Criminalizar a la juventud, bomba de humo frente a la crisis social

Bajar la edad de la imputabilidad, usar a la juventud como chivo expiatorio de la crisis que ellos mismos generaron.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Agustín S.

 

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich anunció este lunes que el gobierno nacional enviará al Congreso el proyecto de baja en la edad de imputabilidad. Lo habían intentado sin éxito en el 2017, pero vuelven a la carga y ya cosecharon la adhesión  de la bancada de los gobernadores peronistas[1].

Según Bullrich, el proyecto que enviarían al Congreso para que se trate en sesiones extraordinarias contemplaría la baja de la edad de imputabilidad penal a los 15 años (hoy la edad de imputabilidad es de 16) para todos los “delitos graves” (homicidio, robo a mano armada, secuestro extorsivo y violación).

Además, se impondría la imputabilidad administrativa para los menores que estén por debajo de los 15 años. Esto implicaría que todos los “menores de 15 años (inimputables) que cometan delitos reprimidos con penas de hasta 10 años por el Código Penal”[2]  entrarán en un “régimen socieducativo terapéutico” [3] para reformar su conducta. En qué consistiría y cómo funcionaría dicho “régimen” (que el gobierno quiere presentar como una medida de prevención del delito y reinserción de los menores), es un misterio.

Resulta totalmente inverosímil pensar que el gobierno de Macri pueda ofrecer algún tipo de prevención del delito y de reinserción juvenil cuando es el primer generador del delito en el país: no hay forma de prevenir el delito si todo el plan de gobierno va en el sentido de excluir cada vez más a los jóvenes del acceso al trabajo y a la educación. Un gobierno que cierra escuelas, recorta el presupuesto educativo y deja a decenas y cientos de miles de trabajadores en la calle, empujándolos a la pobreza o a la indigencia lisa y llana, es el primer responsable de los índices de delincuencia en el país. Ni hablar de la nefasta connivencia del aparato policial (ese que el macrismo está reforzando) con las redes organizadas de delincuencia y de los cada vez más numerosos casos de abuso policial sobre los sectores más empobrecidos de la población.

Mirá también:  El movimiento de mujeres protagoniza actos históricos contra el neofascismo

Así, el gobierno nacional busca endurecer las penas para la delincuencia que él mismo generó, como si llenar aún más las ya superpobladas cárceles con pibes pobres pudiera solucionar el problema de la delincuencia en una Argentina cada vez más golpeadas por la crisis económica.

Hay que tomar este intento de bajar la edad de imputabilidad en su contexto político y teniendo en cuenta de quién proviene. En los últimos días, Bullrich anunció una batería de medidas para fortalecer el aparato represivo[4] como parte de una avanzada represiva que el macrismo viene ensayando en los últimos meses (con medidas como el “Protocolo Chocobar” y el asesinato de militantes sociales en la previa del G20).

No es casual que este intento de endurecer la represión por parte del macrismo se de a pocos días de que Bolsonaro asumiera su cargo en Brasil. El gobierno de Cambiemos quiere aprovechar el auge de estos sectores[5] para instalar una agenda política reaccionaria en la Argentina y lograr dominar el debate electoral a partir de la derechización de los debates políticos de la sociedad. Así, podemos ver claramente delineada su estrategia electoral: apoyarse en el odio de la clase media gorila a quienes están apenas un escalón en la pirámide social debajo de ella. Se trata de la fórmula clásica de enfrentar a los pobres con los menos pobres mientras los únicos que salen ganando son los que hacen un negocio monstruoso con este gobierno de Ceos.

 

 

[1]    A través de Pablo Kosiner (diputado salteño que responde a Urtubey) y Miguel Pichetto (jefe del bloque de senadores del PJ), que se pusieron a la vanguardia en la colaboración con Macri. https://www.lanacion.com.ar/2208760-la-baja-edad-imputabilidad-divide-posturas-congreso

Mirá también:  Un clima de rebelión popular recorre Nicaragua – Derrota del gobierno de Ortega

[2]    https://www.pagina12.com.ar/166844-despues-de-las-taser-la-baja-de-imputabilidad

[3]    https://www.infobae.com/politica/2019/01/07/el-gobierno-quiere-bajar-a-15-anos-la-edad-de-imputabilidad-y-propone-la-creacion-de-regimen-socio-educativo/

[4]    Ver “Cambiemos propone una reserva militar para avanzar en la represión” http://izquierdaweb.com/cambiemos-propone-una-reserva-militar-par-avanzar-en-la-represion-2/ y “Bullrich comprará 300 pistolas Taser para endurecer la represión” http://izquierdaweb.com/bullrich-comprara-300-pistolas-taser-para-endurecer-la-represion/

[5]    No se trata sólo de Bolsonaro en Brasil sino de un fenómeno internacional, que se expresa en el gobierno de Trump en EEUU, el nacionalismo xenófobo de Marine Le Pen en Francia y grupos proto-fascistas en el resto de la Unión Europea (Gran Bretaña, Bélgica).
También vale la pena hacer notar que, en la Argentina, otros sectores a la derecha de Macri intentan entrar en el debate electoral. Es el caso de Olmedo, que se entrevistó con Bolsonaro hace algunas semanas y ya lanzó su precandidatura.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre