Población en riesgo

El abandono de los geriátricos y el coronavirus

Al ya conocido caso de contagio masivo en el geriátrico de la localidad de Saldán en Córdoba, ahora se suman 19 contagios entre empleados y pacientes en un geriátrico del barrio porteño de Belgrano.

Mateo Romero y Javier Torres

Las similitudes no sorprenden. Primero dió positivo un empleado (o 4 personas, no está claro), en 4 días ya eran 19 los positivos. La institución también es de administración privada, los pacientes compartían habitación de a 2 o 3 personas. El Ministerio de Salud de la ciudad nos dice que todos los casos están bajo control, solo uno presenta neumonía. Al momento de escribir la nota todos los pacientes y personal que dio positivo está siendo trasladado fuera del recinto, tanto por PAMI, por prepagas o por SAME. Al mismo tiempo se confirmaba la noticia del fallecimiento del cuarto paciente del geriátrico de Córdoba.

También sucede en CABA que los familiares denuncian el abandono por parte del médico director del lugar como por parte de los dueños, de los cuales no se conoce ni siquiera los nombres. El director de la institución llamó a una hija de un paciente para decirle que se quede tranquila y que las chicas (por el personal de lugar) que se estaban haciendo el testeo eran ‘vagas’, que no había de que preocuparse… descarado cinismo. La situación de los geriátricos en el país es tal que puede suceder los que pasó en Italia y el resto de Europa, donde los adultos mayores fueron quienes más murieron por la pandemia y el deterioro de la salud pública y privada.

En apenas 12 días desde que se conoció el primer caso Covid-19 positivo del médico del geriátrico Santa Lucía de Saldán y se informara que eran 27 los contagiados (21 pacientes y 6 empleados), los casos de contagios se multiplicaron a 65 (53 pacientes y 12 empleados) y 3 pacientes fallecidos en las últimas 24 horas (lo mismo puede llegar a suceder en CABA). Ante esto, la Provincia, desde el Ministerio de Salud, decidió este lunes clausurar el geriátrico.

Aunque ya antes se habían difundido graves fallas sanitarias que habrían causado el contagio del médico (prestador del PAMI en el geriátrico), hasta el momento el Ministerio de Salud provincial sólo había denunciado al director y dueño del geriátrico de posible negligencia. Hay que agregarle que un día antes de que se conociera el contagio del médico, hubo otro paciente fallecido por neumonía y se sospecha que también puede haber sido una muerte por coronavirus, pero no se hicieron las pruebas correspondientes en ese momento.

Mirá también:  Ford Pacheco: Trabajador internado por Covid-19

A su vez, el intendente Cayetano Canto de Saldán informa que hay otros pacientes en estado grave de salud que se encuentran internados, advirtiendo que lo peor aún no pasó.
El caso de este geriátrico se trata del mayor contagio en un solo espacio del país, pero esto no es casualidad. Los familiares y vecinos denuncian que en él los pacientes mayores se encontraban hacinados. Y cabe señalar que al día de hoy no hay acuerdo respecto la cantidad de pacientes que había en la residencia: según Canto, se trataban de 74 más 35 empleados, según el director del lugar, se trataban 70.

A este punto cabe recordar lo que denunciaba el primer médico contagiado en el hogar, en una carta que hizo pública:

“Quisiera aclarar que previendo la grave situación que se aproximaba y la alta vulnerabilidad a la que se encuentran expuestos los adultos mayores y la institución misma, propuse al Director Médico que organizara y se anticipará a la contingencia. Sugerí definir un protocolo de acción con el propósito de prevenir y normatizar las acciones adecuadas. (…)

Lamentablemente, no se consideró pertinentes mis sugerencias.

En el geriátrico no había elementos de protección, no había alcohol en gel y las manos se las secaban en una toalla comunitaria o en los ambos, solo ponían un rollo de papel por día para secarse las manos.

No prepararon adecuadamente al personal.

No se definieron las zonas de aislamiento y circulación.

No restringieron a tiempo el acceso de visitas, cuando debió hacerse anteriormente”.

Lo cierto es que estas instituciones reflejan la situación en que se encuentra la salud del país después de años de desfinanciamiento. Porque los adultos mayores cuentan con la obra social de la nación, que es PAMI, y así como se destruyó la Salud Pública, también se vació la cobertura de los jubilados. También es el caso de quienes cuentan con prepagas carísimas, que en última instancia se encuentran en los mismos geriátricos privados.

Los jubilados y adultos mayores se ven en la situación de tener que residir hacinados y sin las condiciones de salud necesarias. También quienes los cuidan trabajan en pésimas condiciones, teniendo que buscar trabajo en varias instituciones, en ninguna tienen condiciones de seguridad e higiene, como jabón para lavarse las manos o siquiera papel y toallas limpias, ni hablar de los salarios o trabajo asegurado. A lo cual se suma el rol nefasto de PAMI, ya que demora el traslado de los pacientes a hospitales. Y esto teniendo en cuenta que los hospitales en este momento tienen lugar para pacientes con coronavirus, ya que se que se los habilitó para recibir esos casos y derivaron el resto a otras clínicas. Además, tampoco hay rotación de personal de salud para que asistan las residencias, exponiendo aún más a las enfermeras, trabajadores y pacientes. En este momento un personal de limpieza se encuentra asistiendo a todos los pacientes que quedaron aislados en el geriátrico de Belgrano.

Mirá también:  Francia: los obreros de Renault resisten despidos masivos

En el caso de Córdoba tuvieron que fallecer 4 pacientes (uno de ellos aún se encontraba en la residencia) y pasar 12 días para que, finalmente, las autoridades decidieran trasladarlos a hospitales y clausurar definitivamente la institución.

Es un entramado complejo, en donde en primer lugar la responsabilidad es del PAMI y el desfinanciamiento de la salud. Por otro lado el negocio de la salud privada, los dueños de los geriátricos que se enriquecen con este negocio que hace con el estado y la inacción de los gobiernos que conociendo esta situación no intervienen, o lo hacen demasiado tarde.

Creemos que la salud no puede ser un negocio. Se debe aumentar el presupuesto para la salud y la obra social, los geriátricos al ser espacios donde habitan las personas mas vulnerables de la sociedad a la pandemia deben cumplir todos los requisitos de distanciamiento social, rotación del personal, higiene y protección necesarios, para que así se cuiden a los adultos mayores y jubilados ¡No podemos permitir que suceda lo mismo que en Europa! Los gobiernos nacional y provincial tiene que avanzar en tomar medidas para cuidar a los/as que nos cuidan. Los trabajadores y trabajadoras de salud tienen que organizarse para exigir y hacer efectivo estos cuidados. Hay que rotar el personal de los hospitales. Se deben hacer testeos masivos, medida que en Argentina está muy por detrás. Poner en pie laboratorios para procesar los testeos. Reconvertir la industria para abastecer de todos los insumos necesarios para dar respuesta a la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Lectura recomendada

Deutscherismo y estalinismo

“Para que el concepto de la personalidad adquiera un sentido real y el desdeñoso concepto de las ‘masas’ deje de ser una antítesis que se alza ante la idea filosófica privilegiada de la ‘personalidad’, es necesario que las propias masas conquisten por sí mismas una etapa históricamente más elevada por medio de la palanca de la revolución o, mejor dicho, de una serie de revoluciones” (León Trotsky, Mi vida). El 80° aniversario del asesinato de León Trotsky es una oportunidad para volver sobre su vida y su obra, así como sobre el balance de la c...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre