trabajadores de la educación

Docentes: Ganar las calles por nuestros derechos

Comunicado de la Lista Gris Carlos Fuentealba.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Las elecciones del pasado 11 de agosto dejaron al gobierno de Macri y Vidal knock out. El contundente pronunciamiento en las urnas contra las políticas de ajuste y ataques a los trabajadores mostró el hartazgo de la población. No es para menos: el de Macri ha sido un gobierno directo de los ricos que bajó el salario real, aumentó la pobreza y la desigualdad social, nos reventó a tarifazos e inflación, además del intento de avanzar en reformas anti-obreras como la laboral, la jubilatoria y la educativa. Intentos que fueron derrotados cuando miles de trabajadores salimos a las calles en las históricas jornadas de lucha de diciembre de 2017 poniéndoles un freno.

Por su parte, el resultado de las PASO adelanta que en Octubre el peronismo será el casi seguro ganador y los Fernández el próximo gobierno. Como en muchos lugares puede constatarse que la mayoría de los trabajadores los han votado expresando por un lado el odio al gobierno de Macri y por otro depositando expectativas en que vendrá un gobierno que traerá beneficios para los de abajo.

Sin embargo, cuando comenzamos a ver lo que viene diciendo Alberto Fernández durante la campaña y ahora como casi futuro presidente dista mucho su política de ir en un sentido en favor de los trabajadores. ¿Cómo puede decir que le parece “razonable” que el dólar esté a $60, cuando eso implicó una depreciación de casi 30% del peso y por lo tanto de nuestro salario? Pero esa declaración es sólo un botón de algo más general: Alberto Fernández es un hombre de los mercados, que viene dando claras muestras de seguir bajo la órbita del FMI, de seguir pagando la fraudulenta deuda externa contraída por la banda de saqueadores macristas, que continuará con los servicios públicos privatizados, de que “habría que hacer algún tipo de reforma laboral y previsional”, y así toda una catarata de “señales” que adelantan lo que será: un gobierno amigable del poder económico, del empresariado, de las multinacionales, los bancos y los campestres vende-soja.

Mirá también:  Rebelión educativa | Toma en la Universidad del Comahue

 

Ganar las calles es la tarea

Luego del mazazo electoral contra Macri, los mercados le picaron el boleto y se desplomaron, produciendo una fuga de capitales que devaluó el peso y con ello nuestro salario. En dos días sufrimos una pérdida de casi 30% y los próximos meses veremos un repunte de los precios que ya puede verificarse en todos lados. La primera actitud del gobierno fue echarle la culpa a los trabajadores por lo que habían votado, tratando de meter miedo. Pero la bronca aumentó por estos dichos provocadores y antidemocráticos y trató de salir por otro lado anunciando un paquete de medidas “cosméticas” como la quita del IVA en algunos alimentos y un bono para los trabajadores de nación. Un pack de medidas que no tienen ningún impacto luego del brutal saqueo que significó la devaluación. La gobernadora Vidal, por su parte, se guardó a silencio y ni de bono habló.

La frutilla del postre la pusieron los sindicatos de la CGT y CTA. Siguiendo la tónica de todo el año pasado y del corriente, donde se dedicaron a jugar para la gobernabilidad y no convocaron ningún plan de lucha… Volvieron a repetir la misma “medicina” para la misma enfermedad: frente al ajuste del gobierno la receta es… ¡No hacer nada! ¡Sólo algún comunicado denunciando la devaluación y pidiendo migajas para contener un poco! ¡Pero de salir a la calle nada! ¡Ni un paro! Es que cada vez está más claro que no quieren que la fuerza de los trabajadores salga a la calle y coloque nuestros reclamos en el centro de la escena política, lo que le metería no sólo una fuerte presión al gobierno que tratan de sostener para que “llegue a diciembre” sino principalmente para no subir las expectativas de mejora social entre los trabajadores frente al nuevo gobierno de Fernández que lejos estará de satisfacer nuestros reclamos.

Mirá también:  Paro general | Piquete y movilización en Neuquén

Pero los sindicatos tienen que estar al servicio de los trabajadores, y no de algún gobierno capitalista, sea cual sea. Por eso es momento de que el SUTEBA, y todos los sindicatos se alisten para convocar un Plan de Lucha que empiece por Paro Nacional con movilización a Plaza de Mayo y en todo el país. En este marco los docentes de la Provincia de Buenos Aires y el SUTEBA tenemos que convocar cuanto antes un Paro Provincial con movilización a Gobernación que coloque la necesidad inmediata de un bono de $5000, la reapertura de la paritaria, la indexación mensual de los salarios atada a la inflación y el incremento de las partidas presupuestarias para arreglar las cientos de escuelas que se siguen cayendo a pedazos.

Es hora de que los trabajadores y nuestras organizaciones sindicales intervengamos de forma activa en el medio de semejante crisis económica para que no seamos los que siempre paguemos los platos rotos que las políticas de ajuste empresarial buscan descargar sobre nosotros. Son ellos o nosotros.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre