Discusión en las alturas, malestar y descontento en tierra firme

Congreso de la Federación Internacional del Transporte en Roma

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Ana Vázquez

 

Con menos repercusión que la Cumbre oficiada por el Papa semanas atrás sobre el tema de los ataques sexuales a mujeres y niños/as por parte de integrantes de la Iglesia Católica, se inició esta Conferencia que, si bien no anticipa que aportará nada más que “algo más de lo mismo” sobre las advertencias del cuidado del medio ambiente y los riesgos del cambio climático, tiene su importancia política porque reúne, en un tema de vida o muerte para la humanidad, a jefes de la parte empresarial y sindical a nivel latinoamericano y mundial con la venia del papa Francisco.

Según los trascendidos de la prensa, la anterior Cumbre dejó una profunda decepción en la mayoría de las víctimas y sus familiares. El mejor ejemplo tal vez sea la declaración misógina del Papa al finalizar la conferencia, de que “todo feminismo termina siendo un machismo con polleras”. Con esa expresión descalificó al movimiento de mujeres que envuelve al mundo que, muy a su pesar, ya obtuvo un gran logro, hecho público postCumbre: la condena del cardenal George Pell, encargado de las finanzas vaticanas, por pederastia.

 

Muchos títulos demagógicos y cero resoluciones concretas

Desafíos del Desarrollo de la Tecnología y la Preservación del Trabajo de la ITF (Federación Internacional del Transporte) es el nombre del Congreso llamado en nombre de la Pontificia Academia de las Ciencias, presidida por el sacerdote Marcelo Sánchez Sorondo.

En un mundo convulsionado, la Santa Sede intenta darle un barniz de preocupación “sensible y humana” a una de las mayores tragedias de la humanidad. De paso y tal vez como cuestión “no tan de paso”, además de hacer política mundial en general, hace política doméstica y argentina con los delegados presentes de este país.

En este cónclave, el temario es el centro de la preocupación mundial sobre la productividad del trabajo y la conservación del planeta. Así lo comunica el Sindicato de Camioneros nacional el 26/2/19: “Junto con dirigentes del transporte de todo el mundo y una delegación argentina y con Cámaras empresarias internacionales se desarrollará un debate sobre los desafíos del transporte para colaborar en la reducción del cambio climático en el marco de la visión que plantea el Papa Francisco en la encíclica Laudato Si. También sobre los desafíos de la preservación del trabajo ante el desarrollo tecnológico del sector”.

Mirá también:  Pedido de detención para Pablo Moyano y los enredos mediáticos con el macrismo

¡El desafío del millón! La supervivencia de la humanidad está en peligro. El debate: imprescindible. Los concurrentes: dueños de los medios de producción que depredan el planeta y sus cómplices (directos o indirectos) dentro de las estructuras sindicales dirigentes o movimientos sociales. No es una reunión, desde ya, desde las necesidades inmediatas de los trabajadores, su salud, sus condiciones de vida. Menos sobre las secuelas que quedarán para futuras generaciones. Nos parece más una pantalla que levanta la Santa Sede y sus seguidores para ocupar un espacio que es parte de una discusión de vida o muerte para el futuro de la humanidad.

La discusión de la ecología y los problemas del medioambiente ligados al transporte, como fue este encuentro mundial, tiene el puesto el saco de la patronal. Que es el que le sienta bien a la Santa Iglesia. El de los grandes pulpos económicos y desde el lado de los trabajadores, de sus sectores aliados en mantener el status quo capitalista.

La lista de los más destacados de los presentes habla por sí misma: Participaron del cónclave el presidente de la ITF, el australiano Paddy Crumlin; su secretario general, el inglés Stephen Cotton; el director de investigaciones automotrices de la Universidad de Stanford, el profesor Chris Gerdes; el director de investigaciones automotrices de la Universidad de Stanford, el profesor Chris Gerdes; el economista Jeffrey Sachs y varios empresarios como el ex presidente de Fiat y Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo y Carl-Henric Svamberg, titular de Volvo. De nuestro país, además de Pablo Moyano estuvo presente Gustavo Vera, titular del agrupamiento La Alameda y gremialistas del sindicato de Aeronavegantes, del Peaje y ferroviarios de La Fraternidad.

Mirá también:  La gobernabilidad primero

En la jornada de cierre, en la que entre los disertantes estarán el famoso economista Jeffrey Sachs y varios empresarios de renombre como el expresidente de Fiat y Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, y Carl-Henric Svanberg, titular de Volvo.

De la parte empresaria, entre titulares de grandes empresas y economistas, la concurrencia fue bien europea. De parte de los movimientos sociales y organizaciones sindicales los principales referentes anunciados fueron  los argentinos.

En el cónclave de la organización internacional del transporte tuvo un perfil de relevancia la delegación de nuestro país. País que, no sólo por ser lugar de nacimiento del Papa, tiene suma importancia en Latinoamérica como faro hacia donde se irradian coordenadas políticas que tienen consecuencias en el resto del continente.

Pero el Papa no se reunió con Pablo Moyano y Cía como era la expectativa de los viajeros nacionales y “Francisco le hizo ole a Pablo Moyano” (Expediente Político, 6/3/19).

El “Santo Padre que vive en Roma”, al frente de una institución con experiencia milenaria en manejar el mundo, no quiso comprometerse demasiado, ni un poquito quizás, con la realidad argentina. Ésta le puede dar una vuelta de tuerca que lo deje mal parado.

Los Moyano, Vera y Cía volverán a nuestro país sin poder mostrar la “chapa” de haberse entrevistado con el Papa y así poder versearnos con más autoridad.

Nosotros seguiremos bregando en las calles, sin la bendición de Roma, pero con la exigencia de Paro General a las centrales sindicales, con la convicción y la firmeza que tienen nuestras demandas y nuestra pelea cotidiana.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre