Covid-19

EEUU: La crisis del coronavirus se agudiza en varios Estados y Trump hace agua

Texas y Florida se han convertido en el nuevo foco de la infección, batiendo rècords de casos diarios y muertes por la propagación del Covid-19.



El último lunes, Estados Unidos acumuló 49.000 casos y 300 muertes (con números récord en varios Estados), totalizando 3.463.559 contagios y 138.088 muertes desde el comienzo de la pandemia. Florida batió todos los récords de casos diarios con más de 15 mil en un día.

Mientras la zona noreste del país (Nueva York, Boston), región en la que comenzó el crecimiento de los contagios hace algunos meses, está finalmente bajando sus cifras (por primera vez desde el inicio de la pandemia, Nueva York registró 0 muertes este lunes), en los Estados del Sur y el Oeste del país se está desatando un rebrote masivo. La tendencia es clara: en los Estados donde se mantiene algún tipo de cuarentena y medidas sanitarias básicas, la tendencia es a reducir los contagios; en los Estados donde se reabrió la economía después de la primer oleada de casos, los contagios se dispararon rápidamente.

Florida, por ejemplo, alcanzó el récord nacional de casos en un solo día, con 15000 casos el lunes (el récord anterior era de 11400 en California), sumando 269.800 caso en el estado desde el inicio de la pandemia. Además, las muertes aumentaron más del 100% en sólo 3 semanas, con un promedio de 73 por día contra 30 anteriores (La voz, 13/7/2020), y también aumentó un 40% la cantidad semanal de hospitalizaciones (1700 contra 1200 anteriores), lo que muestra que no se trata simplemente de un aumento en los casos sino también en los casos graves que requieren atención médica o incluso cuidados intensivos. Esto redundó rápidamente en un déficit de camas hospitalarias y especialmente de Unidades de Cuidados Intensivos (las famosas UCIs o UTIs). En Miami – Dade, que concentra la mayoría de los casos del estado, se duplicaron las hospitalizaciones en dos semanas y ya se ocuparon el 80% de las UCIs disponibles, cifra que aumenta hasta el 96% en el caso de algunos condados pequeños como Clay o St. Lucie o incluso al 100% en algunos hospitales. Este lunes, el alcalde de Miami – Dade debió anunciar el cierre de los recientemente abiertos espacios de esparcimiento (bares, restaurantes, gimnasios, salones de baile, etc.). Sin embargo, el gobernador de Miami, el republicano trumpista De Santis, se niega a tomar medidas que vayan a contramano de la orientación federal (como sería una mínima cuarentena).

Mirá también:  Que la cuarentena se levante en función de la pandemia, no por presión de los empresarios

Tan sólo dos días antes de que se registraran estas cifras récord se había anunciado con bombos y platillos la reapertura al público del parque de Disney World en Orlando, una muestra de cómo el gobierno de Trump da vía libre para que los grandes empresarios sigan facturando sin prestar mayor atención a una situación sanitaria y social que ya es dramática y puede derivar en tragedia en cuestión de días.

También en California debió anunciarse el cierre de bares y todos los comercios que operaban “bajo techo” este lunes, luego de registrarse 7700 casos diarios, con ritmos de contagios que no bajan hace semanas y varios focos de contagio localizados en comercios gastronómicos. Como consecuencia de este nuevo repliegue económico, la bolsa de Wall Street cayó un 0,9% en la tarde, luego de lo que parecía una recuperación del 0,8% en la mañana del mismo día.

En el enorme estado sureño de Texas (uno de los bastiones de la base social trumpista) se registran 6000 casos diarios y la situación sanitaria es crítica: de 69000 camas de hospital disponibles, ya hay 58800 ocupadas (el 81%). Los alcaldes de Austin, San Antonio, Houston y Fort Worth alertaron en los últimos días que los hospitales estaban al límite y se agotaban las UCIs. A este ritmo, a San Antonio le queda una semana para quedarse sin camas en absoluto. En la ciudad de Rio Grande, 10 de los 12 hospitales existentes ya alcanzaron el límite de su capacidad de internación luego de que los ingresos se duplicaran en las últimas dos semanas. También en Texas viene habiendo cruces entre los gobiernos locales de los condados demócratas y el gobierno estatal republicano, que se niega a implementar cualquier tipo de cuarentena.

Los estados sureños de Nevada y Arizona, por su parte, registraron cifras record de hospitalización en los últimos días, ocupando respectivamente el 68% y 84% de su capacidad hospitalaria (en Arizona, además, se alcanzó el 89% de la capacidad en UCIs). Además de estos casos puntuales que mencionamos, 14 estados de los 50 que componen EEUU alcanzaron cifras record de contagios en las últimas semanas (es decir, su número de contagios diarios más alto desde que comenzó la pandemia.

Mirá también:  (Podcast) América Latina en tiempos de pandemia

En respuesta a esto, el gobierno de Trump está encontrando nuevas complicaciones de cara a las elecciones presidenciales de este año. Tras la rebelión antirracista desatada por el asesinato de George Floyd, la nueva oleadad de contagios en el sur y el oeste del país podrían minar su base social. En los estados del llamado “cinturón del sol” (Florida, Texas y Arizona) que fueran uno de los principales apoyos de Trump para ganar en 2016 y en los que se viene agudizando la crisis sanitaria, el candidato demócrata Biden está ganando varios puntos en popularidad, especialmente entre los votantes republicanos que ven con malos ojos la negligente gestión que Trump viene haciendo de la pandemia. Hasta ahora, Biden se acerca a Trump quedando tan sólo 1 punto por debajo de él en las encuestas, marcando que la crisis del coronavirus podría reconfigurar la escena política en la principal potencia imperialista del mundo.

Mientras tanto, Trump sigue su curso negacionista. No sólo se niega a implementar medidas sanitarias básicas a nivel federal para que los capitalistas continúen sus negocios sin problema, sino que en los últimos días viene impulsando la idea de reabrir las escuelas (ofreciendo financiamiento extra en forma de chantaje para los establecimientos que acepten la vuelta a clases) aún cuando todos los especialistas afirman que lo más crudo de la pandemia está aún por venir en las próximas semanas si no se toman medidas urgentes. Luego de las cifras de este lunes, la propia OMS señaló que “no habrá vuelta a la normalidad en el futuro previsible” con los ritmos actuales y sin nuevas medidas por parte de los gobiernos.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre