Medio Oriente

Crisis en el Líbano: La rebelión presiona por un “Estado laico”

Opinamos que el pasaje a un estado laico se´ria muy progresivo, pero para hacerlo hay que convocar a una verdadera asamblea constituyente libre y soberana donde el pueblo pueda decidir y donde se garantice además la total independencia del imperialismo, tanto francés como yanqui.



En un artículo anterior, publicado luego de la terrible explosión en el puerto de Beirut[1], hicimos un primer análisissobre el escenario de crisis política, económica y social en que se producía esa tragedia.

Efectivamente,Líbano venía enfrentando una crisis de múltiples aspectos económicos, sociales y políticos,cuando ese estallido mortífero, aún no esclarecido con certeza, no sólo provocó una masacre. También, ha agravado el cuadro de esa crisis múltiple –generada inicialmente por la fallida especulación financiera neoliberal– que viene “consumiendo”al país.

La explosión del pasado 4 de agosto de casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio abandonados durante seis años sin custodia en el puerto de Beirut, mató a más de 200 personas, hirió a más de 6.500, dejó sin hogar a unas 300.000 y asoló parte de la capital mediterránea. Al mismo tiempo refleja el desastre de corrupto sistema que viene de lejos.

Por eso las muertes y derrumbes no fueron las únicasconsecuencias. También hubo y habrá consecuencias políticas. Se derrumbó el gobierno “progresista” de Hassan Diab y ahora en Líbano se va a nuevas elecciones. El puñado de grupos tradicionalesmontados en distintas “familias” y/o corrientes-político-religiosas cristianas o islámicas ya han salido a palestra, la mayoría para tratar de que nada cambie…

Simultáneamente, puede haber sorpresas desagradables para estos sectores…

En ese contexto de suma de crisis y algunas luchas importantes–el creciente malestar económico-social (que viene de lejos) y las consecuencias desastrosas de la explosión en la capital, se mezclan con un fuerte movimiento feminista que ya cumplió dos años de movilizaciones–.

La gran reforma: ¿El Estado laico de Michel Aoun?

En medio de esta realidad en ebullición, ha salido al ruedo una nueva propuesta: la del actual presidentedel Líbano, Michel Aoun, líder del Movimiento Patriótico Libre. Su partido reúne al sector mayoritario de los libaneses cristianos.

El domingo 30 de agosto, en un discurso a la nación, Michel Aoun propuso terminar con el actual sistema de gobierno confesional.

Mirá también:  Chile: El movimiento estudiantil en pie de lucha contra la segregación educativa

Por ejemplo, que el presidente de la República debeobligatoriamente ser cristiano maronita, el primer ministro musulmán sunnita y el presidente del parlamentochiita

Pero el sistema político confesional es unacárcel aún más amplia.No se limita a los altos puestos del Estado.

Por ejemplo, si dos jóvenes quieren casarse, deben tener las mismas religiones, porque no existe casamiento civil.Pero coincidir en esto puede ser una verdadera lotería. Es que en Líbano existen decenas y decenas de organizaciones religiosas reconocidas oficialmente por el Estado, y otras menores y no legalizadas, pero que tallan igualmente y pelean a dentelladas por sus respectivas cuotas…

Además, en un momento de crisis, la fragmentación confesional es un elemento no menor de disolución nacional. Esto se agrava por el factor migratorio. Buena parte de los libaneses son bilingües. Dominan el francés, lo que les facilita mucho la emigración.

El imperialismo francés, con vínculos históricos de dominación del Líbano, quiere aprovecharse de todo esto para remachar el dominio del país como semicolonia. Pero estas situaciones no pueden enfrentarse desde posiciones retrógradas. Por ejemplo, avalar el atraso, la corrupción y el desastre administrativo que llevaron a la explosión y masacredel puerto y la ciudad.

No es casual, en ese sentido, las veloces movidas del primer ministro francés para aprovechar la catástrofe de Beirut. Rompiendo todos los records, Macron abandonó casi inmediatamente todas sus tareas en París y aterrizó allí en medio del desastre. Y, como un “patrón de estancia”, se plantó a dar órdenes a la podrida y desprestigiada “clase dirigente” libanesa, responsable de la matanzadel puerto de Beirut y, en general, de la decadencia y crisis del país. Pero también vino con planes, propuestasy acciones concretas

Macronse apresuró a poner en marcha un proyecto que, si avanzase, sería la recreación en el siglo XXI del ensayo colonial de los años de 1920, el “État du Grand Liban” (Estado del Gran Líbano), en el cual los dirigentes de distintos sectores religiosos y políticos, fueron absorbidos y educados no sólo para hablar y escribir en francés, sino también para ser allí los administradores por cuenta de París.

Mirá también:  Chile: la llama de la Rebelión sigue encendida

Por supuesto hay grandes diferencias, entre ambas épocas, situaciones y proyectos. Pero en esencia se apunta aun giro parecido de relaciones entre Francia, Líbano y ese sector de Medio Oriente que no hay que subestimar.

Lo del “Estado Laico” que propone el “gran administrador” del Líbano, Michel Aoun va en ese sentido:

«El actual sistema confesionalistaya no sirve y se ha convertido en un obstáculo ante cualquier progreso o reforma», ha apuntado Aoun en su intervención. ¡Y tiene razón!

«Hay que mejorar, enmendar y cambiar el sistema libanés. Líbano necesita un nuevo enfoque para gestionar sus asuntos que se debe basarse en la ciudadanía y la naturaleza civil del Estado«, ha argumentado. Entonces, por lo queMichel Aoun ha defendido declarar un «Estado laico», aunque con «diálogo entre los líderes religiosos y políticos para lograr estos cambios constitucionales».

Pero en su proyecto, ese “cambio” se daría en el marco de seguir más que nunca rigiendo al Líbano como semicolonia francesa… sólo que con cambios que “modernicen” esas relaciones e impongan una nueva camada de administradores que estén por encima de los que llevaron al desastre. Un proceso de reforma política que ponga fin al sistema político confesionalista… pero de ninguna manera el sometimiento al imperialismo.

Opinamos que el pasaje a un estado laico se´ria muy progresivo, pero para hacerlo hay que convocar a una verdadera asamblea constituyente libre y soberana donde el pueblo pueda decidir y donde se garantice además la total independencia del imperialismo, tanto francés como yanqui.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Lectura recomendada

Deutscherismo y estalinismo

“Para que el concepto de la personalidad adquiera un sentido real y el desdeñoso concepto de las ‘masas’ deje de ser una antítesis que se alza ante la idea filosófica privilegiada de la ‘personalidad’, es necesario que las propias masas conquisten por sí mismas una etapa históricamente más elevada por medio de la palanca de la revolución o, mejor dicho, de una serie de revoluciones” (León Trotsky, Mi vida). El 80° aniversario del asesinato de León Trotsky es una oportunidad para volver sobre su vida y su obra, así como sobre el balance de la c...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre