rebelión

    Ecuador: Un retroceso del gobierno que abre una negociación poco clara

    Lenin Moreno retira decreto 883 y la CONAIE desmoviliza. Si bien el gobierno aparece retrocediendo, el desborde y la fuerza de lucha de la rebelión podía derrotar el decreto 883, todo plan de ajuste e imponer la caída del gobierno de Lenin Moreno. Esto no fue así: la negociación de un ajuste “consensuado” es peligrosa

    Redaccion
    Equipo de redacción del portal IzquierdaWeb.


    Con la mediación de la Conferencia Episcopal de Ecuador y la ONU, se abrió una mesa de negociación entre la CONAIE (la organización indígena que encabezó las movilizaciones) y Lenin Moreno. La consecuencia inmediata es que el decreto del «paquetazo» se cae y se levanta la movilización.

    La «mesa de negociación» fue transmitida para que todo Ecuador lo vea pero los contornos del acuerdo son poco claros. Lo único que se sabe a ciencia cierta es que se crearía una «comisión» que incluye a las partes y los mediadores para un «nuevo decreto».

    «Como resultado del diálogo se establece un nuevo decreto que deja sin efecto el Decreto 883. Para lo cual se instalará una comisión que elaborará el nuevo decreto, integrada por las organizaciones movimiento indígena, participantes en este diálogo y el Gobierno nacional, con la mediación de las Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y con la veeduría de las otras funciones del Estado. Con este acuerdo se terminan las movilizaciones y medidas de hecho en todo en Ecuador. Y nos comprometemos de manera conjunta a reestablecer la paz en el país» dice el acuerdo, leído por el representante de la ONU en la reunión.

    Los representantes de la CONAIE, en vez de cuestionar el decreto 883 en sí, se mostraron inclinados por hablar de su institucionalidad. Pidieron que toda nueva medida de ese tipo pase por la Corte Constitucional para que analice su legalidad y constitucionalidad.

    El único que dijo algo directo acerca del paquetazo fue el Ministro de Finanzas, que lo defendió descaradamente diciendo que si se cae «los únicos beneficiarios serían los contrabandistas y los ricos».

    Mirá también:  Perfil de Jorge Triaca: renunció un enemigo de los trabajadores

    En ese marco, sin que nadie dijera nada sobre las consecuencias mismas del paquetazo, acordaron una comisión para la elaboración de un «nuevo decreto».

    Advertimos que es peligroso levantar las movilizaciones. Un «nuevo decreto» tiene aparentemente por contenido sostener el ajuste pero a ritmos y formas «consensuadas» (¿para qué sino un «nuevo decreto» y no simplemente derogar el anterior?) mientras la calle pierde peso y el poder de decisión vuelve a las instituciones que, a no olvidar, siguen encabezadas por el gobierno de Lenin Moreno.

    Si bien el gobierno aparece retrocediendo, el desborde y la fuerza de lucha de la rebelión podía derrotar el decreto 883, todo plan de ajuste e imponer la caída del gobierno de Lenin Moreno. Esto no fue así: la negociación de un ajuste «consensuado» es peligrosa y no está claro que la voz de los trabajadores urbanos haya estado representada en la «mesa». Se cierra un capítulo de la rebelión ecuatoriana pero las cosas no han terminado.

    Print Friendly, PDF & Email

    DEJAR UN COMENTARIO

    Ingresar comentario
    Ingrese su nombre