allá porque además señala que no deben tener parientes que “estén obligados legalmente a proporcionarle alimentos” ni tampoco “poseer bienes, ingresos ni recursos que permitan su subsistencia”. Es decir, que una persona que tenga solamente un auto, según el detallado, no podría acceder al beneficio.[1]

Prácticamente es una burla el criterio con que se establecen los requisitos y tiene la clara orientación de excluir de la posibilidad de una ayuda o pensión del Estado a quienes lo necesiten, cuestión que se vuelve más necesaria si vemos que al calor de la devaluación brutal los precios de alimentos, medicación se han ido por las nubes y que para cubrir las necesidades de personas con discapacidad el presupuesto de una familia se aprieta el doble en este contexto.

[1]https://www.pagina12.com.ar/144981-la-nueva-maniobra-para-recortar-pensiones

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre