De la devaluación a los precios

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

¿Cómo afecta la corrida cambiaria en los precios?

Por Ana Clío

Tras las últimas devaluaciones, ya se habla de recalcular precios. Sin embargo, desde el CEPA (Centro de Economía Política Argentina) anuncian que el mayor impacto se notará en las próximas dos semanas, ya que es probable que se poroduzca un receso en la actividad por falta de precios de referencia y  oferta de financiación en cuotas.

Entre los sectores más afectados se encuentran los relacionados a los precios de los artículos de consumo masivo. Las naftas y el diésel volvieron a subir, por tercera vez en lo que va del mes, a un 1,6 % y un 1,2% respectivamente, según CECHA (Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y afines de la República). Pero, pese a que algunos incrementos ya estaban acordados, como en el caso de las petroleras estatales, lo cierto es que se planeron cuando el dólar estaba a $30, por lo que no descartan nuevos aumentos.

Como se sabe, el aumento del combustible tambien se translada al resto de los productos, sobre todo alimenticios. Algunas empresas de primera línea ya hablan de ir modificando precios ante la disparada del dolar a casi 39 pesos y la caida de ventas (según la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, las ventas minoristas cayeron un 5,8%, mientras que el consumo masivo tuvo una merma del 7,8%). Ya se notan incrementos de algunos productos importados como, por ejemplo, la banana, donde en algunas verdulerías ya se paga un 20% más.

Por otra parte, en otros lugares para que el precio no impacte de lleno al consumidor final, consideran la idea de poner un cupo de venta por persona hasta no tener una lista de precios nueva, mientras que algunos supermercados registran falta de entrega de algunos productos, como la carne y los lácteos, ya que la inestabilidad del dólar hizo directamente retirar a ciertos proveedores de las ventas a sus clientes.

Otras de las preocupaciones que atentan contra la economía del trabajador son las altísimas tasas de interés de un 60%, las más altas en el mundo, que encarecerán todavía aún más los préstamos personales e hipotecarios por estar atados a la tasa de referencia que pone el Banco Central, y tambien la financiación de las tarjetas de créditos en cuotas que podrían incrementarse entre un 120 y 140%.

La corrida cambiaria ya afecta a aquellos que viajaron recientemente al exterior cuando el dólar estaba entre 26 y 30 pesos y ahora tendrán que pagar el resumen de lo que sería de un dolar a 38,99.

De igual manera, no se descarta que las tarifas de los servicios públicos podrían modificarse nuevamente al tener sus componenete atados a un dólar que ayer subió casi 11 % en un día y al borde del 20 % en dos jornadas.

Así las cosas, con una inflación galopante y con propuestas salariales miserables, el gobierno busca, por todos los medios, que la crisis la pague el pueblo trabajador. La situación no solo no dá para más, sino que ya se sabe que va a empeorar. Por eso, desde el Nuevo MAS, anunciamos, como lo venimos deciendo en notas anteriores, que ante una situación como la que se está viviendo, no se puede esperar al 2019.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre