La campaña electoral en Córdoba se encuentra en la recta final hacia la votación que tendrá lugar este domingo 12 de Mayo. Por un lado, el gobernador Schiaretti que viene de codearse con Macri y apunta la reelección. Y por el otro, el kirchnerismo de Pablo Carro habiendo bajado su lista producto de negociaciones nacionales. Muchos ojos están puestos en la izquierda, que se viene calificando a pesar de la división que reina en el país y a nivel provincial.

“Ahora que se acerca el momento de votar, que empieza la cuenta regresiva digamos, mucha gente empieza realmente a definir el voto” reflexiona Eduardo Mulhall, que encabeza la lista P238, del Nuevo MAS, Fila 9, como candidato a gobernador. A lo largo de la campaña electoral se ve que hay un lugar para la izquierda “pero la gente se pregunta, y se debate, a qué izquierda votar”.

Efectivamente en Córdoba el electorado de izquierda se disputa entre tres fuerzas: El Nuevo MAS, que representa Mulhall, el FIT cuya lista encabeza Liliana Olivero y el MST que candidatea a Luciana Echeverría para la gobernación. “Nosotros hemos insistido en la provincia, y lo seguimos haciendo a nivel nacional, en la necesidad de unificar a la izquierda para que se transforme en alternativa ante semejante crisis del plan de Schiaretti, Macri y el FMI” agrega Eduardo.

Lamentablemente los reiterado intentos realizados por el Nuevo MAS no lograron su cometido. Mulhall culpa a la “irresponsabilidad” del FIT que “prefirió la especulación electoral de cargos”, mientras que el MST “ha sido inconsecuente políticamente ya que mezcló sus banderas con el juecismo”.


Sin embargo señala que algo tienen en común las listas de Liliana Olivero y Lucía Echeverría: ambas estuvieron del lado de los grandes capitales agrarios en el conflicto del 2008. “Son matices importantes porque hacen a la consecuencia de cada partido, las peleas que ha dado y las lecciones que ha sacado, y al día de hoy ninguno de los dos partidos ha sacado un balance crítico de esas acciones”.


Por eso resalta la consecuencia del Nuevo MAS, que en el 2008 planteo la expropiación de los grandes productores rurales y que ha mantenido la necesidad de la unidad de la izquierda. “Terminamos esta campaña igual que como la empezamos, somos militantes, trabajadores que vivimos de nuestro salario y que apuntamos a representar los intereses de los trabajadores, las mujeres y la juventud cordobesa en estas elecciones entrando a la Legislatura”.

También resalta la oportunidad que se ha abierto para la izquierda luego de que la dirección nacional obligara al kirchnerismo local a bajar la lista de Pablo Carro. “Hay mucha gente que se ha llevado una gran desilusión porque se bajó la lista y hoy no encuentra representación política. No tienen nada que ver con Schiaretti que es la derecha, que apoyó a Macri en todo. Por eso a este sector progresista solo lo puede representar la izquierda” sentenció.

Para finalizar, el candidato a Gobernador invitó al cierre de campaña que realizará el Nuevo MAS este miércoles en la Plaza Agustín Tosco en Córdoba Capital, donde compartirán sus propuestas junto al resto de los candidatos y candidatas, para luego cerrar con una caminata por el centro de la ciudad. “Sabemos que hay un sector muy importante de compañeras y compañeros con los que hemos compartido las calles en más de una ocasión que hoy miran a la izquierda como opción de voto, que entienden la necesidad de la unidad pero también de la independencia política y a todos ellos les decimos que voten al Nuevo MAS este 12 de Mayo” cerró cálidamente.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre