Después del 8M | Cae la Red Antiderechos

Se rescindió el acuerdo firmado entre Macri y las iglesias. El intento de poner en pie una red para obligar a niñas y mujeres a continuar embarazos no deseados fue cancelado después del paro internacional feminista, protagonizado en Argentina por la marea verde.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Romina Roja

El 15 de marzo el titular de la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Castelli, confirmó oficialmente la rescisión del acuerdo entre el gobierno y las iglesias. El mismo establecía la creación de una “Red de acompañamiento a la mujer con embarazo vulnerable” y en su presentación formal se había anunciado que los fondos públicos destinados a la red se utilizarían -entre otras cosas- para poner en funcionamiento una línea de atención telefónica, es decir, un 0800-antiderechos.[1]

En el país de la marea verde, esta alianza entre el gobierno de Macri y las iglesias sólo podía generar un amplio y mayoritario rechazo; y así fue. El repudio masivo al escandaloso intento de seguir torturando a mujeres y niñas obligó al gobierno a incorporar un adenda al acuerdo en cuestión. La misma enmarcaba el convenio en el Plan Nacional de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (Plan ENIA), motivo por el que, desde la red debían informar acerca de posibilidad de la interrupción legal del embarazo (ILE), como también aportar a la prevención de abusos y la violencia sexual.

Sólo un iluso podría pretender que las mismas instituciones torturadoras de mujeres aceptaran la cláusula anexada al acuerdo. Por supuesto, se negaron a refrendar la adenda y argumentaron que sólo ofrecerían información acerca de una única opción: continuar el embarazo a como dé lugar, ya sea para criar al niño o darlo en adopción. Esta negativa motivó la cancelación del convenio.

Sin embargo, hay que mencionar que la mitad de los fondos públicos (más de medio millón de pesos) ya fueron desembolsados por el gobierno a las iglesias y que la baja del acuerdo se pondrá en marcha 30 días después de la notificación de su rescisión. Esto significa que si se pone en funcionamiento la red a partir del 1 de abril -como estaba estipulado- la misma podría funcionar durante algunos días.

Mirá también:  Manuela Castañeira defendió la necesidad de un paro general en Crónica TV

Aun así, se trata de un triunfo para el movimiento feminista. No es casual que una semana después del inmenso paro del #8M y sus movilizaciones, sea noticia la cancelación de la línea antiderechos que pretendió financiar el macrismo.

[1] Ver “Macri y las iglesias lanzan la red antiderechos”, disponible en: http://izquierdaweb.com/macri-y-las-iglesias-lanzan-la-red-antiderechos-2/

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre